EL CLUB DE LA MICROFICCIÓN Nº 5: UN CADÁVER EN EL ASCENSOR

EN EL TINTERO DE ORO decimos que el mejor sinónimo de escribir es jugar. Y en esta ocasión hemos jugado mucho y, además, con juguetes ajenos.     Y el resultado de ello fueron 42 microrrelatos que hemos reunido en nuestro quinto número de El Club de la Microficción que esperamos os haga disfrutar leyéndolo tanto como a los escritores lo han hecho escribiendo.     I nvítate a un momento de lectura y disfruta de nuestro cuarto número titulado:

GALA DE PREMIOS XXX Edición: DESAYUNO EN TIFFANY'S de Truman Capote



¡Damas y caballeros! Sean bienvenidos a la trigésima gala de premios de El Tintero de Oro. Antes que nada, quiero agradecerles que para tan significada ocasión hayan cumplido con el código de etiqueta solicitado: esmoquin negro y máscara negra, para los caballeros; y vestido largo, negro o blanco, y máscara blanca para las damas.
    La ocasión y nuestro invitado bien merecen este homenaje al mayor evento social del siglo XX: la fiesta de máscaras Black and White que se celebró en el hotel Plaza de Nueva York el 28 de noviembre de 1966 y a la que literalmente acudió la flor y nata de la elite social de la época a excepción de una sola y significada persona.
    Pero un momento de silencio, nuestro invitado ha llamado a la puerta. Permítanme un instante para colocarme mi máscara negra y recibirlo como se merece.
    —Señor Capote, es un verdadero honor contar con su presencia en nuestra trigésima gala de premios.
    —Por supuesto, me lo puedo imaginar —responde mientras se quita el abrigo y el sombrero—. ¿Ha dicho la trigésima? No le parece un tanto irrespetuoso haber esperado treinta ediciones para mi homenaje.
    —Esto…, entienda que…
    —Tranquilo, joven. —Truman se coloca su máscara negra—. Parece que, en general, la prensa y los medios han olvidado mi número o han perdido el buen gusto.
    —Bueno…, ya sabe que usted…
    —¿Falleció? Joven, espero que escribiendo sea más eficaz que hablando. —Truman echa un vistazo a la decoración de nuestra improvisada sala de fiesta—. Dígame, ¿desde cuándo la muerte de alguien es un obstáculo para conseguir una buena entrevista?
    No sabemos qué responder a esa pregunta, así que le ofrecemos una copa y un sonoro aplauso. Ambas cosas logran sacarle una sonrisa.

GALA DE PREMIOS XXX EDICIÓN: DESAYUNO EN TIFFANY'S de Truman Capote

Por supuesto, la decoración de nuestra fiesta no se puede comparar al lujo y el glamour de todo un hotel Plaza en la década de los sesenta, aunque el hecho de que hayamos adornado las paredes con sus fotos y las portadas de sus libros parece satisfacer el ego de Truman Capote. También le ha agradado especialmente un rincón en el que hemos dispuesto un diván, junto a una mesita en la que no falta un paquete de folios amarillos, un lápiz, una cajetilla de cigarrillos, una cafetera y su correspondiente taza, unos sobres de té de menta y un par de copas junto a un Martini y un Jerez.
    —Sin duda se nota que este evento no lo he organizado yo, pero les reconozco buen gusto y el detalle de este rincón. ¿Me permiten recostarme en el diván?
    —Para eso lo hemos colocado, por supuesto puede servirse del lápiz y el papel por si quisiera escribir.
    Todos los asistentes hacemos un círculo alrededor de Truman y el diván, observando cada movimiento de Truman Capote. Él no muestra ningún reparo en sobreactuar la manera en la que se echa en el diván.
    —¿A cuánto se paga un cuento hoy día? Soy incapaz de escribir nada si no me pagan por ello.
    —Bueno, la verdad es que… 
    —¡Ja, ja, ja! —Su risa es aún más aguda que su voz—. Estaba bromeando. Aunque echo de menos la narrativa, escribir es el cuarto de mis pasatiempos preferidos.
    —Qué son…
    —Conversar, leer, viajar y escribir. Por ese orden. Así que permítanme encender un cigarrillo y saborear ese Martini mientras hablamos.
    Durante los últimos días anotamos en una libreta todas las preguntas que queríamos hacerle a Truman, así que la saco del bolsillo interior de mi esmoquin y la abro por la primera página.
    —¿Qué piensa hacer con esa libreta? —pregunta Truman tras una primera y profunda calada a su cigarrillo.
    —Hemos anotado unas preguntas durante la semana y….
    —Déjemela ver un momento —nos pide Truman extendiendo su pequeño brazo. Al dársela, la cierra y la lanza por encima de nuestras cabezas—. El secreto del arte de la entrevista es hacer creer a la otra persona que te está entrevistando a ti. Sin tomar una sola nota, ni  interponer nada entre el entrevistado y tú.
    —Pero no quisiéramos olvidarnos de ninguna pregunta ni ninguna de sus respuestas.
    —Eso significará que o bien no les interesa ninguna de las dos cosas o bien que tienen que ejercitar esa memoria. Espero que lo primero no sea el caso, para lo segundo les recomiendo una práctica que me dio muy buen resultado. —Truman echa un trago a su copa de Martini antes de continuar—: Miren, para un escritor la vista y el oído es esencial, deben acostumbrarse a mirar y escuchar más allá de lo que otros perciben simplemente viendo u oyendo, y además deben registrarlo en su memoria para luego poder mostrarlo en sus historias.
    —¿Qué practica utilizó para ello?
    —Puede que les parezca un tanto extraño, pero en cierta época le pedí a un amigo que me leyera el catálogo comercial de Sears. Al principio recordaba un cuarenta por ciento de los artículos, al cabo de tres meses, el sesenta por ciento. ¡Llegué a memorizar el noventa por ciento!
    —¿Y el diez por ciento que faltaba?
    —No sea tan exigente, ¿a quién demonios le puede interesar el diez por ciento restante? Je, je, je. —Truman apaga el cigarrillo en el cenicero y apura su primera copa—. Logré una memoria fotográfica bastante significativa y la apliqué por primera vez acompañando a una compañía de ópera en una gira en la Unión Soviética. Me pasaba el día observando, registrando imágenes, impresiones y diálogos que luego trasladaba a los artículos y luego a mi obra Se oyen las musas. Cuanta más verdad haya en tu novela, más rico será su contenido.



Tras estas palabras el silencio se apodera de la sala, en el hilo musical comienzan a sonar los acordes de Moon river. Los ojos de Truman, brillantes tras la máscara negra, observan uno a uno a los asistentes, como si nos lanzara rayos X para ver a través de nuestros rostros enmascarados, como si buscara a alguien.
    —Me preguntaba… Nada, es una tontería. —Truman coge el lápiz y juguetea con él—. Así que ustedes también son escritores.
    —Aspiramos a ello, o al menos lo intentamos.
    —¿Y ya saben dónde se están metiendo?
    —En realidad, tampoco tenemos más pretensiones, solo divertirnos contando historias.
    —Ja, ja, ja… Recuerdo cuando yo también me divertía, ¡hace ya una eternidad! —Truman coge la copa y se decide en esta ocasión por el Jerez—. Pequé de la misma inocencia en la que se encuentran ustedes, ignoraba que me había encadenado de por vida a un amo tan noble como despiadado. Cuando Dios te concede un don, al mismo tiempo te da un látigo.
    —¿A qué se refiere?
    —Llega un momento en el que descubres la diferencia entre escribir bien y escribir mal. Luego descubres algo mucho más alarmante todavía: la diferencia entre escribir muy bien y el verdadero arte; es una diferencia sutil, pero salvaje.
    —No sé si nosotros nos dará tiempo de darnos cuenta de ello. La mayoría empezamos a una edad tardía.
    —Tardía o temprana, ¿qué más da? En mi caso comencé siendo niño, más que nada para combatir la soledad y el aburrimiento, pero reconozco que enseguida se convirtió en algo enfermizo. Mi mente zumbaba noches enteras imaginando historias, jugando con personajes, dándole un nuevo final a los hechos vividos durante el día. Me sentía tan excitado que apenas pegaba ojo y eso empezó a hacerme mella. Por suerte, antes de enloquecer, encontré la forma de sosegarme.
    —Que era…
    —El whisky, naturalmente. Tenía unos quince años y por supuesto no podía comprarlo. Por fortuna, contaba con unos cuantos amigos mayores que eran sumamente complacientes en ese sentido y no tardé en llenar una maleta con botellas de todo: desde brandy de zarzamoras hasta whisky Bourbon. Guardaba la maleta en un ropero y bebía sobre todo por la tarde; después masticaba un puñado de Sen Sen y bajaba a cenar al comedor, donde mi comportamiento, caracterizado por largos silencios y miradas vidriosas, se convirtió gradualmente en motivo de consternación general. Uno de mis parientes solía decir: "Realmente, si no fuera porque sé que es absurdo, juraría que está borracho perdido”. Bueno, claro está que esa pequeña comedia, si tal era, terminó con el descubrimiento de la maleta y un relativo desastre; pasó mucho tiempo antes de que volviera a probar una gota.
    —Sin duda, fue un niño peculiar.
    —Reconozco que era justa la consideración de que era un niño excéntrico y estúpido. Detestaba el colegio y lo suspendía todo, fíjese como sería la cosa que el director de una escuela les pidió a mis parientes que me llevaran a un psiquiatra para que diagnosticara mi “subnormalidad” y así poder recibir una educación especial.
    —¿Y lo hicieron?
    —Desde luego que sí, pero… —Truman se detiene para encenderse su segundo cigarrillo—. Pero lo que descubrieron es que mi cociente intelectual era el propio de un genio, je, je, je.
    Le acompañamos en su carcajada.
    —Y ustedes, ¿qué escriben? —nos pregunta Truman a quemarropa.
    —En realidad no gran cosa, cuentos, relatos…
    —¡No gran cosa! —Truman aplasta la segunda colilla de manera enérgica en el cenicero—. Se parece a ciertos escritorzuelos que conocí. Les voy a decir una cosa: el cuento es el más difícil y el más riguroso de los géneros en prosa existentes. Todo el control y la técnica que yo pude alcanzar se lo debo enteramente a mi adiestramiento en ese género.
    —Caramba, no era mi intención menospreciar el género, me refería a que somos escritores noveles con todo por aprender. ¿Nos puede dar algún consejo?
    —Cada cuento es un mundo en sí mismo. Cada relato presenta sus propios problemas y solo los puede resolver el propio autor de la historia, pero como eso a lo mejor le puede parecer una salida por la tangente le diría que la forma correcta para un cuento es descubrir la manera más natural de contarlo. El modo para comprobarlo es sencillo: después de leer el cuento, ¿puede uno imaginárselo en una forma diferente, o parece absoluto y definitivo? Del mismo modo que una naranja es definitiva, algo que la naturaleza ha hecho de la manera precisamente correcta.
    —Eso es más fácil decirlo que hacerlo.
    —Por supuesto, pero ese es el rumbo al que se debe dirigir cualquier escritor. ¿Comprende ahora mejor lo que le dije respecto a que cuando Dios nos da un don también nos da un látigo? Quizá sea exagerado, pero no olvide que soy un estilista. ¡Son tantos los detalles que pueden arruinar un cuento! Basta un ritmo defectuoso en las frases, una coma mal puesta o un párrafo mal dividido y una buena historia se convierte en un mal cuento.
    —Puff, de repente escribir empieza a parecernos un castigo. Hoy se suele diferenciar entre escritores brújula y escritores mapa, según si escriben sin un plan determinado o bien planifican antes su historia. ¿Cómo se definiría usted?
    —Hubo una época en que yo usaba un cuaderno de apuntes en el que hacía esquemas de cuentos. Pero descubrí que eso marchitaba de algún modo la idea en mi imaginación. Si la idea es lo suficientemente buena, si de veras le pertenece a uno, entonces no se puede olvidar: lo acosará a uno hasta que la escriba.
    —Entonces, ¿usted empieza a escribir “a la brava”?
    —Desde luego que pienso y reflexiono sobre la historia, pero cuando creo que la idea está madura no hay que demorar su escritura. Es el momento de coger el lápiz y escribir. Ya habrá tiempo de corregir y revisar cuando el primer borrador esté listo.
    —E imagino que sus revisiones no son poca cosa.
    —Ya les dije que soy un estilista hasta la obsesión. Para mí, la colocación de una coma o el valor de un punto y coma son asuntos nada desdeñables. Aunque me irrite el tiempo que tardo en esa revisión no puedo evitarla.
    —¿Y cómo se consigue un estilo propio?
    —No creo que el estilo sea algo a lo que se llegue conscientemente, de la misma manera que nadie interviene para decidir el color de nuestros ojos. Al fin y al cabo, su estilo es usted. En última instancia la personalidad de un escritor tiene mucho que ver con la obra. La personalidad tiene que estar humanamente presente. Personalidad es una palabra envilecida, ya lo sé, pero es lo que yo quiero decir. La humanidad individual del escritor, su palabra o su gesto frente al mundo, tiene que aparecer casi como un personaje que entre en contacto con el lector. Si la personalidad es vaga o confusa o meramente literaria, cha ne va pas!
    —Y desde luego a usted le sobra la personalidad. Pocas personas se autoproclaman como genio.
    —En mi caso lo puedo demostrar, recuerde que me hicieron unas pruebas de niño que así lo atestiguan. Mire, la humildad y la modestia están muy sobrevaloradas en la sociedad y lo más gracioso es que nadie se las cree. Es una carta de presentación muy hipócrita, cada uno sabe lo que vale y en qué es bueno y no lo es. Casi lo considero una falta de respeto. Yo sé cómo escribo y sé lo que me cuesta llegar a ello, ¿por qué menospreciarlo?
    —Pero esa actitud suele resultar molesta al resto.
    —Solo en apariencia. Créame, los escritores necesitamos llamar la atención, atrapar toda la luz de los focos. Si quiere haga la prueba. Escriba dos cuentos, en el primero anúncielo en plan “he escrito un relato que no es gran cosa”; en cambio, hable del segundo en términos como “un relato como no se ha escrito desde Truman Capote”. No le quepa duda de cuál será el relato al que se dirigirá el lector.



Truman enciende su tercer cigarrillo y se toma su segundo Martini. Vuelve a quedar en silencio, escudriñándonos, dándonos la sensación como si tratara de encontrar a alguien. De repente, sus ojos se detienen frente al cartel de la película Desayuno en Tiffany’s, donde aparece Audrey Hepburn con su famoso vestido negro. En esta ocasión le preguntamos.
    —¿Está buscando a alguien?
    —¿Tan trasparente soy aun con esta máscara? En realidad, es una tontería. Cuando organicé el baile Black and White, tras publicar A sangre fría, invité a todos los ricachones, intelectuales y artistas que merecían la pena. Solo una persona rehusó la invitación. No sin razón, lo reconozco, fui muy desconsiderado con ella. Me estaba preguntando si esa persona sí hubiera aceptado su invitación.
    —¿De quién se trata? Tal vez podamos confirmarle si está o no.
    —Da lo mismo, nunca se me dio bien pedir disculpas. ¿Quieren que les hable del tercer borrador?
    —Puede hablarnos de lo que quiera, para eso es nuestro invitado de lujo.
    —Bien, pues cuando ya he revisado el manuscrito lo mecanografío en un papel amarillo, parecido al que me han dejado en la mesita. No salgo de la cama para ello, recuerden que soy un escritor horizontal. Simplemente mantengo la máquina sobre mis rodillas. Ah, sí, lo hago muy bien: escribo cien palabras por minuto. Bueno, cuando el borrador en papel amarillo está listo, guardo el manuscrito durante algún tiempo, una semana, un mes, a veces más. Cuando vuelvo a sacarlo, lo leo tan fríamente como sea posible, después se lo leo a uno o dos amigos y decido qué cambios quiero hacerle y si deseo publicarlo o no. He echado a la basura unos cuantos cuentos, una novela entera y la mitad de otra. Pero si todo marcha bien, mecanografío la versión definitiva en papel blanco y ahí acaba todo.
    —¿Se puede aprender a escribir?
    —El único recurso que conozco es el trabajo. La creación literaria tiene leyes de perspectiva, de luz y sombra, al igual que la pintura o la música. Si uno nace conociéndolas, magnífico. Si no, hay que aprenderlas y reordenarlas a conveniencia de uno. Lo importante es el control emocional sobre la historia. Tengo que agotar la emoción antes de sentirme lo suficientemente clínico para analizarla y proyectarla, y por lo que a mí se refiere ésa es una de las leyes de la adquisición de una verdadera técnica. Mi propia teoría es que el escritor debe haber gozado su ingenio y secado sus lágrimas mucho, mucho antes de proponerse suscitar reacciones similares en un lector. En otras palabras, creo que la mayor intensidad en el arte en todas sus formas se alcanza con una cabeza dura, fría y deliberada.
    —¿Cuál sería la historia perfecta, Truman?
    —Aquella que combinara la credibilidad de lo fáctico, la inmediatez del cine, la profundidad y libertad de la prosa, y la precisión de la poesía. —Dicho esto apaga el tercer cigarrillo. Entonces tuerce el gesto y chasquea con los dedos—. ¿Serían tan amables de retirar el cenicero? No soporto la visión de tres colillas en un mismo cenicero.
    —¿Y eso?
    —Simplemente superstición, algo que por otra parte no es inusual en tipos tan extravagantes como yo. También suelo sumar todos los números: hay algunas personas a las que nunca llamo por teléfono porque sus números suman una cifra de mal agüero. También rechazo ciertos cuartos de hoteles por la misma razón. No tolero la presencia de rosas amarillas, lo cual es algo triste porque son mis flores favoritas. No viajo en un avión con dos monjas; y, por último, pero no menos importante: No comienzo ni termino nada un viernes.
    Retiramos el cenicero entre sonrisas. Unas campanadas nos informan de que ya son las doce de la noche, el momento en el que ya podemos quitarnos las máscaras. Truman se demora un tanto, su mirada escruta el rostro de los asistentes conformen se desenmascaran, y a todos ellos les dedica una sonrisa, aunque también un parpadeo de decepción.
    Es en ese momento que una estilizada y femenina figura se acerca al diván. Viste un Givenchy de satén negro con escote recortado a la espalda, guantes largos y collar de vueltas de perlas. Su máscara blanca contrasta con el negro azabache de su cabello recogido. Lleva en la mano una larga boquilla.
    —¿Tiene fuego? —Le pide a Truman.
    —Por supuesto —Truman enciende una cerilla. También se le ilumina el rostro.
    —Gracias, ¿le apetece bailar?
    —Nada me apetecería más, Audrey. —Truman se pone de pie y la coge de la mano. Se alza sobre la punta de sus zapatos para acercarse a la oreja de Audrey—. Lamento tanto mis críticas por tu interpretación en Desayuno en Tiffany’s… Ruego aceptes mis disculpas.
    —Entonces, ¿soy Holly?
    —Siempre lo serás.
    Y comienzan a bailar.



MENCIÓN HONORÍFICA

DEL PUESTO DÉCIMO AL CUARTO
    
El número que aparece entre paréntesis se corresponde al total de participantes que otorgaron la puntuación correspondiente.

10. Con 36 ptos.  ZERU, ZERU, de Cynthia Soriano (Blog Libros, puente a otros mundos). Ha sido votado por 7 participantes: 7 ptos. (1), 6 ptos (2), 5 ptos. (2), 4 ptos. (1), 3 ptos. (1), 2 ptos. (0), 1 ptos. (0) 

9. Con 38 ptos. MISERIA Y ORO, de Pedro Merchán (Blog El cuaderno de Pedro). Ha sido votado por 10 participantes: 7 ptos. (0), 6 ptos (3), 5 ptos. (2), 4 ptos. (1), 3 ptos. (1), 2 ptos. (0), 1 ptos. (3).

8. Con 40 ptos. ESMERALDA, de Beba Pihen (Blog Ahora yo digo). Ha sido votado por 10 participantes: 7 ptos. (1), 6 ptos (2), 5 ptos. (2), 4 ptos. (1), 3 ptos. (1), 2 ptos. (1), 1 ptos. (2).

7. Con 45 ptos. LA LEYENDA DEL LAGO, de Josep Mª Panadés (Blog Retales de una vida). Ha sido votado por 12 participantes: 7 ptos. (0), 6 ptos (3), 5 ptos. (3), 4 ptos. (2), 3 ptos. (0), 2 ptos. (0), 1 ptos. (4).

6. Con 49 ptos. EL ÓPALO, de Maite Sánchez (Blog Cuentos bajo la almohada). Ha sido votado por 12 participantes: 7 ptos. (2), 6 ptos (1), 5 ptos. (1), 4 ptos. (3), 3 ptos. (3), 2 ptos. (1), 1 ptos. (1)

5. Con 50 ptos. JOYAS EN SOMBRA Y LUZ, de Jose R. Capel (Blog Relatos en Re menor). Ha sido votado por 13 participantes: 7 ptos. (3), 6 ptos (0), 5 ptos. (3), 4 ptos. (0), 3 ptos. (3), 2 ptos. (1), 1 ptos. (3)

4. Con 60 ptos. ÁNGEL CUSTODIO, de Bruno Aguilar (Blog Mensaje de Arecibo). Ha sido votado por 15 participantes: 7 ptos. (2), 6 ptos (1), 5 ptos. (3), 4 ptos. (4), 3 ptos. (0), 2 ptos. (4), 1 ptos. (1)

    ¡Y este es el PODIUM de ganadores!

Con 61 puntos se lleva el TINTERO DE BRONCE el relato LOS CAMINOS INESCRUTABLES escrito por FRANSCISCO MOROZ.



Este relato ha sido votado por 16 participantes: 7 ptos (2), 6 ptos (2), 5 ptos. (1), 4 ptos (3), 3 ptos. (4), 2 ptos (2), 1 ptos (2). Enhorabuena a Francisco por este reconocimiento que conlleva, además de este diploma digital que puedes colgar en tu blog, la publicación en la antología anual de EL TINTERO DE ORO.

    Con 86 puntos se lleva el TINTERO DE PLATA el relato AU REVOIR, MON AMÍ, escrito por JORGE VALÍN.



Este relato ha sido votado por 19 participantes: 7 ptos. (2), 6 ptos. (5), 5 ptos. (3), 4 ptos. (2), 3 ptos. (5), 2 ptos. (2), 1 pto. (0). Enhorabuena a Jorge por este reconocimiento que conlleva, además de este diploma digital que puedes colgar en tu blog, la publicación en la antología anual de EL TINTERO DE ORO.

   Y con 88 puntos, el TINTERO DE ORO de la XXIX Edición dedicada a Desayuno en Tiffany's y Truman Capote corresponde a... EL DIAMANTE, escrito por PEPE DE LA TORRE.



      Este relato ha sido votado por 18 participantes: 7 ptos (3), 6 ptos (4), 5 ptos. (4), 4 ptos (4), 3 ptos. (2), 2 ptos (0), 1 ptos (1). Enhorabuena a Pepe por este reconocimiento que conlleva, además de este diploma digital que puedes colgar en tu blog y la publicación en la antología anual de EL TINTERO DE ORO.

    Por supuesto, os invito a disfrutar de todos los relatos participantes, tanto en la modalidad de concurso como la de fuera de concurso, además de las reseñas de Rosa Berros, MJ Ru1z y Marta Navarro a los que podéis acceder a continuación:


Clica sobre la imagen



    Y con esto despedimos este fantástico mes dedicado a Truman Capote y su Desayuno en Tiffany's. Gracias a todos los que lo habéis hecho posible con vuestras lecturas y, por supuesto, a todos los autores que habéis regalado vuestro talento e imaginación a esta iniciativa.

    Así que un fuerte aplauso para Juan El Portoventolero, Emerencia Alabarce, José Casagrande, Guillermo Castillo, Patricia Fulvey, Beba Pihen, Nuria de Espinosa, Raquel Peña, Gabiliante, Maite Sánchez, Isabel Caballero, Cynthia Soriano, Jorge Valín, Bruno Aguilar, Ernesto V. Salcedo, Flor, Josep Mª Panadés, Cristina Rubio, Carmen Ferro, Ana Piera, Juana Medina, Francisco Moroz, Pepe de la Torre, Isan Bairu, Pedro Merchán, Javier Rodríguez-Morán, JM Vanjav, Puri Otero, José R. Capel, MJ Ru1z, David Serrano, Marta Navarro, Ángel, Mari Pau González, I. Harolina Payano y Rosa Berros.

    ¡Saludos tinteros!

Comentarios

  1. ¡¡¡Formidable resultado y todos merecidísimos!!! ¡¡¡¡Bravo elevado a la enésima y "Capótica" esencia!!!! Enhorabuena a Todos!!!!!🌿🌿🌿

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juan. Me alegra que hayas disfrutado de esta gala tan especial y capótica, ja, ja, ja. Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Impresionante la gala, como siempre. He disfrutado de la presencia de Truman Capote, pero el humo del tabaco me ha molestado ligeramente. Felicidades a los ganadores, especialmente a Francisco, Jorge y a Pepe, con todo el merecimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isan. Ja, ja, ja... Bueno, después de tanto tiempo tampoco íbamos a negarle ese pequeño placer al bueno de Truman. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Enhorabuena a todas y todos los participantes y especial reconocimiento a nominados y premiados con "metales" .
    Un abrazo y haya salud

    ResponderEliminar
  4. ¡Bravo por esos merecidos tinteros, compañeros! A los mencionados honoríficos y a todos los colegas que han participado. ¡Y qué lujazo!, el mismísimo Capote de invitado entrevistado.
    Un fuerte abrazo colectivo y enhorabuena a los premiados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Truman fue uno de los mejores entrevistadores del siglo XX, así que qué mejor homenaje que traerlo de vuelta para hacerle unas cuantas preguntas. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Congrats, menudo elenco más brillante de tinteros y acompañantes, por supuesto todos bien merecidos. Yo ya me puedo quitar la cadena del perro que es de hierro cromado y si no te fijas mucho da el pego. Ahora a beber y, si hay música, a mirar que bailar todavía se me da peor que escribir. 😁🥂🖐🏼

    P.D. David, como siempre la entradilla, muy al uso de la celebración, lograda. Solo que en esta ocasión en invitado, con sus consejos sobre corrección y puntuación, en vez de Capote me ha resultado un chorreo; eso sí, en mi caso, merecido. 😁🥂🖐🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, JM. Hacía tiempo que quería usar este formato para una gala, y dado que Truman fue uno de los mejores entrevistadores ¿qué mejor ocasión para ello? Además, me ha permitido incluir muchos de los consejos que Capote dejó dichos en vida. Anímate con el baile, que me parece que en esa arte somos muchos los que somos negados perdidos. Un abrazo!

      Eliminar
  6. Enhorabuena a todos los seleccionados y a todos los participantes! No dejemos de escribir. Hasta la proxima

    ResponderEliminar
  7. ¡Me encantó ese diálogo! Sumamente creíble y lleno de frases de Truman Capote. Un lujo, David!
    Mis felicitaciones a todos los participantes, ha sido un horror votar. Un gran saludo a los ganadores!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mirna. Siempre digo que solo por ahorrarme el voto merece la pena organizar estas cosas. Las respuestas de Capote, salvo algunas licencias, son exactas. Extraídas de diferentes publicaciones, sobre todo en lo referente a los consejos narrativos. Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Felicitaciones a todos los nominados y premiados. coincido con Mirna que votar ha sido un verdadero horror. Maravilloso diálogo, David.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juana. La verdad es que me lo imagino y desde luego no lo echo de menos, ja, ja, ja... Un abrazo!

      Eliminar
  9. Felicitaciones a todos los tinteros ganadores. ¡Ha sido una votación muy difícil!, ya que todos los relatos eran muy buenos.
    Gracias a David por traernos siempre los retos de escritura, me sorprende que siempre sean más ingenioso que el anterior.
    ¡También gracias a todos los que votaron por mí!
    Un abrazo, tinteros, hasta el próximo certamen. 😁🖐🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cynthia. Me alegra que disfrutes de los mismos en su faceta escritora y lectora. Eso es lo único importante. En realidad, sois vosotros los que mejoráis cada reto. Un abrazo!

      Eliminar
  10. Una gran gala y ¡con qué invitados! Una verdadera gozada, gracias David. Felicitaciones a las menciones honoríficas y a los Tinteros. Disfruté mucho leyéndolos a todos. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Sin duda que la ocasión la pintaban calva para usar este formato de entrevista, y desde luego que la muerte del autor no nos supone demasiado problema para lograrlo, ja, ja, ja... Un abrazo!

      Eliminar
  11. Un capítulo más presidido por el éxito de calidad y participación. A este Tintero no hay quien lo pare.
    Muchas felicidades a organizador, participantes y ganadores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chema. Bueno, el tiempo sin duda es un duro oponente y, además, siempre logra la victoria. Esperemos que todavía nos permita unas cuantas ediciones más. Un abrazo!

      Eliminar
  12. Enhorabuena a los ganadores y todos los participantes. El nivel ha sido genial. He disfrutado un montón leyendo y aprendiendo.

    Tu texto de gala es todo un lujo. Un verdadero tratado sobre el arte de la escritura. Me ha encantado. Defines a Truman con verdadera maestría, como un tipo excéntrico de lo más interesante. Me has hecho sonreír en muchos párrafos. Destaco éste por la perfecta definición de lo que debe de ser un relato (aunque no "debería" ser nada, sino algo libre, feliz, espontáneo, mágico y perfecto):

    "El modo para comprobarlo es sencillo: después de leer el cuento, ¿puede uno imaginárselo en una forma diferente, o parece absoluto y definitivo? Del mismo modo que una naranja es definitiva, algo que la naturaleza ha hecho de la manera precisamente correcta."

    Interesantísimo; para releer, estudiar, sacar el látigo ¡y divertirse!

    Gracias por reunirnos y disfrutar juntos escribiendo, leyendo, jugando.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Maite. Conforme iba buceando en la vida de Capote me encontraba con consejos y respuestas como la que destacas. Pensé en una entrada resumen sobre los mismos, pero al final me decanté porque fuera él mismo, en primera persona, quien nos hablara de la manera en que concibe la escritura y su estilo. Me alegra que te haya gustado esta resurrección del maestro. Un abrazo!

      Eliminar
  13. El diálogo me pareció casi marxista, de Groucho Marx. Muy bueno. Esos ganadores son más que merecidos, coincido.

    Felicidades a todos ellos, y a todos quienes disfrutamos leyendo y escribiendo. Un abrazo, David y compañía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Albada. Es que Capote es muy agradecido, siempre ingenioso y punzante. El entrevistado ideal, Marx desde luego no se quedaría atrás. Un abrazo!

      Eliminar
  14. "¿Desde cuándo la muerte es obstáculo para una buena entrevista?" A la vista está que no lo es. Toda una clase de literatura, la de esta gala, en una conversación donde has logrado darle un tono y una voz al personaje tremendamente natural, David. Me ha encantado y me ha gustado muchísimo también esa reconciliación final con Audrey.
    Muchísimas felicidades también a ganadores y mencionados, estupendos todos los relatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. Bueno, esa frase sí es de cosecha propia, ja, ja, ja... Me pareció que la gala bien podría servir como entrevista literaria, algo más entretenido que un articulo recopilatorio de consejos narrativos. Eso sí, he intentando que también tuviera un puntito de relato con inicio, desarrollo y final, en forma de esa reconciliación con Audrey. El dato de que rehusara la invitación a la famosa fiesta es real. Un abrazo!

      Eliminar
  15. Hola, David. Muchasd gracias por esta nueva gala. Conocer un poquito más al gran Truman es todo un lujo. Y aprender, no olvidemos para qué sirve este gran blog tuyo.
    Felicidades a nuestros tres flamantes ganadores, Francisco, Jorge y Pepe, y felicidades también al resto de la comunidad por tan buenos ratos pasados.
    Hasta la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bruno. Pienso que en realidad el mejor consejo es escribir y que cada uno vaya mejorando conforme lo hace. Los consejos y la teoría están muy bien, no tanto porque automáticamente nos hagan mejorar, sino porque nos hacen pensar sobre la escritura y con ello darnos cuenta de cosas que poco a poco hacen madurar nuestro estilo. Un abrazo!

      Eliminar
  16. En primer lugar, decir que me ha encantado la introducción que nos has regalado, David. Me habría gustado vivir esa historia en primera persona y tener el placer de conocer tanto a Capote como a la Hepburn. Y también me han gustado los consejos de ese maestro de la literatura americana y el hecho de que le gusten los relatos, je,je.
    En segundo lugar, mis felicitaciones a los tres primeros ganadores y, por supuesto, a todos los finalistas y participantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep. Pues para eso tenemos estas galas, para vivir lo imposible. La devoción de Capote por los relatos es literal, de hecho, aborrecía a los escritores que de manera elitista despreciaban el género. Las respuestas de esa parte son casi literales a las que dijo en vida Capote. Un abrazo!

      Eliminar
  17. Enhorabuena a todos los participantes y felicidades a los galardonados. Abrazos

    ResponderEliminar
  18. David, felicidades por la gala, todo un placer compartirla con tan insigne invitado.
    Enhorabuena a los galardonados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. La entrevista ya es un género literario capaz de sobrevivir a la muerte je, je y nunca pasa de moda. Enhorabuena, David, por darle una nueva vida a Capote a través de estos ingeniosos diálogos que dibujan a una figura perfeccionista, amante del buen vivir y excéntrico en el mejor sentido de este término.

    Me ha gustado esa defensa del relato o cuento, la seguridad en contraposición a la humildad literaria y esa reconciliación soñada con Audrey. Seguro que en el más allá se lo están pasando de Cine ;)

    Felicidades a todos los participantes y a ese brillante podium final de ganadores en esta mítica e icónica 30 edición del concurso.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. Como ya he comentado, me encontré con tantas respuestas ingeniosas y consejos estupendos mientras preparaba la biografía que no pude resistirme a invitar a Capote para que nos los dijera en directo. Tampoco pude evitar esa reconciliación con Audrey Hepburn para darle el toque de relato a la Gala. Un abrazo!

      Eliminar
  20. Maravilloso Truman Capote. me encanta su falta de modestia. Qué razón tiene en que la modestia y la humildad están sobrevaloradas y eso que tan solo representan hipocresía en muchas ocasiones.. hay que ser humilde en el sentido de no menospreciar a los demás si sentirse por encima, pero siendo siempre consciente de la valía de cada uno.
    Me ha encantado esa gala, esas disculpas de Capote a Hepburn y esos consejos para el buen oficio de escribir.
    Felicidades a todos los nominados y agraciados con tintero. Y muchas gracias a ti, David, una vez más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Recuerdo en mi época universitaria cómo me repateaban esos compañeros que salían de cada examen con un "qué mal me ha ido" cuando todos sabíamos que era mentira. En esta sociedad de lo políticamente correcto parece que darse valor uno mismo sea un pecado, que lo es cuando detrás no hay esfuerzo, ni trabajo ni talento. Pero cuando detrás existe eso ¿por qué no decirlo? Pero ya sabemos que hay que pedir perdón por el éxito y que compartir la mediocridad es un buen consuelo. Un abrazo!!

      Eliminar
  21. Hola, David!
    Qué bárbaro la conversación que te has sacado con Truman. Está tan bien escrita que la voz del propio personaje ha trascendido la letras y cogido forma. Además de esa chulería y consciencia de si valía reforzada con unos conocimientos magistrales. Magnífica gala, sí señor.
    Por otro lado, no sabes la alegría de verme ahí con el oro... ¡muchas gracias a todos! Me alegra que el relato haya gustado. Felicidades a todos, los participantes, los reseñadores y los que se quedaron fuera del concurso, felicidades a los nominados, en especial a Francisco y Jorge, y, por su puesto a ti, David. Siempre consigues sorprendernos.
    Muchas gracias y un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe. ¡Enhorabuena por ese tinterazo de oro! En durísima pugna con el de Jorge durante las últimas diez votaciones. Aunque no lo haré nunca, te aseguro que a veces me gustaría compartir la evolución de las votaciones, hay ediciones que son como una carrera de F1 donde a cada vuelta hay un cambio de líder.
      Las respuestas de Capote son casi literales a las que realizó en vida en algunas entrevistas y artículos que leí preparando la bio, yo solo las he adaptado al formato. Un abrazo!!

      Eliminar
  22. Buenas, David. Gran entrevista te has sacado de la manga, un formato original para abrir boca en la gala de esta edición. Felicidades , te ha quedado muy bien. Por otro lado, felicitar también a los ganadores del certamen, a los finalistas , a los participantes , a los que han participado fuera de concurso y , por supuesto, a los reseñadores . Opino que tienes la máquina engrasada y me alegra mucho ver que el tintero va como un tiro y creciendo día a día . Me alegro mucho por ti, sin duda , te lo mereces.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. Me alegra que te haya gustado este formato de gala que hasta la fecha no habíamos utilizado. La verdad es que la iniciativa va creciendo y ello me alegra sobre todo porque significa que la pasión por escribir, por los blogs de relatos sigue ahí resistiendo la poderosa competencia Youtubera o tictoquera. Un abrazo!

      Eliminar
  23. Un bendecido día 💞😍 felicidades a los tinteros galardonados. Interesante entrada. Una perla para ti David. Abrazos 💋 a todos los que subieron y estuvieron entre los 10 mejores relatos.

    ResponderEliminar
  24. Excelente gala, con una presentación de lujo. Diálogos brillantes que muestran a través la conversación con el autor los entresijos de su personalidad, con un Capote arrogante y egocéntrico que nos deja frases para la posteridad. Además aprovechas David para darnos toda una lección de escritura poniendo sabios consejos en boca de Truman, así que además de entretenida ha sido didáctica, y para terminar te permites el lujo de reconciliar al escritor con la protagonista de la película basada en su libro, que como ambiciosa ficción no está nada mal.
    Una edición de gran nivel, en la que como ya han comentado ha sido muy difícil escoger los relatos puntuables, inevitablemente se han quedado fuera relatos que merecían más. Propongo para el futuro volver a ampliar los relatos votados a 10, no eliminará la dificultad pero hará algo más de justicia.
    Por lo que me toca, encantado con ese Tintero de Plata tan cerquita del oro que con todo merecimiento se ha llevado el compañero Pepe. Lo único malo es que me tocará estar castigado en la próxima convocatoria. Felicitar a Pepe y a Francisco por sus Oro y Bronce, y a los nominados Bruno, Jose, Maite, Josep, Beba, Pedro y Cinthya, así como al resto de participantes. Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Enhorabuena por ese tintero de plata! Como le he comentado a Pepe, la "pugna" entre ambos en las últimas diez votaciones parecía como una carrera entre Alonso y Hamilton, con constantes cambios en la primera posición.
      Respecto a los consejos te aseguro que no los he puesto en boca de Truman, sino que son nacidos de la suya propia y que he ido recogiendo de algunas entrevistas reales y artículos del propio Truman. Así que para el maestro todo el mérito.
      En lo de ampliar los relatos, puff... la verdad es que no habría demasiada diferencia práctica. Aunque parezca mentira, en todas las ediciones se repite más o menos el mismo patrón: Las primeras diez votaciones destacan a seis relatos que, más o menos, se mantienen en las primeras votaciones hasta el final. Un abrazo!!

      Eliminar
  25. Una entrevista con Truman muy buena , con una ambientación de lujo donde nos muestra las excentricidades de un genio y de paso nos da unos consejos para llegar a ser alguien en el mundo de la escritura. Genial David, una gala de altos vuelos con un personaje de los de quitarse el sombrero. El traer al final de la entrevista a la gran Audrey Hepburn es todo un puntazo para cerrar el relato.
    Quiero felicitar a los ganadores , y a todos en general por la participación
    Y ahora a....seguir escribiendo.
    Un abrazo David y muchas gracias
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri. Sin duda, Capote es una de esas personas a las que hay que definir como genio y figura hasta la sepultura... y más allá. Es un escritor con cierto paralelismo a nuestro gran Paco Umbral y, por su afición a los focos, a Boris Izaguirre, por buscarle parecidos más recientes. Me alegra que te haya gustado esta entrevista que ojalá hubiera sido real. Un abrazo!

      Eliminar
  26. Me quito el sombrero ante ambos; entrevistado y entrevistador (anfitrión) de tan brillante gala, que hace la treinta ya.
    Nuestro escritor invitado podía ser muchas cosas menos humilde.
    - Genio, egocéntrico, afeminado, elegante, alcohólico, homosexual, chismoso, bajito, irreverente, esnob, depresivo, sensible, manipulador, exquisito, original, excéntrico... y así hasta el infinito y mucho más allá.
    Coincido que la humildad es algo que parece impostado en los escritores consagrados; no tanto en los que, encontramos una salida a nuestra imaginación y creatividad. Nosotros sabemos reconocer a los que lo hacen bien; cuando nosotros buscamos el aprender de los maestros que nos aconsejan guían y orientan. Distintos son los de la especie que se creen insuperables y perfectos, como joyas totalmente pulidas. Que engaño para ellos mismos, que fiasco para los lectores.
    Estoy muy agradecido a todos los que con vuestra puntuación, favorecisteis mi primer tintero después de tantas ediciones soñando con él :)
    Personalmente es un lujo inesperado; ya que siempre compartimos con aventajados discípulos aplicados, en esto de la letra escrita.
    Felicito a todos y cada uno de los compañeros que fueron mencionados: Jose, Maite, Josep, Beba, Pedro, Cinthya y Bruno. Naturalmente a esas dos figuras que ya poseen en su haber varios tinteros. Jorge y Pepe. no me importa miraros desde un escalón más bajo. La perspectiva es buena desde aquí.
    Adjunto las palabras del primero: "Lo único que siento es quedar fuera en la próxima convocatoria"
    Aún así disfrutaré de lo lindo leyendo, como siempre todas las propuestas presentadas.
    Abrazos y gratitud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Enhorabuena por ese tintero de bronce, Francisco! Bueno, respecto al castigo para la próxima convocatoria piensa que siempre puedes participar como relato fuera de concurso, ahorrándote el hecho de votar, que no es moco de pavo. Capote fue un genio y figura hasta la sepultura. Era consciente de cómo escribía y tenía la libertad para decir lo que le viniera en gana sin tener que pedir perdón. Es cierto que también hay algo de fabricarse un personaje, como diría años después nuestro gran Paco Umbral. Pero no lo es menos que siempre se agradecen personalidades como estas capaces de brillar con luz propia. Eso sí, detrás tiene que haber un poso real de gran escritor, de lo contrario hablaríamos y calificaríamos de otra forma. Un abrazo!

      Eliminar
  27. ¡¡¡ Saludos a todos!!! Me parecen merecidísimos los galardones.
    Admirada por la presentación. Truman, (¿o David?), nos ha dado una clase magistral que incluye algunos tirones de orejas. Gracias especiales por ella. Abrazos. Y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beba. Ja, ja, ja... De David solo la perfomance, el resto, las respuestas literarias y los consejos por obra y gracia del maestro Capote, adaptados a la entrevista pero prácticamente literales. Un abrazo

      Eliminar
  28. Una estupenda gala, David, menuda entrevista, merecedora de ser publicada en la mejor revista literaria. Dinámica, espontánea, divertida, instructiva, todo un logro, me quito el sombrero por tu gran trabajo.
    Aún no he leído todos los relatos, pero la calidad de los leídos es altísima, menuda convocatoria más reñida. Por todo ello quiero felicitar a los tres elegidos para ocupar el podio de este homenaje a Truman Capote, enhorabuena a Francisco Moroz, Jorge Valín y Pepe de la Torre, merecidos tinteros metálicos.
    Y También dar la enhorabuena al resto de seleccionados como finalistas, Cynthia Soriano, Pedro Merchán, Beba Pihen, Josep M.ª Panadés, Maite Sánchez, José R. Capel y Bruno Aguilar, sus trabajos lo tienen bien merecido.
    Y cómo no, felicitar también al resto de participantes, pues sin su colaboración esta convocatoria no habría alcanzado las cotas de calidad que ha logrado.

    Abrazos para todos, he disfrutado un motón con la gala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carles. La clave es que las respuestas con consejos narrativos son reales, sacadas de entrevistas y artículos que leí de Capote, yo me he limitado al atrezzo y la perfomance. Un abrazo!!

      Eliminar
  29. Hola David, excelente gala, felicitaciones a los ganadores y a todos los participantes, los textos de muy buen nivel me gusta mucho leerlos, realmente se disfrutan.
    Vuelvo a repetir me encantó la gala, felicitaciones.
    Un fuerte abrazo a todos y que sigan las propuestas y los bellos textos.
    Patricia Fulvey

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Patricia. Me alegra que hayas disfrutado de la gala y, sobre todo, de la experiencia literaria de este mes. Un abrazo!

      Eliminar
  30. Fantástica gala, David. La entrevista que realizas a Capote es una verdadera lección. La credibilidad en las respuestas y actitudes no ofrecen ninguna duda de que estamos leyendo al verdadero Truman. El baile final con la maravillosa Audrey es la guinda de otra gala para enmarcar. Muchas felicidades a Pepe, Jorge y Francisco por sus merecidos Tinteros y a los mencionados y resto de participantes por tan buenos relatos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José. El secreto está en que las respuestas son reales y aunque no literales por motivos del guion sí son las que le he leído en algunas entrevistas de la época o en algún artículo mientras preparaba la bio. Todas las respuestas con consejos narrativos son reales, no me hubiera atrevido si no.
      El detalle de Audrey era para no dejar de dar a la gala ese aire de relato y, de alguna manera, reconciliarlos. Un abrazo!

      Eliminar
  31. !!Felicidades a los ganadores. CHicos soís estupendos!! Y a l@s finalistas. En cuanto a esta gala de premios, me ha resultado pura inspiración. Una clase literaria conceptual enmascarada en la percepción de una "brillante" y lucida percepción de una entrevista donde preguntas y respuestas "al vuelo y sin libreta" y con un personaje ficticio genialmente descrito con sus excentricidades y egomanías te plantean: ¿Se puede aprender a escribir? Ese párrafo es buenísimo, tomo nota, sin presunción alguna de encontrarme algún día con ese látigo, pero sí con la historia perfecta que agote mi emoción para después analizarla y proyectarla vagando en esa falsa modestia. Muchas gracias por este trabajo, David. Abrazos a toute le monde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme. Conforme leía sobre la vida de Capote, me encontraba entrevistas y artículos en los que mencionaba consejos o reflexionaba sobre la escritura. Me parecieron tan buenos e ingeniosos que no pude resistirme a incluirlos en este formato de entrevista que hasta ahora no había utilizado en las galas. El resto de la perfomance está también inspirada en hechos verídicos, como esa superstición con el número de colillas en el cenicero.
      En las películas que estrenaron hace un par de años sobre Capote, creo que podemos ver ese compromiso emocional que tenía por sus novelas. Explica esos diez años de vaivén mientras preparaba A sangre fría. Un abrazo!

      Eliminar
  32. Buenas noches , mi querido amigo David , me quito el sombrero por
    esta maravillosa velada , con Truman Capote , incluido la verdad es que me a gustado mucho
    la entrevista parecía que él estuviese vivo , sabes tome algunas notas que me servirán para mi crecimiento como futura escritora o al menos moriré en el intento , jajajajajaja
    estábamos todos muy elegantes ,y tú como anfitrión no tienes precio , ya les gustaría a los de los " Óscar" tener un presentado como tú con tú percha y lo guapo que ibas con ese frac de pingüino ,mis más sincera enhorabuena a todos los participantes y a los ganadores , ya que lo hicieron muy bien , en fin te deseo una feliz noche y mejor semana.
    Ahora , solo nos falta saber con que nos vas a volver a sorprender.... Estoy intrigadísima
    Besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Flor. De verdad que me subiste la autoestima por varios meses con lo de la percha y la guapura, ja, ja, ja... La verdad es que me temo que mi presencia física no es desde luego nada especialmente recordable. Las respuestas que da Capote eso sí, son reales, son consejos que he ido sacando de algunas entrevistas o artículos y adaptadas a la conversación. Pensé en dedicarle un artículo más de ensayo a esos consejos, pero finalmente me decanté porque nos los explicara "en primera persona". Un abrazo!

      Eliminar
  33. Tengo noticias de que Truman Capote era un tipo bastante insoportable, excesivamente autocomplaciente y con una misantropía considerable, pero lo cierto es que era un tipo talentoso como pocos aunque yo prefiero sus cuentos a sus obras largas.
    Merecido homenaje en tu estupenda gala de premios.

    Un abrazo, David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doctor. Así es, aunque quizá pienso que era un personaje con una insaciable necesidad de reconocimiento. Como si el desapego y ninguneo que padeció en la infancia necesitara ser compensado durante toda su vida. Cuando en sus últimos años fue perdiendo su luz y los focos, creo que fue algo que influyó en su depresión y alejamiento de las letras tras A sangre fría. Un abrazo!

      Eliminar
  34. Enhorabuena ganadores. David, gracias por propiciar la escritura para que todos saquemos al Capote que llevamos dentro. Gracias por esta velada que nada tiene que enviarle a otras donde brillan los artificios.
    Saludos desde Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Guillermo. Siguiendo el símil, creo que todos los que habéis participado este mes os merecéis el rabo, las dos orejas y la vuelta al ruedo. Un abrazo!

      Eliminar
  35. Hey, David, me sumo a esos merecidos aplausos por tan excelente gala, con esa original entrevista que es una joya literaria, y ese dejo de suspenso por ese invitado (a) especial que por fin llegó, y todo le quedó a pedir de boca al gran escritor. Además de entretenida, es muy didáctica y refrescante esta gala, y ni qué decir de lo glamorosa..., ja, ja.

    Felicidades a todos los participantes y a los premiados. Un fuerte abrazo para ti David, y buen disfrute del fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Idalia. El formato entrevista pienso que era el más apropiado para este escritor, considerado como uno de los mejores entrevistadores del siglo pasado. Además, nos ha servido para conocer algunos de sus secretos en el arte de la narración. Un abrazo!

      Eliminar
  36. Estas Galas del Tintero son siempre Apoteósicas. Me uno a la alegría de los ganadores y en si a la alegria de cada uno de los participantes. un Abrazo de Oso para todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José. Te agradezco tus palabras y desde luego que la alegría es poner este broche al mes fantástico de lecturas y escrituras. Un abrazo!

      Eliminar
  37. Yo también hubiera preguntado..."¿Saben dónde se están metiendo?" Jjjjjjj Me ha encantado.
    Enhorabuena a todos los participantes y un fuerte abrazo para la lista del podio.
    ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macarena. Creo que en realidad es como toda forma de arte, uno llega como un juego y luego se va poniendo exquisito y puede llegar a transformar el entusiasmo en tragedia, ja, ja, ja... Un abrazo!

      Eliminar
  38. Siempre es una maravilla participar de estas fiestas. Enhorabuena a todos los que han contribuido para que esto sea posible. Y, por supuesto, felicitaciones a los autores de los relatos más brillantes entre los excelentes que han participado en esta edición.
    Ha sido un placer leerlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Sin duda que la gala es solo un fin de fiesta a todo un mes en el que hemos disfrutado de lecturas y escrituras que es lo realmente importante. Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario