Escribiendo a hombros de Dashiell Hammett: ¡HISTORIAS DE DETECTIVES ASOMBROSAS!

Podríamos buscar mil razones que expliquen por qué las historias de detectives llevan más de 150 años siendo devoradas por los lectores, pero para no liarnos demasiado creo que podemos mencionar la principal: porque molan, como diríamos en los ochenta. Molan y mucho.     Ya sea un detective de la escuela de Poe, Conan Doyle o Agatha Christie, para quienes la razón es su mejor arma, o bien de la escuela de Hammett, Chandler o Ian Fleming, cuyos detectives se desenvuelven mejor con la ironía y un revólver, todos ellos han conseguido cazar a cada generación de lectores.     En el ebook de este mes veintinueve nuevos detectives nacen bajo la estela de Dashiell Hammett y, por supuesto, de Sam Spade.

CONCURSO DE RELATOS XXXI Ed. EL HALCÓN MALTÉS de DASHIELL HAMMETT


¡Damas y caballeros, bienvenidos a una nueva edición del concurso de relatos de El Tintero de Oro! Habrán comprobado que este mes hemos comenzado con cierto retraso, el motivo es que ¡han robado nuestro tintero de oro! 
    Durante dos días he estado buscándolo por todas partes, pero ha sido inútil. Finalmente, he acudido al despacho de un detective llamado Sam Spade quien, por el módico precio de sesenta dólares más gastos, se ha comprometido a encontrarlo. Viendo mi desesperación —¡cómo iniciar la edición sin nuestro tintero dorado!—, ha tenido a bien prestarme la figura de un halcón maltés para colocarla en su lugar en la cabecera.
    Dice que está hecha del material con el que se forjan los sueños.

CONCURSO DE RELATOS XXXI EDICIÓN: EL HALCÓN MALTÉS de Dashiell Hammett

Está temporada estamos homenajeando no solo a grandes escritores, sino a fundadores de nuevos géneros literarios. H.G. Wells lo fue de la ciencia ficción moderna; Dickens, del cuento de Navidad; Capote de la Non fiction novel… ¿Y Hammett? Bueno, digamos simplemente que es el fundador del género más publicado en papel o rodado en celuloide en el s. XX. Antes de él existía la novela enigma en la que un detective elegante y superlisto descubría al delincuente gracias a la razón. Con Hammett se inicia la novela negra tal y como la conocemos, la novela que a la trama criminal se añade la realidad de la calle y la denuncia social. El detective privado, después de Hammett, no solo usará la razón, también se servirá de los puños y las pistolas. Además de su particular visión de la vida.

EL JOVEN INSATISFECHO Y DESNORTADO

Llamándote Samuel Dashiell Hammett parecería que estás predestinado a convertirte en escritor de novela negra. Y es que hay nombres que casi anticipan lo que la persona será en el futuro, aunque en el caso de Hammett el Destino fue realmente juguetón.
    Porque desde luego que no hubiera sido una buena apuesta pensar que el niño nacido un 27 de mayo de 1894 en una granja tabaquera de Baltimore se convertiría en uno de los mejores escritores del s. XX y fundador de la novela negra moderna. No había en su familia ninguna relación con la Literatura, aunque eso no quiere decir que Hammett no heredara de sus padres unos rasgos que desde luego lo llevaran a ella, aunque eso sí: dando un enorme rodeo.
    De su padre, Richard Thomas Hammett heredó su gusto por lucir un porte y aspecto distinguido algo que combinaba bien con su debilidad por las mujeres, pero también la dependencia por el alcohol, algo que también maridaba con su incapacidad de mantener un puesto de trabajo. De su madre, Annie Bond Dashiell adquirió ciertas ínfulas existenciales que la hacían fabular sobre el origen de su apellido con los hugonotes galos Dashiell provendría del apellido francés De Schiells, lo que llevaría al joven Hammett a pasarse la infancia oyendo hablar de castillos y caballeros medievales que entroncaban a su familia materna con los Caballeros de Malta.
    Al matrimonio Hammett siempre le faltaba dinero, lo que llevó a que Dashiell solo estuviera escolarizado hasta secundaria para comenzar a aportar dinero a las arcas familiares. Con catorce años inició un maratón de trabajos variopintos que iban desde mensajero, repartidor de periódicos, estibador, operador de máquina, operador de bolsa o publicista. Ni qué decir que ese vaivén de trabajos tenía más que ver con su desidia y falta de interés que por una ambición laboral. Y es que si su pasión inconfesable eran el alcohol y las mujeres, la confesable era la lectura. Siempre afirmó que su universidad fue la biblioteca pública donde leía de todo, y cuando digo de todo, era de todo. Filosofía, literatura clásica, novelas baratas y hasta manuales técnicos sobre cualquier oficio.
“Me convertí en el empleado insatisfactorio e insatisfecho de diversas compañías ferroviarias, corredores de bolsa, fabricantes de máquinas, de conservas y demás. Por lo general, me despedían.”
   Así era nuestro Sam al llegar al año 1915: Donjuán, borrachín, gandul, pero también con la suficiente cultura y desenvoltura social que le hacían un buen candidato para la oferta laboral que apareció en un anuncio y que rezaba más o menos así:

SE BUSCA: Vendedor animado y con experiencia para ocuparse de una buena línea; sueldo y comisión. Excelente oportunidad para el hombre adecuado para entrar en contacto con una empresa de primer orden.
    
No, no se trataba de una editorial ni de lejos nada parecido. Pero sin duda ese anuncio supuso el primer giro azaroso que lo llevaría a la Literatura.

    Un giro realmente inesperado.

EL AGENTE OPERATIVO HAMMETT

Me gustaba ser detective, era mejor que cualquier otra cosa que hubiera hecho.
Dashiell Hammett

Aunque fuera un recién veinteañero, Hammett debió intuir que la misteriosa oferta de trabajo se trataba de algo realmente gordo cuando lo citaron en una suite de la monumental torre de oficinas de Continental Trust Company, en la que en cada una de sus dieciséis plantas aparecían, como si las protegieran, pequeñas estatuas de piedra con forma de halcón.
    Y es que esa era la forma en la que la mítica Agencia Nacional de Detectives Pinkerton reclutaba a sus agentes operativos. Con anuncios vagos en los que, más allá de títulos académicos, resaltaban las cualidades que buscaban, cualidades que Hammett reunía sobradamente. A su corta edad, su variopinta actividad laboral le había enseñado a moverse por el mundo con desparpajo y la cultura que había adquirido con su lectura frenética le había otorgado la apariencia de un tipo con criterio que podía actuar de manera sensata, serena y discreta.
    A diferencia de los otros trabajos, este si le motivó, pese a que no era un trabajo fácil y se precisaba una dedicación de 24 horas, siete días a la semana, tal y como afirmaba su fundador, Allan Pinkerton: “El ojo del detective no debe dormir nunca”. En esa profesión, aprendería a observar el comportamiento humano y que nadie, absolutamente nadie, estaba libre de pecado.
    Parece ser que eran dos las tareas que se le daban especialmente bien. Una era la de seguimiento del objetivo, cuyo secreto resumió del siguiente modo: “Mantente detrás del perseguido siempre que puedas; nunca intentes esconderte; compórtate con naturalidad, pase lo que pase; y nunca lo mires a los ojos”. La otra tarea en la que destacó sí que podríamos decir que supuso un primer paso hacia la Literatura.
    Para un detective Pinkerton lo primero, por encima de cualquier otra cosa, era el cliente. Y al cliente había que informarle del resultado del trabajo realizado. Esto se hacía, y se hace, con los llamados informes operativos. En ellos se mostraba el resultado de la investigación de manera precisa y directa, dejando muy claro el “quién, qué, cuándo y dónde” y, además, debía adaptarse al nivel de comprensión lectora que pudiera tener el cliente.



    Esta primera etapa como detective concluyó un 24 de junio de 1918, fecha en la que ingresó en el ejército estadounidense con motivo de la I Guerra Mundial. No llegó a pisar un campo de batalla y se pasó buena parte de los cinco meses que faltaban para que terminara el conflicto bélico ingresado en el hospital. Primero por un accidente con la ambulancia en la que trasladaba a los soldados a los hospitales de campaña; después, por algo que estos mismos soldados trajeron de Europa. Algo demasiado pequeño para poder ser abatido con balas.
    Además de la Gran Guerra, hace cien años la Humanidad padeció la pandemia de la llamada gripe española. Una enfermedad terrible que mató a más de cincuenta millones de personas en el mundo. Se calcula que murieron más soldados por el virus que por la propia guerra. Hammett la contrajo en alguno de sus servicios de ambulancia. Se debatió durante veinte días entre la vida y la muerte. Salvó la vida, pero la gripe le dejaría una secuela de por vida en forma de tuberculosis
    Tras licenciarse regresó a la Pinkerton, en una de sus sucursales de San Francisco, durante un par de años más, con jornadas a tiempo parcial, hasta que finalmente tuvo que abandonarlo por razones de salud.
    La tuberculosis terminó con su carrera de detective, pero a cambio le permitió conocer a una enfermera llamada Josephine, Jose, Dolan que se convertiría en su esposa y madre de sus dos hijas. También le dirigió hacia una de las pocas actividades laborales que sí podía realizar.
    Una en la que su arma reglamentaria sería una máquina de escribir Underwood de color negro.

LO QUE LA TUBERCULOSIS TE DA, LA TUBERCULOSIS TE LO QUITA, Y VICEVERSA

Normalmente, cada año supone un punto y seguido en la vida de cada cual. Pero los hay que son verdaderos punto y aparte; y otros en los que los cambios son de tal envergadura que casi podríamos hablar de un nuevo capítulo o hasta una nueva novela en la historia de cada persona.
    1922 fue uno de esos años para Dashiell Hammett.
  Su estado de salud le había hecho abandonar su trabajo como detective. Y no solo eso. Por recomendación de los médicos tuvo que comenzar a vivir de manera “confinada” en su propio hogar para no contagiar la tuberculosis a su hija pequeña. La tuberculosis le hizo conocer a su esposa, pero pronto comenzó a separarla de ella. Por supuesto, también estaba la cuestión económica, aunque esta fue paliada en parte gracias a un préstamo de su padre.
    ¿A qué podía dedicarse un tipo como con una salud tan precaria? Pensó entonces en tareas administrativas y para ello se apuntó a unas clases de secretariado en la Escuela Munson de Sutter Street, donde aprendió taquigrafía y mecanografía, con la que sacar partido a la Underwood de color negro que se había comprado y con la que empezó a trastear sin mayores pretensiones sus primeros textos.
    Su nuevo lugar de trabajo era la mesa de la cocina de su casa y la biblioteca, y en ellos nacieron sus primeros escritos. Eran variados y dispares. Relatos breves, textos de humor, poemas, esbozos de personajes… De entre esa dispersión literaria nació el borrador de su primer relato policiaco: La mujer del barbero. Si bien, no fue ese su primer texto publicado.
    En junio envió un texto de humor de menos de cien palabras titulado Ahí te quedas a un editor al que le debió hacer gracia tanto el texto como la coincidencia de que ambos hubieran estudiado en la Politécnica de Baltimore. El editor se llamaba H.L. Mencken y la revista donde se publicaría era la prestigiosa The Smart Set. Con la venta del texto, Hammett regaló a su familia una cena a domicilio, todo un lujo en sus circunstancias, también le dio un contacto con el mundo editorial. Un mundo en el que los contactos lo son todo; pero, sobre todo, le dio la confianza para seguir escribiendo.
    Ese año 1922 terminaría con la publicación de su primer relato policiaco en una revista por entonces poco relevante, un pulp en el que se publicaba literatura de consumo rápido con el que entretener los trayectos en transporte público o los minutos de la sala de espera. La revista fundada por su compañero de colegio y ahora editor en 1920 se llamaba The Black Mask. El relato se titulaba El camino de vuelta a casa que apareció junto a otras historias de vaqueros, romances, terror y aventuras. La firmó con el pseudónimo de Peter Collison, lo que ya nos hace ver que para ese momento ya hacía planes ambiciosos en el mundo de la escritura.
    Y es que como tantos otros grandísimos autores de género, como Patricia Highsmith o Ray Bradbury, consideraba esta clase de publicaciones como algo poco digno y quería preservar su verdadero nombre para obras de mayor calado literario. Pero Hammett, que no era tonto y además necesitaba la pasta,  se dio cuenta de que buena culpa de que se publicara ese relato la tenía que lo hubiera presentado como un relato inspirado en un caso real de investigación de su época como detective en la Agencia Pinkerton y eso le daba a la historia un plus irresistible para los editores de la revista.
    Hammett comprendió que su futuro literario inmediato estaba teñido de negro y sus letras escritas en rojo carmesí.

Algunas cosas que solo un detective como fue Hammett podía saber

El Agente de la Continental

La lectura de una novela negrocriminal no es lo mismo para el común de los mortales que para un policía, forense, juez o incluso un delincuente. Por mucho trabajo de documentación que realice un escritor de ficción, no es lo mismo vivir la experiencia que conocerla de oídas. No es lo mismo escribir sobre un tipo al que encañonan con una pistola, que sentir lo que es ser abordado a punta de pistola. Hammett reunía las dos cosas y  supo ver pronto el beneficio de tal circunstancia.
    Había leído muchas novelas detectives y su valoración era nefasta, tanto de las clásicas novelas enigma de Conan Doyle como los relatos de acción detectivesca que publicaba The Black Mask. Los consideraba poco realistas y exagerados, además de utilizar un lenguaje poco convincente. También se dio cuenta de otra cosa: los relatos protagonizados por un mismo personaje vendían más.
    Así que en su siguiente relato decidió crear el suyo. Un detective del que nunca sabremos su nombre ni su pasado. Un tipo corpulento, de unos cuarenta años, espabilado, de una moral incorruptible y una ética laboral que ponía a su cliente por encima de todo, aunque en ocasiones el cliente fuera alguien aborrecible. Este personaje aparecería en 26 relatos, 2 novelettes y 2 novelas. Damas y caballeros, con ustedes El Agente de la Continental.
    El debut del primer detective de novela negra moderna se produjo en octubre de 1923 con el relato Incendio Provocado. Narrado en primera persona y con un estilo parecido al que Hammett empleaba en sus informes operativos para la Pinkerton. Volcó en él toda su experiencia como detective para hacernos ver lo tedioso que podía ser el seguimiento a un sospechoso, describiendo meticulosamente cada uno de sus actos de investigación y formando historias inspiradas en situaciones reales que él había vivido.
    Además, como una especie de juego o quizá para dar mayor verosimilitud, incorporó nombres reales de personajes o entidades, aunque, eso sí, evitando que los mencionados pudieran sentirse aludidos. El propio agente que había creado trabajaba para la Agencia de Detectives Continental, en referencia al Edificio Continental Trust Company en el que hizo la entrevista de trabajo para la Pinkerton.
    Hammett, aunque también es verdad que solía exagerar las batallitas, envolvió sus relatos de una aureola de autenticidad, recalcando que él había vivido esas situaciones en primera persona, aunque en realidad solo fuera de oídas. El filón de su pasado de detective como incentivo de venta fue tal que publicaría en la revista The Smart Set, ya con su verdadero nombre, una recopilación de 29 anécdotas reales de detectives titulada De las memorias de un detective privado.
    Lo cierto es que la serie de relatos del Agente de la Continental marcó el rumbo de la novela negra moderna y fue el inicio de personajes y situaciones que se convertirían en clichés, como es el caso de la Femme Fatalle, que introdujo en el relato La chica de los ojos de plata; los usos de las huellas dactilares o el propio aspecto de un detective con sombrero y gabardina.
    El éxito de sus relatos era considerable, pero no le sacaban de pobre. Sus ingresos mensuales no superaban los 50 dólares y, además, en 1925 los médicos le indicaron que su tuberculosis se había agravado y vuelto más contagiosa, por lo que debía evitar el contacto con su familia para proteger a sus hijas pequeñas. Abandonó el piso familiar, alquilando otro en el mismo edificio, con lo que aumentaban los gastos. Además, el éxito de sus relatos había encumbrado a la revista The Black Mask, lo que paradójicamente consiguió que la misma contratara a más autores de género negro, lo que aumentaba la competencia. Y ya no hablábamos de escritores cualquiera, sino de tipos como Raymond Chandler o Earley Stanley Gardner, el creador de Perry Mason.
    En 1926 Hammett necesitaba más dinero y pensaba, con razón, que lo merecía. Así que pidió un aumento de sueldo al editor de la revista Phil Cody que este le negó con, al parecer, unos modos un tanto arrogantes.
    Demasiado arrogantes para alguien como Hammett, que cogió la puerta y dejó la revista.

Un paso atrás

Dicen que los pasos atrás en ocasiones no son un retroceso, sino una manera de tomar impulso. Hammett es un buen ejemplo.
    Tras dejar la revista se interesó por el mundo de la publicidad y para ello se preparó en su universidad particular: la biblioteca pública. Leyó cuanta obra sobre la materia descansara en los estantes. Necesitaba trabajo y quiso la fortuna que una joyería muy popular de San Francisco necesitara un publicista para la redacción de anuncios. Aunque no mediara anillo de por medio, la relación entre Hammett y el dueño de la joyería, Albert Samuels, bien pudiera resumirse con el eslogan de la misma “la casa de las alianzas de bodas afortunadas”. Más allá del aprecio personal que se profesaron, el ambiente laboral de esa joyería era festivo, cosmopolita y elegante, un lugar en el que Hammett encajaba como un guante. No solo septuplicó su sueldo, sino que al contrario que otros escritores, el mundo publicitario le cautivó al punto de escribir un ensayo titulado La publicidad es literatura.
    Sin embargo, el trabajo también le trajo algo más. Los compañeros acostumbraban a irse de copas tras la jornada laboral, algo muy del gusto de Hammett y, ahora, además contaba con dinero para ello. Las horas de trabajo añadidas a las de diversión hicieron que su tuberculosis se agravara al punto de que en cierta ocasión lo encontraran tirado en el suelo de su oficina en medio de un charco de sangre de sus pulmones. Nuevamente la enfermedad trastocó sus planes y tuvo que dejar no solo su trabajo. Su matrimonio hizo aguas definitivamente. Vivir de forma separada ya había enfriado su relación, pero además Josephine ya se había hartado de sus infidelidades que su nueva vida había convertido en una costumbre. La última con una compañera de trabajo, pelirroja pero de piel perfecta, llamada Peggy O'Toole.
    Tras esa nueva recaída, Hammett se quedó solo en su pequeño apartamento en el que tuvo que disponer las sillas de una manera que pudieran servirle de apoyo para poder moverse o ir al baño. Solo le quedaba su Underwood negra y las historias que iba escribiendo sin la certeza de que pudieran ser publicadas algún día.

La materia con la que se forjan los sueños

—Umm..., pesa mucho. ¿De qué está hecho?
—Del material con el que se forjan los sueños.

Así termina la mítica adaptación cinematográfica de 1940. dirigida por John Huston. Una de las frases finales más icónicas de la historia del cine que no aparece en la novela original, algo paradójico si tenemos en cuenta que la película transcribe casi literalmente todos sus diálogos. Fue una aportación de última hora de Humphrey Bogart, sin duda realmente afortunada.
    Catorce años atrás, los sueños eran lo único que le quedaba a Dashiell Hammett. Enfermo, solo y sin trabajo, solo lo mantenían vivo las historias que seguía escribiendo en su Underwood negra. Pero como hemos mencionado, el Destino fue especialmente juguetón con él.
    Su salida de The Black Mask provocó una caída de ventas espectacular que se llevó por delante al editor que le negó el aumento de sueldo. Lo sustituyó Joseph Shaw, un avispado editor que se puso como primer objetivo recuperar a su escritor estrella. No solo le ofreció un aumento de sueldo y trescientos dólares de atrasos. También le ofreció la posibilidad de textos más largos y hasta iniciar novelas por entregas.
    Esta nueva etapa que se iniciaba solo puede calificarse como prodigiosa. El Agente de la Continental regresó con dos novelettes publicadas en 1927: El gran atraco y 106 mil dólares ensangrentados. Bien podrían haber sido su primera novela, dado que una era continuación de la otra. Pero ese privilegio le correspondería a otra en la que la violencia y la acción entraran en ebullición en cada párrafo, como le pidió su nuevo mejor amigo y editor. Para ello necesitaba llevar a su agente a un lugar apropiado y desde luego supo cual era: Personville o como la llamaban sus habitantes, Poisonville (Ciudad del veneno).
    Esta ciudad ficticia estaba inspirada en las ciudades mineras de Butte y Anaconda, ciudades a las que Hammett conocía como detective de la Pinkerton y a las que llegó con el encargo de reventar las huelgas de mineros, algo de lo que no se sentía orgulloso, pero que le hizo espectador de primera mano de la violencia que podía alcanzarse en una sociedad corrupta. En noviembre de 1927 comenzó a publicarse por entregas La depuración de Poisonville en Black Mask. La acogida exitosa le animaría a enviar la obra completa al Departamento editorial de Alfred A. Knopf, en Nueva York, con una carta de presentación bastante humilde: "Les presento una novela detectivesca de acción para que la consideren. Si no estiman oportuno publicarla, devuélvanmela por correo exprés, a cobro revertido". Eso sí, no se olvidó en la misma que estaba basada en su experiencia como detective de la Pinkerton.
    No parece que el señor Knopf la leyera, pero sí lo hizo quien de verdad cortaba el bacalao en la editorial, su esposa Blanche Knopf, una aficionada empedernida de este tipo de historias. De la novela le gustó todo, a excepción del título y un exceso de cadáveres y explosiones con dinamita en la parte central. Hammett le respondió cambiando el título por Cosecha roja y eliminó una decena de cadáveres, además de un par de explosiones. También le dijo que tenía en mente otros proyectos.
    Cosecha Roja se publicaría en enero de 1929. Con ella se fundó el Hard Boiled, la novela negra en la que la denuncia social, la acción y la caracterización de los personajes primaban sobre el juego intelectual de averiguar quién era el asesino. En julio de ese mismo año se publicaría La maldición de los Dain, la última aventura protagonizada por el Agente de la Continental.
    Un par de meses después, Hammett enviaría una tercera novela a Blanche Knopf, según sus palabras era lo mejor que había escrito hasta entonces, con un nuevo detective con el aspecto de un satanás rubio.

EL SATANÁS RUBIO

    Con la aparición de Sam Spade en una novela titulada El Halcón Maltés, los detectives de ficción anteriores ha quedado a la altura del barro.
Gilbert Seldes, The New York Graphic, febrero 1930
La vida volvía a sonreír a Dashiell Hammett. No solo su carrera literaria iba viento en popa, sino que su salud había mejorado lo suficiente para volver a tener vida social e iniciar una relación con una escritora llamada Nell Martin. Con ella abandonaría definitivamente San Francisco para instalarse en Nueva York, cerca de sus editores y acorde con su nuevo estatus tras el pelotazo que la editora Blanche Knopf aventuraba que sería El Halcón Maltés.
    Y es que la señora Knopf tuvo buena culpa de que Hammett se animara a crear un nuevo detective. Su intención, al parecer, era escribir una especie de experimento que consistía en un flujo de conciencia en el que el lector y el detective fueran descubriendo las pistas a la par. La señora Knopf, experta editora, le quitó de la cabeza los flujos de conciencia y le invitó a escribir algo que pudiera leerse y que, además, pudiera filmarse para la gran pantalla en un momento en el que Hollywood empezaba a interesarse en su trabajo.
    Para su nueva novela, pensó que debía jubilar al Agente de la Continental dado que era un personaje ya trillado, con demasiado pasado. Además, si quería una historia filmable, lo primero era dar un nombre a su detective. Un nombre y una personalidad única. Una como la del propio autor.
    A Sam Spade, no solo lo bautizó con su propio nombre de pila, también le hizo vivir en el mismo apartamento en el que vivía Hammett en el 891 de Post Street, le dio un despacho como el que el tuvo en la Pinkerton, una secretaria con el nombre de su prima preferida, un amigo policía llamado como un amigo de su colegio, una femme fatale, inspirada en Peggy O'Toole, la compañera de la joyería con la que mantuvo una relación y, por supuesto, un halcón.
    ¿Y por qué un halcón? Bueno, en una novela tan nutrida de la propia vida de Hammett, una que aspiraba a iniciar una nueva época literaria, sin duda que recordó su primera entrevista con la Pinkerton en el edificio Continental. El edificio en cuyas plantas se erigían la figura de un halcón de piedra. Un pájaro del que había escuchado de labios de su madre la historia en la que los caballeros de la Orden de Malta enviaban anualmente al rey de España Carlos I como tributo simbólico por la cesión de la isla de Malta.
    Por supuesto, también le dio su propia personalidad. La de una persona tenaz, dura y realista, mujeriego, fumador y bebedor. Provocador e irónico hasta lograr desquiciar a cualquiera. Pero también con un sentido de la justicia que lo entroncaba con el ser humano. Como el de un escritor que, consciente de haber escrito una obra maestra, y pese a mantener una relación con otra mujer, no dudó en dedicar su mejor novela a quien estuvo con él en los años más duros de su vida: su esposa, Josephine.
    Las siete ediciones en un mismo año son el mejor dato para comprender el éxito de la novela. Hollywood se hizo de inmediato con los derechos para su adaptación cinematográfica que daría lugar a, nada menos, que tres películas en una década. La primera en 1931, de la mano del director Roy del Ruth, con Ricardo Cortez como Sam Spade; en 1936, titulada Satan Met a Lady, con Bette Davis en el papel de la femme fatalle Brigid O'Shaughnessy; y, por supuesto, la de 1941, dirigida por John Huston y con la que Bogart sería para siempre el rostro de Sam Spade.
    Sam Spade ha pasado a la historia del género negrocriminal con solo una novela y apenas cuatro relatos. Hammett escribiría en los siguientes dos años La llave de cristal y El hombre delgado... y ahí se paró su creatividad. Con la vida más que resuelta, Hammett sucumbió a una vida de excesos que agravarían su enfermedad alejándolo de la escritura y acercándolo a la política.
    Pero eso forma parte de otra historia.



CONCURSO DE RELATOS

Podéis participar en este homenaje a El Halcón Maltés de Dashiell Hammett con un relato en el que el protagonista sea un detective privado. La extensión no podrá superar las 900 palabras.

    Como ya sabéis existen dos modalidades:
  • La modalidad concurso: el plazo es del 3 al 17 de abril, y una vez finalizado deberéis enviar las correspondientes votaciones de acuerdo con las bases que aparecen más abajo.
  • La modalidad fuera de concurso: el plazo es del 18 al 28 de abril, y solo se trata de compartir vuestro relato con el resto de compañeros para su deleite y disfrute.
    Por supuesto, también podéis participar con vuestras reseñas de la novela, del autor o de la celebérrima adaptación cinematográfica dirigida por John Huston y protagonizada por Humphrey Bogart, Mary Astor y Peter Lorre. Podréis hacerlo a lo largo de todo el mes de abril.


BASES DE PARTICIPACIÓN CONCURSO DE RELATOS: 

Si quieres, puedes acompañar tu relato fuera de concurso con esta imagen


Tema: Un relato protagonizado por un detective privado. 

Extensión: Máximo 900 palabras.

Plazo: Del 3 al 17 de abril de 2022.

Participación: Abierta a todo el mundo, salvo los tres autores ganadores de la anterior edición. Eso sí, deberéis contar con un blog donde publicarlo y añadir el enlace en los comentarios de esta entrada.

Votación: Los autores participantes deberán votar siete relatos otorgando siete puntos al que más os guste; seis, al segundo; y así sucesivamente. Se enviarán por correo electrónico a eltinterodeoro@hotmail.com del 18 al 28 de abril. No enviar los votos supondrá la descalificación del relato.

Premios: El 30 de abril de 2022 se celebrará la Gala de Premios anunciando los ganadores. Los tres primeros relatos recibirán un diploma digital acreditativo del mismo. 

    Todos los relatos participantes se incluirán en el ebook digital ESCRIBIENDO A HOMBROS DE GIGANTES

    Más información AQUÍ.

RELATOS PARTICIPANTES 

1. SCIBERNÉTICA IV de José Casagrande, en su blog MUSEO DE LA CONFUSIÓN

2. MUERTE EN EL LAGO de Marta Navarro, en su blog CUENTOS VAGABUNDOS

3. NO SUEÑO SER EL HALCÓN MALTÉS de Albada Dos, en su blog MICRO-REGALOS

4. ANDÁBATA de Juan el Portoventolero, en su blog JUAN EL PORTOVENTOLERO

5. EL CASO DEL DETECTIVE LÓPEZ de Mayte López, en su blog IMÁGENES QUE ESCRIBO

6. AGENCIA HALCÓN de Isabel Caballero, en su blog TARA

7. CASO CERRADO de Flor, en su blog LOS CASOS DEL DETECTIVE BLANXART

8. PIERNAS LARGAS de Mirna Gennaro, en su blog ISLA DE LOS VIENTOS

9. SIMPLEMENTE JULIA de Patricia Fulvey, en su blog ARTESANOS DE LA PALABRA

10. ABERÍ WARÉ, DETECTIVE GUARANÍ de Juana Medina, en su blog FICCIÓN

11. PÓKER DE CONTENEDORES de Ainhoa G. de Alaiza y Guille Blanc, en su blog TODO LO QUE TIENE NOMBRE, EXISTE

12. EL PELUQUERO DEL 404 de Jzkvl, en su blog COLOR Y TIEMPO

13. DEMASIADO CERCA de Cynthia Soriano, en su blog LIBROS, PUENTE A OTROS MUNDOS

14. OTRO MALDITO LUNES: LOS BETANCOURT de delaFlor, en su blog CON ZETA DE ZOMBI

15. UN DETECTIVE PECULIAR de Puri Otero, en su blog DULCINEA DEL ATLÁNTICO

16. HABITACIÓN 115 de Isan Bairu, en su blog UNA CAPA DE BARNIZ

17. EL CASO OLVERA de Ana Piera, en su blog PÍLDORAS PARA SOÑAR

18. DE PÁJAROS Y TRAICIONES de Isra, en su blog EL DESTRÍO

19. PRUDEN POL de Emerencia Alabarce, en su blog VIAJE Y FOTOS

20. EL CASO WELLINGTON de Bruno Aguilar, en su blog MENSAJE DE ARECIBO

21. EL ESPÍRITU DEL HALCÓN de Raquel Peña, en su blog PERLAS NARRATIVAS

22. UN EXCLUSIVO BOLSO DE VIAJE de JM Vanjav, en su blog JM VANJAV EN 500 PALABRAS +

23. ASUNTOS INTERNOS de Pedro Merchán, en su blog EL CUADERNO DE PEDRO

24. HISTORIA DE UN DETECTIVE de Mª Dolores Romero, en su blog EL LIMBO DE LAS PALABRAS NO DICHAS

25. INFIEL de Cristina Rubio, en su blog CAJÓN DE ESCRITURA

26. TRAMA MORTAL de MJRu1z, en su blog ELEEABOOKS


RELATOS fuera de concurso 

1. LAS NORMAS de Pepe de la Torre, en su blog ENTRE UNAS CUATRO ESQUINAS

2. LAS CUALIDADES DEL HUMO de Ángel, en su blog CONTANDO BAJO LA LLUVIA

3. EL CASO DE LA BRUJA SOSPECHOSA de El Demiurgo de Hurlingham, en su blog EL DEMIURGO DE HURLINGHAM

4. EL NOVATO de Josep Mª Panadés, en su blog RETALES DE UNA VIDA

5. SOS INVESTIGADORES ASOCIADOS de JM Vanjav, en su blog JM VANJAV EN 500 PALABRAS +

6. PARA ADELAIDA de Jorge Valín, en su blog ENTRE LAS BRUMAS DE GALLAECIA


otras participaciones 

1. RESEÑA DE LA NOVELA EL HALCÓN MALTÉS de Marta Navarro en su blog CUENTOS VAGABUNDOS

2. RESEÑA DE LA NOVELA EL HALCÓN MALTÉS de MJ RU1Z en su blog ELEEABOOKS

3. RESEÑA DE LA NOVELA EL HALCÓN MALTÉS de Rosa Berros en su blog CUÉNTAME UNA HISTORIA





¡Saludos tinteros!

Comentarios

  1. Hola, David! Jo, un halcón maltés de oro! ¡Qué pasada!
    Pues vaya una vida intensa la de este autor. Y cómo supo sacarle jugo a su condición de espía y usarla en función de. Ya se dice, o no sé dónde lo leí, que se debía de escribir de lo que se supiera, que la documentación está bien pero es insuficiente en caso de querer potenciar cualquier cuestión. La cuestión es saber de algo, sobre todo de algo tan atrayente y rebuscado como el mundo del espionaje y de los misterios de la novela negra. Porque vaya género. Ahora estoy experimentando con él, pero siempre desde el punto de vista que a mí me suele gustar, y es que eso también cuenta.
    Me ha gustado mucho esta puesta en escena escena. Como siempre, el acercamiento que nos traes del genio es un aliciente gigante para animarse a hacer algo. Esta edición tiene que ser una fiesta digna de los mejores thrilers. A ver que se nos ocurre.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe. En realidad fue más detective que espía y la verdad es que Hammett se dio cuenta pronto de que era una buena idea explotar su pasado de detective en la Pinkerton para vender sus relatos. Sin duda que la experiencia en propia persona es algo impagable y una fuente magnífica para escribir sobre ello, aunque tampoco es el único camino para escribir una historia de ficción. La Literatura y el cine están llenos de excelentes historias que muestran procedimientos policiales absolutamente alejados de la realidad, pero en el fondo, lo esencial es la historia que se narra. Si yo leo una novela de virus, te aseguro que no voy a estudiar biología para confirmar que los procedimientos que muestra el autor son reales o no. Con que me lo parezcan es suficiente. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Dios escribe derecho con renglones torcidos, decía Santa Teresa de Jesús, y desde luego que los rodeos de Hammett hasta llegar a su culmen literario bien merecerían una biografía cinematográfica. Qué habría más interesante que un escritor mujeriego, alcohólico y uno de los reyes del género negro. Creo que a partir de ahí se pueden escribir relatos muy jugosos y por qué no inspirados en esa figura como Sam Spade que hoy en día sería calificado con todo tipo de exabruptos je, je. Respecto a El halcón maltés película lo mejor en mi opinión pasa por ese glorioso final improvisado de Bogart que eleva a la película a un nivel casi sobresaliente. Y digo casi, porque al volverla a ver hace algunos unos días me dejó una extraña sensación de cierta impostura en algunas de sus secuencias. Me hubiera gustado participar con la crítica cinematográfica pero el mes de abril se me presenta saturado y eso que estamos empezando je, je. Excelente presentación la que realizas una vez más, David.

    Abrazos y suerte para todos los participantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá dispusieras de tiempo!, pensé en ti, Miguel, con la propuesta. ¿Cómo nos vamos a perder un artículo tuyo de la película y del gran Bogart?

      Eliminar
    2. Gracias, Miguel. En aquella época, beber, fumar y tener cierta vida licenciosa era requisito imprescindible para escribir género negro. Y no solo para escritores en masculino, las escritoras también se cumplían este requisito, como el caso de la gran Patricia Highsmith.
      En cuanto a la película, es cierto que nos muestra unas maneras y relaciones muy distintas a las de nuestra sociedad actual, también la propia narrativa, vertiginosa en esta película, huye de lo emocional y, cuando se acerca un poco, parece un tanto forzado. Pero qué decirte, el género negro clásico norteamericano es una de mis debilidades y me cuesta ponerle peros, ja, ja, ja... Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  3. ¡Hola, David! Una puesta en escena fantástica, y una entrada muy interesante ya que poco conocía yo de este autor, aunque alguna de sus películas he visto.
    Como siempre un placer descubrir cosas nuevas bajo tu pluma.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lebasi. Me alegra haberte dado a conocer un poquito de la vida del padre fundador de la novela negra moderna y del detective que tal y como todos tenemos idealizado. Un abrazo!

      Eliminar
  4. Hola, David. Magnífica entrada como siempre. Las vidas de nuestros autores favoritos son siempre curiosas, aunque por lo general no modelos a seguir. Encuentro muchos paralelismos entre Dashiell Hammett e Ian Fleming, creador de James Bond. ambos bebedores, mujeriegos y con una vida modelada a causa de la guerra (en el caso de Fleming fue la Segunda). Dieron a su personaje estrella una buena pizca de sus vivencias, y si bien Fleming no trabajó como detective en Pinkerton, sí lo haría uno de sus secundarios, Felix Leiter, que lo haría tras quedar seriamente mutilado en uno de sus casos como agente de la CIA junto a su buen amigo James Bond.
    En fin, dejémonos de cháchara y vamos a darle a cerebro en busca de un buen detective que ofrecer a la comunidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bruno. Sin duda, Ian Flemming pasará por nuestro "diván", ja, ja, ja... De hecho, ya lo hemos mencionado en la edición dedicada a Roald Dahl, con quien compartió curso de espionaje. Como le comenté a Pepe, el primer requisito de un escritor de género negro de la época era beber, fumar y mujeriego. Algo que hoy se toma como vicios, pero que en aquella época era la costumbre, quizá ello explique por qué aquellas novelas me parecen mejores que las de hoy en día, je, je, je... Un abrazo!

      Eliminar
  5. Buenos días David y colegas.
    Al comunicar con tiempo más que suficiente los retos programados, normalmente cuando llega la propuesta tengo escrito aunque sea un esquema. No me ha ocurrido así esta vez con "El halcón maltés"., y sin embargo con "Los cuentos macabros" de Poe tengo varios relatos más o menos definidos. Si algo he aprendido de estos retos es a salir de mi zona confortable y experimentar con registros y lecturas no habituales. Sin embargo, tengo que ser sincera, y con El Halcón no he podido... me distraía, no captaba mi atención para nada, tenía que volver a páginas atrás y releer, y eso que las descripciones son de matrícula, especialmente los rasgos triangulares del rostro de Same Spade en su primer capítulo. Vamos, que no le pillo el rollo, sin embargo, esta magnífica entrada tuya, David, de la vida del autor, ha sido como si abrieras la espita de la imaginación, y al menos me han entrado ganas de escribir y alguna ligera idea que no sé si lograré domar.
    La nota personal es que mi señor padre coleccionaba de soltero comics de la época, entre ellos recuerdo "El halcón maltés", lástima que en el transcurso del tiempo se hayan perdido estos impagables ejemplares casi históricos.
    En fin, ¡oído cocina!, haré lo que se pueda, a ver si sale algo comestible.
    Un cariñoso abrazo, David, y gracias una vez por tu titánico esfuerzo en compartir obra y vida de autores que nos motiven.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Es cierto que a la complejidad de la trama y los nombres de personajes que van saliendo a veces nos hace volver sobre lo leído para no perdernos el curso de los hechos que se van sucediendo. Pero creo que eso se compensa con las descripciones, pero sobre todo con los diálogos. Para mí, el mejor máster en diálogos es la lectura de las novelas negras de este período. Impresionantes.
      Esos rasgos de Spade, en forma de V, es una de las mejores descripciones de personaje, pero me temo que de las más inútiles. Todos tenemos en mente a Bogart, aunque la descripción se correspondiera más con la del propio Hammett.
      ¡Ah! Ya he visto que han tardado poco en venirte las musas y, además, aportar esa primera página de la adaptación en cómic de la novela, te lo agradezco muchísimo en lo que enriquece la convocatoria. Veo que me llevaría muy bien con tu padre. Un abrazo!!

      Eliminar
  6. Pues me encanta la nueva convocatoria porque ya iba siendo hora de leer El halcón maltés y volver sobre Dashiell Hammett del que solo he leído Cosecha roja.
    Tu artículo sobre Hammett ha sido completo, preciso y muy interesante. la verdad es que la vida del hombre da para una de sus historias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Pues sí que ya tardábamos en traer al gran Hammett. De hecho estuvo a punto hace dos temporadas, aunque al final me decanté por otro miembro de la Santísima Trinidad del género que diría Camarasa: Jim Thompson. Todavía nos queda Raymond Chandler para el futuro. Sin duda que la vida de Hammett fue intensa, y supo aprovecharlo para enriquecer su escritura. Un abrazo!

      Eliminar
  7. En primer lugar, quiero alabar su extraordinaria entrada, que podría calificarse de relato biográfico. Y es que la biografía de este personaje tan peculiar no tiene desperdicio. Tiene todos los ingredientes propios de la vida de quien prácticamnete de la nada acaba en lo más alto del reconocimiento literario de una época y de un género tan particular como es el negrocriminal.
    Es extraordinario que alguien sin estudios ni formación teórica como escritor, solo con su intuición y su actitud autodidacta, pudiera llegar tan alto.
    En definitiva, has bordado esta introducción al concurso, dándonos alas para participar en él, aunque, como dices, es muy difícil escribir un relato mínimamente creíble de este género sin haber vivido en primera persona lo que se cuenta. Ni soy Hammett ni John Le Carré, je, je.
    Es una lástima que ya no existan (e ignoro si alguna vez existieron en nuestro país) revistas en las que se puedan publicar (o al menos intentarlo) relatos de ficción. A falta de ello, tenemos que conformarnos con los concursos literarios, je, je.
    Veremos qué sale esta vez, si es que sale algo digno de ser publicado (siempre digo lo mismo, pero es así) para participar en esta nueva edición. Solo quedan 13 días. Que estrés!!
    Un fuerte abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep. Si te digo que la primera versión contaba con casi nueve mil palabras ¿me crees? Siempre intento dar un tono de relato a las biografías, que no sean estilo Wikipedia, sino que los hechos muestren cierta continuidad hasta llegar al final, que es la publicación de la obra homenajeada. Me alegra que te haya entretenido, pese a contar con más de 4000 palabras.
      Comparto totalmente lo que comentas respecto a las publicaciones. Prácticamente todos los autores que hemos traído al concurso comenzaron escribiendo relatos que enviaban a revistas pulp y, además, les pagaban por ello. Bradbury, Thompson, Highsmith, Dahl... Todos comenzaron enviando sus historias a publicaciones como Black Mask y ahí se hicieron un nombre. Es por eso que cuando escucho que los "prodigios" de la vida digital tuerzo el gesto. Nos ha traído cosas, pero también nos ha quitado muchas otras. Hoy día es impensable que una editorial se plantee publicar una revista de relatos de ficción y mucho menos pagar por los relatos. La vida digital ha matado esa parte del mundo editorial, como terminará con la prensa escrita. Una verdadera pena y cuyas consecuencias serán impredecibles y me parece que no demasiado buenas. Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Hola de nuevo, David. Al final me he decidido a escribir una historia detectivesca, pero como no he podido evitar extenderme mucho más de la cuenta (son más de 2.500 palabras), he decidido participar fuera de concurso. Para ello, te adjunto el enlace a mi relato en Retales de una vida:
      http://jmretalesdeunavida.blogspot.com/2022/04/el-novato.html
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Gracias, Josep. Me parece que para la próxima voy a quitar ese límite de 900 palabras para los relatos fuera de concurso, ja, ja, ja... Un abrazo y gracias por enriquecer la convocatoria con tu relato.

      Eliminar
  8. La vida de este hombre y su traslado en textos quizás es lo que hace verosímil e interesante las novelas que nos dejo como constancia de aquello que experimento en carne propia.

    Y vaya que hay ese trasfondo historico que nos entregas de una USA pujante y llena de oportunidades. La historia de las casas editoriales parece ser pues a su vez un nicho muy interesante y un tanto secreto.

    Sin duda Hammett es un tipo tan icónico como sus personajes.

    Quiero unirme a este concurso y tengo precisamente un relato que con cierta imaginación bien puede participar:

    https://www.museodelaconfusion.com/2022/03/scibernetica-iv.html

    (y ya que se publico el temario del siguiente ya puedo comenzar a trabajar en una obra de terror a lo Poe...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José. La verdad es que el caso de Hammett fue paradójico. Cuando USA vivía los alegres años veinte, Hammett poco menos que vivía en la miseria. Sin embargo, su situación económica llegó a ser bollante justo cuando llegó el crack del 29. La lástima es que la fama y el dinero que le dieron sus cinco novelas le apartaran de la escritura. Un abrazo y suerte!!

      Eliminar
  9. Hola, David. Nos enfrentamos este mes, a uno de los mayores Macguffin de la historia. No he leído la novela, tengo delito, pero he visto la peli y es que me flipa, jajaja. Intentaremos darle un toque del siglo XXI a Sam Spade en el relato. En cuanto a tu entrada, como siempre, una delicia de biografía, digna de los mas exquisitos paladares, jajaja. Un abrazo , Titán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. En efecto, el MacGuffin de los MacGuffin ese halcón maltés que bien podría haber sido cualquier otro objeto sin que la trama se resintiera. Me alegra que te haya gustado este homenaje a un escritor de vida apasionante, con sus luces y sombras, como lo es cualquier vida interesante. Un abrazo!

      Eliminar
  10. Gracias, David. Tan instructivo y motivador como siempre. Reconozco que no he leído nada de este autor, por eso me acercaré a su obra leyendo El Halcón Maltés. Mientras tanto intentaré escribir un relato que encaje en la propuesta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Sin duda te lo recomiendo. Siempre digo que el mejor máster en cuanto a diálogos y ritmo narrativo es la novela negra clásica norteamericana. Hacen bueno aquello de cualquier tiempo pasado fue mejor. Un abrazo!

      Eliminar
  11. Un autor con una vida realmente de novela. Interesantísimo todo lo que cuentas sobre él y la trayectoria de su vida que has trazado. Estupenda esta entrada, David, muy completa, muy bien documentada y muy agradable de leer.

    Te dejo ya el enlace a mi relato y en unos días volveré con la reseña.

    https://cuentosvagabundos.blogspot.com/2022/04/muerte-en-el-lago.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. Antes de redactar intento empaparme a fondo de la vida del autor para intentar conseguir cierta continuidad narrativa y que no sea una mera cronología de hechos. Me alegra que te haya gustado. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  12. Hola, David
    Pues no he leído el libro, sí que tengo presente la película con este Sam Spade en la cara de Bogart y mientras leía tu artículo pensaba que tal vez debieran hacer un biopic de Dashiell Hammett porque, ¡caray con el escritor! Su vida era puro cine y me lo has descubierto tú, una vez más, porque no tenía ni idea, de nada, sobre este autor.
    Mucha suerte a todos los participantes. Si puedo os seguiré la pista. Estoy tratando de cumplir ciertos compromisos y posiblemente reduzca mis intervenciones en el Tintero pero acudiré a esta ventana de tanto en tanto para distraerme y saber de vosotros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Matilde. La verdad es que estas historias son puro cine como mencionas. Su puesta en escena, su iconografía, su estilo narrativo... las hace míticas, y ese aspecto es lo que hace inolvidable a una historia de ficción. Hammett fue el padre de la novela negra y del detective de sombrero y gabardina, además de otros cientos de elementos que terminaron por convertirse en cliché. Y todo ello con solo cinco novelas. Por supuesto será un lujo contar con tu lectura si el tiempo no te da para la escritura. Un abrazo!

      Eliminar
  13. Hola David , vaya entrada como se nota que te las curras a base de bien
    pero a mi me dejas con una duda en la cabeza , y de que pude tratar mi relato
    si es que me decido a hacerlo , ya que no estoy muy segura.
    pero yo me pregunto , todo esto de los famoso escritores y sus vidas de dónde leñes
    lo sacas , porque esto no esta en google supongo , jajajaaj
    desde que te conocí a ti , y a tú blog , no hago nada más que aprender cada día un poco
    más eso si , si no se me olvida , jajajajaja ya que tengo la memoria como los peces , me pasa como a la pez Doris , que iba buscando a su mama , en las aventuras de Nemo.
    Oye ahora hablando en serio , tienes un correo mío , ya que te quería preguntar una cosita.
    Te deseo una feliz tarde , besos de flor.
    Espero tú respuesta si no es molestia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Flor. Me alegra que me hagas esta pregunta sobre de dónde saco la información. Bueno, por ser tú te hago un making off. Lo primero que hago no es demasiado original, leo la entrada de Wikipedia para tener una idea general del autor. Luego, dependiendo del autor, busco entrevistas originales del mismo. En ellas se saca un montón de información de primera mano. Más adelante, si hay algún punto que me interesa especialmente lo busco en internet y ni te cuento a qué entradas llego. Paralelamente, haciendo honor a Hammett, voy a la Biblioteca que tengo a cuatro pasos y busco biografías y otras obras que hablen del autor. Cuando termino todo ello tengo más de cuarenta mil palabras como material sobre el que ir recortando y escribiendo como si fuera un relato.
      Para esta en concreto, me he servido también de dos libros Un detective llamado Hammett y otro titulado Detectives: realidad y leyenda. Un abrazo!

      Eliminar
  14. Hola, David. Lo primero es, cómo no, felicitarte por esta presentación que en sí misma es un disfrute. Hace unos días leí el libro y seguidamente vi la película y tienes razón cuando dices que los diálogos de la peli son calcados del libro. Supuso una agradable sorpresa porque muchos directores van por libre en las adaptaciones.
    Con lo que no voy a poder es con un buen relato pues, como dice Miguel Pina: "Qué habría más interesante que un escritor mujeriego, alcohólico y uno de los reyes del género negro" y yo no tengo nada de esto. Tal vez podría agarrarme a una botella de wiski por unos días, pero lo demás está descartado. Pero como ganas no faltan, algo haré. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isan. Ja, ja, ja... espero que el relato no te haga caer en el alcoholismo. Bueno, en aquella época, sin duda, beber, fumar y ser mujeriego era la norma. Quizá explique la calidad de aquellas novelas, aunque espero que no sea una condición sine quanon.
      Huston fue un tipo listo, y con una novela tan cinematográfica, con unos diálogos absolutamente antológicos lo mejor es ser lo más fiel a la misma y si tocas algo, como la frase final que sea para mejorarlo todavía más.
      Si te sirve de ayuda, el reto consiste en un relato protagonizado por un detective, no que sea la historia de la resolución de un caso o una investigación de delito en el que al final se descubre el culpable. Perfectamente puedes mostrar cualquier otra faceta de tu detective. Un abrazo!

      Eliminar
  15. Genial presentación. David! Yo viví años enamorada de Bogart gracias a Casablanca y El Halcón Maltés. Por supuesto Hammett llegó literariamente mucho después a mi vida. Mi relato está tratando de cuajar en la selva misionera, que en materia de estratos vegetales y variedad animal tiene tanto como cualquier ciudad cosmopolita de edificios, autos, aparatos y gente. Veremos qué sale. Siempre gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juana. Ostras, esa ambientación puede ser fantástica para incluir a un detective. De hecho, Hammett ambientó uno de sus relatos del Agente de la Continental en una jungla, ahora no me viene el título. Un abrazo!

      Eliminar
  16. Me encantó, qué enorme documentación y qué interesate. Te paso el link de mi detective, muy poquita cosa, porque de todo ha de haber en la viña del señor :-)

    https://albada2.blogspot.com/2022/04/no-sueno-ser-el-halcon-maltes.html

    Un abrazo, y feliz tarde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Albada. Ningún relato de ficción es poca cosa, poca cosa es un tuit o un vídeo de Tik Tok, pero jamás un relato. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  17. He de reconocer que no he leído el libro, pero sí he visto la película. El artículo que nos presentas es una estupenda biografía y todo una base de datos y documentación de lo más interesante y bien elaborada, muchas gracias, nos permite adentrarnos mejor en el mundo de este autor. No soy mucho de relatos detectivescos, así que no sé si con dos semanas voy a se capaz de dar forma a un relato de estas características. Me parece un género muy difícil. Voy a intentarlo a ver si me sale algo mínimamente decente. Gracias por tan estupenda entrada! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mayte. Me alegra que las musas te vinieran solo 24 h después, ja, ja, ja... También te agradezco tus palabras para la biografía del autor. Un abrazo!

      Eliminar
  18. Genial trabajo de documentación, David. Una vez más he aprendido mucho y he conocido a este Hammett tan rico en matices y cuya historia personal explica mucha de su obra, si no toda.
    Estoy en la idea de que leí en su día El halcón maltés o puede que viera la película aunque me extraña porque a mí Bogart me pone de los nervios (me da un poco de vergüenza confesarlo, pero así es, solo me gustó en La reina de África). En cualquier caso me has picado la curiosidad y leeré esa novela de nuevo o de nuevas, da igual.
    Gracias por tan fantástico trabajo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paloma. Bogart solía provocar eso en sus películas: poner de los nervios, ja, ja, ja... Seguro que la has visto, porque es un clásico muchas veces emitido en televisión. El halcón maltés es una obra maestra del género, una de las novelas fundacionales del hard boiled que es la base de la novela negra tal y como la conocemos hoy día. Un abrazo!

      Eliminar
  19. Una reseña magnifica.
    Creo que lo que Dashiell hizo fue incorporar la vieja figura del antihéroe, de la tradición picaresca y cervantina, a la novela criminal lejos del detective infalible a lo Conan Doyle o quizás cubriendo las figuras de Holmes y Watson en un único personaje. Luego está la influencia de la novela gótica, de terror o incluso de los cómics que se popularizaron en mismas publicaciones pulp. Ese toque naturalista y de crítica social también es heredero del naturalismo literario de la propia época que él vivió,Hemingway, Scott Fitzgerald o John dos Passos.
    Un tema muy sugerente.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doctor. Como siempre un comentario enriquecedor. Hammett, como el fundador de la Agencia Pinkerton, detestaban las novelas de Conan Doyle. De hecho existen testimonios que recogen ese desprecio hacia figuras detectivescas que resolvían casos con la simple observancia de las rayaduras en la superficie de un reloj. En los planes de Hammett no estaba escribir novela de detectives, pero fue lo suficientemente listo como para darse cuenta que esa clase de historias podía venderlas mucho mejor si añadía que había sido detective. Luego, le dio su sello personal y al final acabó lanzando el jarrón veneciano como diría Raymond Chandler. Un abrazo!

      Eliminar
  20. Muchas gracias David por aportar tanto con estas presentaciones. La verdad es que no he leído los libros de este interesante autor pero la peli con Bogart sí que la vi. Todo un clásico. Creo que la vida de este autor merece una peli dedicada a él por esa vida tan interesante, donde cada duro golpe iba aparejado de suerte y momentos de grandeza. Nunca he escrito nada de detectives así que esto es nuevo para mí y me encanta el desafío que nos propones. Gracias de nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana.
      Voy a permitirme intervenir antes de lo haga David. Hay dos películas sobre o con Dashiell Hammett que yo conozca. Una es El hombre de Chinatown (1982) de Wim Wenders y otra anterior titulada Julia (1977) de Fred Zinnemann interpretado por Jason Robards en la que Vanessa Redgrave ganó el Óscar a la mejor actriz.
      Un abrazo


      Eliminar
    2. Dr. Krapp, gracias por mencionarme estas películas, las buscaré. Qué bueno que hicieron películas sobre su vida. Saludos.

      Eliminar
    3. Gracias, Ana. Como he comentado más arriba, y por si te sirve, el requisito es que el relato sea protagonizado por un detective, no que se recree una investigación detectivesca. Por ejemplo, sería perfectamente válido el relato de un detective que llega a casa a horas intempestivas y su esposa, o viceversa, lo espera para exigirle que cambie de profesión.
      P.D. ¡Gracias, Doctor! Impagables tus aportes. Por cierto, Hammett fue también el primero en ambientar un relato en Chinatown, fue uno protagonizado por el Agente de la Continental.
      Abrazo doble!!

      Eliminar
  21. Hola David. Otro autor de vida tórrida y creatividad desbordada. No deja de sorprenderme como en casi todas las biografías, el camino al éxito de los autores homenajeados está lleno muchas veces de casualidades que los llevan hacia su destino. Habría que ver si en otras circunstancias llegarían a la misma meta o se quedarían por el camino.
    Vamos a ver si se me ocurre algo para presentar desde mi destierro en esta edición, porque ando falto de inspiración con esto de los detectives. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge. Como bien dices es sorprendente, aunque a lo mejor aquí juega cierto sesgo cognitivo. El azar influye de manera determinante en la vida de cada uno, lo vemos en estos autores, pero porque su talento y los astros se combinaron para llegar a la meta. ¿Cuántos autores de similar talento no tuvieron la suerte de estar en el momento adecuado? Esos nunca los conoceremos, pero seguramente serán mayoría.
      Esta temporada se te acumulan los castigos, ja, ja, ja... Un abrazo!

      Eliminar
  22. Una genial propuesta, David. Será un placer leer a tantos autores y autoras de este gran elenco de tinteros.
    Enhorabuena. Un abrazo con todo cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marina. Será un lujo contar con tu lectura. Un abrazo!

      Eliminar
  23. Este es mi relato, El caso del Detective López imagenesqueescribo.com/2022/04/05/el-caso-del-detective-lopez/

    ResponderEliminar
  24. Que vida tan atareada pasó este hombre, y eso que no gozó de buena salud, poco a poco y con ganas consiguió hacerse notar el mundo de la investigación y eso le valió para luego escribir sobre ese tema.
    Muy interesante todo lo que nos cuentas sobre la vida de Dashiell Hammett y su obra un gran trabajo de documentación y de exposición . Gracias David, en mi caso desconocía a este hombre pero tengo oído hablar de la película El Halcón Maltés, voy a ver si la encuentro y la veo.
    Ahora nos toca a nosotros escribir sobre el tema y la cosa no es nada fácil je je je
    Un abrazo y gracias
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri. Como decía mi abuelo, mira la de cosas que daba tiempo a hacer cuando no había televisión, a lo que añadiría internet. Ver las vicisitudes por las que pasaron, abruma. Sobre todo si las comparamos con, por ejemplo, la mía, que daría para dor líneas bien espaciadas.
      La película es una obra maestra a la altura de la novela. Un abrazo!

      Eliminar
  25. Recibe Mis Consideraciones Más Portoventoleras y Abrileñas, y . .
    https://juanelportoventolero.blogspot.com/2022/04/a-n-d-b-t-a.html
    ...para tu fenomenal tenida literaria.
    ¡¡¡¡¡¡¡ Gracias !!!!!!! 🕴

    ResponderEliminar
  26. Hola. David. Literal y literariamente me has jod... El séptimo arte sin el cine negro sería solo un montón de películas, más o menos vistosas con personajes en papeles encorsetados y sobre actuando.
    Símplemente, con la introducción del autor, que has hecho, se me ha disparado la imaginación. Pero como aquí ya usamos calibre 900 mejor actuo de francotirador, aunque falle, en vez de pistolero barato.
    Le daré un par de vueltas a la posible trama antes de salir disparado a por ella.
    Saludos 🖐🏻

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, JM. Veo que eres de los míos. No hay nada del cine de hoy que pueda ni siquiera acercarse a un fotograma o una escena en la que aparezca la Bacall y Bogart. Estas películas tenían, además, un subtexto lleno de picardía e insinuaciones, algo que hoy ha sustituido esa lacra de lo políticamente correcto que va a lograr hacernos diabéticos con esas tramas tan empalagosas. En el caso de El Halcón Maltés, fíjate como sería la cosa, no se estrenó en España hasta ¡1971! "gracias" a los censores de la época que la consideraban un tanto pervertida. En USA le pasó algo parecido a la que protagonizó Bette Davis. En fin, nada cambia en lo referente a la censura, solo las formas. Un abrazo!

      Eliminar
  27. Propuesta desafiante como pocas. Escribir un buen relato del género policial no es nada fácil. Motivación no falta, al contrario, con tu presentación has puesto a andar el bichito de la imaginación. Veremos qué aportan las musas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mirna. La verdad es que en tu caso ya te he leído alguno que otro, de todas formas por si te sirve, el relato solo exige que el protagonista sea un detective, no que el relato se centre en una investigación detectivesca. Un abrazo!

      Eliminar
  28. Hola! no sé cómo he llegado aquí, pero a través de otra/o bloggera/o amiga/o seguro. Me ha encantado tu entrada, muy instructiva. Y quizá me una a este reto. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mascab. Me alegra que los caminos inescrutables de internet te hayan hecho desembarcar este pequeño puerto literario y, por supuesto, será estupendo leerte si te animas a participar. Saludos!

      Eliminar
  29. Por aquí te dejo mi relato, David... y que los dioses repartan suerte :)

    https://alzapalabra.blogspot.com/2022/04/agencia-halcon.html

    ResponderEliminar
  30. Hola David , aquí te dejo mi pequeño aporte , espero que te guste
    Te deseo un feliz finde , mejor semana Santa , besos de flor.
    https://pandoraysubaul.blogspot.com/2022/04/caso-cerrado.html
    Espero que te lleves una grata sorpresa ,jajajajajaj.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Flor. ¡Miedo me das con esa sorpresa! Un abrazo y suerte!!

      Eliminar
  31. Hola, David! Aquí les comparto mi relato. Espero que les guste. Un abrazo

    https://isladelosvientos.wordpress.com/2022/04/08/piernas-largas/

    ResponderEliminar
  32. Hola David, excelente reseña, un placer leerte, aqui te dejo mi relato, espero les guste, saludos y buen fin de semana. PATRICIA F.
    https://somosartesanosdelapalabra.blogspot.com/2022/04/simplemente-julia-por-patricia-fulvey.html#comment-form

    ResponderEliminar
  33. Salud, David! Aquí va lo intentado con selva y todo:
    https://juanamedinaficcion.blogspot.com/2022/04/aberí-waré-detective-guarani.html
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Saludos David: Un articulo muy interesante cada vez creo más que solo se que no se nada. Aquí te dejamos nuestra aportación detectivesca. Joaquina es nuestra Miss Marple que la disfrutéis.
    https://todoloquetienenombrexiste.blogspot.com/2022/04/poker-de-contenedores.html. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ainhoa. Todos sabemos más de lo que creemos, aunque mucho menos de lo que ignoramos. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  35. Hola, ¡muy interesante lectura! muchas gracias por compartir todo esto.

    Aquí dejo mi cuento:
    https://colorytiempo.blogspot.com/2022/04/el-peluquero-del-404.html

    ResponderEliminar
  36. Me encantan tus artículos, siempre tan completos. Al igual que los retos que nos traes con cada nueva edición.
    Aquí va mi aportación para este reto policial:

    https://librospuenteaotrosmundos.blogspot.com/2022/04/demasiado-cerca.html

    Un saludo, tinteros y ¡suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cynthia. La verdad es que el mérito es del propio Hammett con una vida tan apasionante. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  37. Hola, David, que decirte de la entrada, creo que te lo han dicho todo, en cualquier caso, te tengo que dar las gracias por todo lo que aprende uno aquí.
    En está ocasión no tenia muy clara mi participación, de detectives (y de tantas cosas) no he escrito nunca nada. Espero tener rematado algo para fuera de concurso, ya veremos.
    Un abrazo y suerte a los participantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ángel. Por si te sirve, el reto solo exige que el prota sea un detective, no tiene porque narrar una investigación policial al estilo Sherlock Holmes. Un abrazo!

      Eliminar
  38. ¡Hola! Creo que lo logré, nunca me imaginé escribir sobre un detective.
    Mi relato viene a ser el último de una trilogía, pero no hace falta leer los otros dos para entender la historia. Los tres funcionan bien por separado.

    «Otro maldito lunes: Los Betancourt» de Noelia de la Flor
    Blog: Con Zeta de Zombi

    Enlace aquí:

    https://conzetadezombi.blogspot.com/2022/04/otro-maldito-lunes-buscando-una-coartada.html?m=1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si el enlace es el correcto...

      https://conzetadezombi.blogspot.com/2022/04/otro-maldito-lunes-los-betancourt.html

      Eliminar
    2. Gracias, delaFlor. Me alegra que el reto te haya animado a estrenar la gabardina y la lupa. Cualquier duda sobre el concurso me comentas. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  39. Hola David aquí vengo de la mano con mi detective , apareció de forma inesperada y creo que cumple con lo estipulado en el normas del concurso.
    Un abrazo y gracias

    https://puri-dulcinea.blogspot.com/2022/04/un-detective-muy-peculiar.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri. Siendo el protagonista un detective basta y sobra. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  40. Hola, Ya tengo mi honrado detective. Un dechado de virtudes como no podía ser de otra manera. En cuanto al titulo, tengo que aclarar que, después de ponerlo, miré en Internet y encontré un libro con ese mismo título y la misma temática. Espero que no se considere copia porque a mí también se me ha ocurrido. Publicidad gratuita para él.
    El enlace del relato: https://unacapadebarniz.blogspot.com/2022/04/habitacion-115.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isan. Ja, ja, ja... Veo que no soy el único, cuando titulo algo siempre busco en Google por si existe, la mayoría de veces algo ahí o parecido, pero vamos que es lo normal con todo lo que se publique en internet. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  41. Hola David, te dejo mi participación:
    https://anapieraescritora.wordpress.com/2022/04/12/el-caso-olvera/
    Saludos.

    ResponderEliminar
  42. Hola, David!
    Como siempre, una fabulosa entrada. Llena de información del autor, desde su infancia hasta su madurez. Lejos de quedarte en meros datos biográficos, tu redacción nos los presenta como hechos curiosos y atrayentes. Me gusta este estilo propio que te caracteriza en tus entradas. Ameno y directo. Se me ha hecho corta a pesar de su extensión.Es interesante conocer de donde ha surgido el autor y cómo ha llegado a forjar su genio e ingenio. Me suena el título "El halcón maltés" pero no sé si por haber visto la pedícula. Al autor no lo conocía, pero ahí me quedan las ganas de leerlo.
    No he escrito nada de este género, no sé si participaré. Lo que sí leeré relatos de los participantes, a concurso o no. Eso no me lo pierdo.
    Muchas gracias por toda esa ilusión que impregnas en todas tus convocatorias. Es un rincón de obligada visita este tintero tuyo. ¿Lo encontraste?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jose. Te agradezco tus palabras, siempre intento no pasarme con la extensión pero al final me resulta imposible. Son tantas las cosas interesantes que nos ofrece cada autor que homenajeamos que el trabajo es recortar. Luego intento narrarlo a modo de relato, dividiendo por capítulos con un pequeño cliffhanger para intentar que no visualmente sea un poco más amable. Me alegra que resulte entretenida su lectura.
      En cuanto al reto, basta conque el protagonista sea un detective, no es necesario que el relato verse en torno a una investigación policial.
      En cuanto al tintero, bueno ya veremos qué pasó en la gala, ja, ja, ja... Un abrazo!!

      Eliminar
  43. Hola a todos. He llegado aquí por casualidad para descubrir algo que me atrae como la miel a las moscas: libertad creativa. Prefiero no entrar en mas detalles sobre mi mismo y dejar aquí mi relato, desnudo y casi huérfano de autor, para participar en esta iniciativa:
    https://eldestrio.wordpress.com/2022/04/14/de-pajaros-y-traiciones/

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isra. Bienvenido a esta isla literaria en la que te confirmo que la única norma es la libertad creativa. Me alegra que el reto te haya motivado a participar de ella. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  44. Hola 😘 pasaba por aquí y me he enterado del concurso, veré qué se me ocurre, ya que desconozco del autor, ya leyéndolos veremos que sale. Será un gran reto y aprendizaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Unknown. El único requisito para participar es un relato de 900 palabras como máximo protagonizado por un detective privado. A partir de ahí todo queda a merced de tu imaginación. Saludos!

      Eliminar
  45. Hola David, Aquí ando fascinada con las historias de detectives. Por cierto, ¡he comenzado por el final! 😉🙃 agradecerte la propuesta y encantada también con el autor propuesto, Hammett ,que ha inspirado el relato. Me gustó mucho la presentación de esta convocatoria. Un abrazote
    https://viajeyfotos.blogspot.com/2022/04/pruden-pol.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme. Con Hammett comenzó todo lo que hoy relacionamos con la novela negra y con ese detective urbano de gabardina y sombrero. ¡Qué bueno que ese recurso creativo te haya servido! Un abrazo y suerte!!

      Eliminar
  46. Hola, David. Aquí te dejo el enlace del caso Wellington.

    http://mensajedearecibo-relatos.blogspot.com/2022/04/el-caso-wellington.html

    Que pases un buen fin de semana. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  47. Saludos cordiales desde Venezuela. Bendiciones para todos 🙏. Espero que estén en oración en familia en estos días santos. El desafío de esta edición es interesante, aunque no es mi estilo, la novela negra, ni tampoco mi interés lector. Me atreví a escribir algo, desde mi perspectiva, ojalá sea de su gusto y llene las expectativas del concurso. Acá dejo el link.
    https://perlasnarrativas.wordpress.com/2022/04/15/el-espiritu-del-halcon/. Feliz dias santos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Raquel. Me alegra que te hayas animado con el reto, alejado de las historias que sueles escribir. Con que el relato contenga como protagonista un detective es suficiente. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
    2. Así es, mi estimado David siempre participo con ustedes ❣️ porque para mí no es un concurso veo el Tintero de Oro como una escuela de escritores con grandes maestros. Mis letras se van mejorando gracias a sus enseñanzas. Bendiciones para todos.

      Eliminar
  48. Hola, David. Vuelvo con el enlace a la reseña:
    https://cuentosvagabundos.blogspot.com/2022/04/el-halcon-maltes-dashiel-hammet-resena.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta! Estupenda reseña la que nos regalas. Un abrazo!

      Eliminar
  49. Hola, David. Esta vez no he apurado hasta el último momento, pero tampoco me ha faltado mucho. He hecho un relato negro a la época actual espero que no haya quedado mal del todo:

    https://jmvanjav.blog/2022/04/16/concurso-de-relatos-xxxi-ed-el-halcon-maltes-de-dashiell-hammett/

    Saludos 🖐🏼😎👍🏼

    ResponderEliminar
  50. Hola David..... Tienes que hacer una pequeña corrección creo yo , por que hay una participante
    que creo que se llama Ainhoa , y su relato es este 11. PÓKER DE CONTENDEDORES de Ainhoa G. de Alaiza, ...... creo que debería poner " Póker de Contenedores" o eso creo.
    Besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Flor. En efecto había un D de más en ese título. Te agradezco que me lo hayas hecho notar, ¡rectificado! Un abrazo!

      Eliminar
  51. Buenas noches, David. Este mes , mas apretado que las tuercas de un submarino. Por aquí te dejo mi relato.

    https://elcuadernodepedromerchan.blogspot.com/2022/04/asuntos-internos.html

    Un abrazo, Titán.

    ResponderEliminar
  52. https://limbodelaspalabrasnodichas.wordpress.com/2022/04/16/historia-de-un-detective/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!! Ya sí lo tengo claro para la próxima vez!!
      Y enhorabuena por esta estupenda entrada!!

      Eliminar
    2. Gracias, Mª Dolores. Aquí es donde se dejan los enlaces para que todos puedan verlos, incluido un servidor. Me alegra que el reto te haya animado a compartir tus letras. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  53. Hola, David!! Uffff, te envío el relato por los pelos jajaja. Tengo que confesarte, que me ha costado, porque nunca antes había escrito nada sobre detectives. Sin embargo, también te digo que me alegra mucho participar en este concurso. Tampoco he leído muchas novelas de detectives, las que más me han gustado son El halcón maltes, de Hammett y Cinco cerditos de Agatha Christie. Las dos obras me parecen excepcionales. Bueno, no sé que opinaréis del resultado pero al menos he tenido dos grandes fuentes de inspiración :) Aquí te dejo el link de mi relato https://cajondeescritura.blogspot.com/2022/04/infiel.html Muchas gracias por tu maravilloso artículo, David. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristina. Para quienes no habéis escrito nunca sobre este género el reconocimiento es doble. Un abrazo y suerte!!

      Eliminar
  54. Acabo de publicar la entrada y aquí dejo el enlace por si estoy a tiempo, si no, mala suerte:

    https://eleeabooks.blogspot.com/2022/04/trama-mortal-xxxi-concurso-el-tintero-de-oro.html

    Ya me contarás, David. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, MJ. He visto que lo has subido a tu blog antes de las 0:00 h. Así que entra por los pelos. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
    2. Sí, esta vez he estado al segundo. Este texto se me ha atragantado un pelín. Y eso que lo empecé con bastante tiempo. No encontraba las palabras. En fin, espero que la próxima lo haga con más holgura.
      ¡Gracias por partida doble, David!

      Eliminar
    3. Gracias, MJ. La verdad es que esta vez batiste el récord de apurar el plazo, ja, ja, ja

      Eliminar
    4. Ya veo que hay quien me gana en eso de apurar hasta el último momento. Me alegro de que haya entrado. La música de Mission Impossible, para estos casos en que el reloj está a punto de dictar su sentencia, es un buen incentivo. 😁🥂👍🏼

      Eliminar
    5. Ja, ja, ja... Creo que MJ ha establecido un récord insuperable al publicar el relato en su blog a falta de dos minutos. Un abrazo!

      Eliminar
  55. Hola, David, pues mando mi propuesta. Me he pasado un poquito de palabras pero al estar fuera de concurso dejo la versión extendida:https://entreunascuatroesquinas.blogspot.com/2022/04/las-normas.html?m=1
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe. No hay problema en pasarse un pelín de palabras en los relatos fuera de concurso. Un abrazo!

      Eliminar
  56. Buenas, David y compañía, aquí os dejo el enlace de una pequeña historia que he escrito, fuera del concurso, por si os apetece leerla.
    https://contandobajolalluvia.blogspot.com/2022/04/las-cualidades-del-humo.html
    Un saludo y suerte a los concursantes.

    ResponderEliminar
  57. Tengo un relato para aportar, fuera del concurso.

    https://eldemiurgodehurlingham.blogspot.com/2022/04/concurso-de-relatos-xxxi-ed-el-halcon.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Demiurgo. Por enriquecer la convocatoria con tu relato. Un abrazo!

      Eliminar
  58. David, el enlace del relato del compañero Pepe de la Torre "LAS NORMAS", nos lleva al relato de MJ RUIZ "TRAMA MORTAL"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Te agradezco que me hayas avisado. Lo corregí ese mismo día. Un abrazo!

      Eliminar
  59. ¿Los chinos siempre disparan hasta acabar la munición? Jajajajaj Estoy fascinada.
    En primer lugar, y como es costumbre, deseo suerte a todos. En segundo lugar, gracias por tus entradas sobre escritores. Pero tal y como vas relatando en cada uno de los personajes, con vidas tan ajetreadas, parece lógico que se despierte la imaginación de esa manera y surjan los grandes referentes de la literatura mundial a los que vienes retratando en el blog.
    Un fuerte abrazo, David. Gracias por tu trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macarena. Ja, ja, ja... En efecto, eso es lo que nos dice la experiencia de Hammett en en su profesión de detective. Parece que los chinos tienen el gatillo fácil. Imagino que los escritores de hoy en día también tendrán sus vidas, pero quizá sean más discretos a la hora de darlas a conocer. O quizá ahora son más sedentarios y comodones en comparación a los de antes que se fumaban y bebían la vida a sorbos. Un abrazo!

      Eliminar
  60. Quiero dejar aquí este comentario antes de que se publiquen los resultados porque, para mi que acabo de conocer esto, hay un claro y contundente ganador: David Rubio Sánchez.
    Llegué aquí hace poco, por casualidad. Me atrajo el reto. Después he estado conociendo el sitio y lo que se hace aquí. Tiene un valor impresionante. No solo por la calidad de los contenidos o por la ayuda que suponen para quienes estamos en este largo camino de aprendizaje. También por haber sabido aglutinar tanto talento, y por haber creado una comunidad donde la gente se comunica, se ayuda y comparte inquietudes y experiencias. El tratamiento de las obras presentadas me parece excelente, muy trabajado, con mucho tino. Enriquecedor. Los recursos que se nos brindan para aprender y mejorar son valiosísimos. Como me parece también serio y confiable el planteamiento de los diversos retos, y encomiable el esfuerzo para maquetar los textos y editarlos con tanta dignidad y acierto.
    Yo no me podía conformar con un sencillo "muchas gracias". Hay usuarios, compañeros, que me desean suerte en el reto. Vaya, lo agradezco mucho, pero la verdadera suerte ha sido conocer este sitio, poder participar y, sobre todo, aprender, a mi el resto me importa poco. Espero seguir teniendo tiempo e ilusión para participar y llegar con el tiempo a formar parte de esta comunidad, dar lo mejor de mismo y, tal vez algún día, presentar algún escrito decente.
    Pero si de algo pueden servir mis palabras, ha de ser para dar ánimo a todos, especialmente a David, y sobre todo agradecer a todos vuestra acogida, vuestra compañía y lo mucho que estoy disfrutando con vuestras creaciones.
    Ahora ya sabéis quién se lleva mis 8 puntos. Los demás clasificados, del 7 al 1, no puedo desvelarlos, pero si decir que los más de veinticinco textos que ha parido este concurso merecen el mejor de los aplausos.
    Muchas gracias, un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isra!!! Pero qué bonito y qué de verdad suena este comentario tuyo.
      Si yo fuese David Rubio estaría colorado durante una semana por lo menos. Tienes toda la razón del mundo. Y esto de votar es una cosa muy seria y muy difícil.

      Eliminar
    2. Gracias, Isra. Como comenta DelaFlor me sacaste los colores, ja, ja, ja... No obstante, siempre digo que en este blog mi papel es el de encargado, mantengo la casa limpia (más o menos), preparo la comida y la bebida, pero quienes traéis la fiesta sois vosotros, todos los que venís con vuestros relatos y vuestro entusiasmo para compartir en todo el sentido de la palabra. Compartir para crear una comunidad en la que nos leamos, nos comentemos y nos sentimos a gusto sintiéndonos lo más parecido a escritores.
      Hoy día parece que los blogs son algo un tanto del pasado, que hoy los autores noveles se decantan por FB, Twitter y demás. A mí eso me parece un error, nos hace comodones. Un escritor se conoce a través de sus relatos, es ahí donde muestra su compromiso y talento. Y eso solo puede verse en un blog, no en tuits tipo "qué estáis leyendo", "cómo os sentís al matar a vuestro personaje"... miles de tuits enfocados en darse a conocer por la vía rápida y sin dar nada más que el like de turno.
      Para mí, escribir y compartir es algo más que ese postureo. Es compromiso como el que demostráis todos vosotros en cada participación, eso es lo que de verdad recibo como premio y como halago. Sin vuestros relatos este espacio sería una hoja en blanco, nada más. Un abrazo!

      Eliminar
  61. Hola, David. En esta ocasión no podía faltar con un relato añadido fuera de concurso, así que he hecho uno doble para la ocasión:

    https://jmvanjav.blog/2022/04/26/concurso-de-relatos-xxxi-ed-el-halcon-maltes-de-dashiell-hammett-fuera-de-concurso/

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. P.D.
      De votar solo a siete y botando al resto, en esta ocasión siendo la temática género negro, yo me las he visto de igual color para hacer la selección y posterior clasificación. Así que, la suerte también es jugadora en esta partida, pero los aficionados al tema somos como los detectives protagonistas, perdedores natos; y con un buen trago nos pasaremos al siguiente caso, o reto. 😁🥂👍🏼

      Eliminar
    2. Gracias, JM! Estupendo relato con el que duplicas la apuesta en este homenaje a Hammett. En el concurso no existen perdedores, en Literatura el único mal relato es el que no se ha escrito. Un abrazo!

      Eliminar
    3. La excepción a tu sentencia, David, son mis borradores; los no publicados. En una segunda lectura, muchos de ellos si estuvieran en papel, serían solo dignos de la quema. Aunque me sirven para corroborar que puedo ser peor escribiendo de lo que parezco. En cambio, con la autocrítica, no tengo problemas para aprobar. 😂😂🖐🏼

      Eliminar
  62. Buenas David. Dejo el enlace a mi participación fuera de concurso. Dado que en esta edición no puedo competir me he tomado la libertad de infringir un poquito las normas y pasarme en 64 palabras del límite, espero que no me lo tengas en cuenta. Un abrazo.

    https://brumasdegallaecia.blogspot.com/2022/04/para-adelaida.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge. No hay problema, es más, para el futuro creo que voy a eliminar la restricción de las 900 palabras para los relatos fuera de concurso para que eso no sea impedimento para escribir y compartir. Un abrazo!

      Eliminar
    2. Uf, no me digas eso que la liamos jeje. A ver cuando vemos un relato tuyo, David, fuera de concurso, que tampoco estaría mal.

      Eliminar
    3. Gracias, Jorge. Primero tendría que reactivar mi blog, ja, ja, ja... Bueno, en realidad mi relato fuera de concurso es la gala. Cierto es que presenta muchos condicionantes, pero hay algunas en las que salió alguna historia que bien podría ser un relato. A ver la temporada que viene como se presenta. Un abrazo!

      Eliminar
  63. Hola otra vez, David. Aquí te dejo mi reseña sobre la novela:

    https://eleeabooks.blogspot.com/2021/03/el-halcon-maltes-dashiell-hammett.html

    A ver si me da tiempo de hacer la crítica de la película antes del 29. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, MJ! Fantástica tu reseña, como siempre. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
    2. Gracias a ti, David. Estoy rematando la crítica de la peli. Un abrazo.

      Eliminar
  64. Bien, manteniendo la tradición de vivir al límite, aquí te dejo la crítica de la peli:

    https://eleeabooks.blogspot.com/2022/04/el-halcon-maltes-john-huston.html

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, MJ. Te agradezco muchísimo la reseña. Hubiera quedado un tanto cojo el homenaje sin hablar de la mítica película que la adaptó. Un abrazo!

      Eliminar
  65. Ya veo que han escrito sendos relatos fuera de concurso JM Vanjad, y el amigo Jorge, y las compañeras Rosa y MJ RUIZ reseñas de novela y película. El jodido Covid me ha pillado y me ha vuelto como un calcetín del revés, empiezo a recuperarme y desde que tenga algo más de ánimo me pongo a leeros. Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. ¡Ostras! Espero que te recuperes pronto del bicho. Me parece que a estas alturas lo habremos pasado todos de una manera u otra. Un abrazo!!

      Eliminar

Publicar un comentario