CONCURSO DE RELATOS XXXIII ED. EL GRAN GATSBY DE FRANCIS SCOTT FITZGERALD

El primer paso adelante que la novela americana ha dado desde Henry James. T.S. Eliot. De niño soñaba que no era hijo de su padre, sino un huérfano de sangre real; de adolescente envidiaba la popularidad de ciertos estudiantes; de adulto, la fortuna de los ricos de Nueva York. Se fijó en Zelda por ser la chica más cortejada de Alabama, aspiraba a ser el mejor escritor de todos los tiempos y dominar el arte de gustar fue siempre para él una obsesión. Sin embargo... Más vanidoso que orgulloso, apenas se respetaba a sí mismo, temía la derrota e incluso cuando el éxito le rozó con su varita un presentimiento de catástrofe lo acechaba.

XIV EDICIÓN: ROBINSON CRUSOE

"CONCURSOS LITERARIOS", "BLOG DE RELATOS", "BLOGS DE RELATOS", "CORRECCION PROFESIONAL DE RELATOS", "AUTOPUBLICACION", "RELATOS", "PROMOCIONA TU BLOG", "ANTOLOGÍA DE RELATOS", "PREMIOS LITERARIOS", "REVISTA LITERARIA DIGITAL", "COMUNIDAD LITERARIA", "RED SOCIAL LITERARIA", "ROBINSON CRUSOE", "DANIEL DEFOE", "RELATOS EN UNA ISLA DESIERTA"



  ¡Sean bienvenidos a la decimocuarta edición de EL TINTERO DE ORO! ¿Existe algo más hermoso que observar la cúpula de estrellas que la Creación tuvo a bien regalarnos? Quizá sí. Cierren los ojos y acérquense a la pantalla con la mente libre de preocupaciones.

   ¿Lo escuchan? Es el vals de las olas rompiendo contra la playa. ¿Sienten cómo sus músculos se relajan? ¿Cómo su corazón acompasa los latidos con el vaivén acuoso? Pero sigan prestando atención. ¿Perciben el suave murmullo de los palmerales al ser acariciados por la brisa marina? ¿El canto de las aves nocturnas que pueblan esta isla abandonada?

   Si han conseguido escucharlos, seguro que también habrán distinguido el crepitar de una fogata donde se han reunido un grupo de escritores para leer sus relatos.

  ¿Nos acompañan?


XIV EDICIÓN: ROBINSON CRUSOE


  Pese a que no cabrían en esta entrada todos los adjetivos con los que describir el paraíso en el que nos encontramos, solo quienes visiten EL TINTERO DE ORO por primera vez podrían pensar que esta isla desierta era el destino que habíamos elegido para celebrar esta edición. Y es que la vida parece empeñada en desvelarnos sus mayores maravillas solo cuando no las esperamos. 

   Esta edición tenía como lugar de celebración un destino más mundano y lúdico. Las últimas ediciones nos llevaron a lugares un tanto arriesgados y bueno era para nuestra salud disfrutar en esta ocasión de los placeres relajantes de un crucero. Aunque, he de reconocerlo, mi estómago y el mar suelen mantener una relación complicada. Pero ¡todo sea por los escritores participantes!

A alguien se le fue la mano con el Photoshop
   Así que nos decidimos por uno de esos cruceros que anuncia la Shakira (esto es por eso de la SEO y los buscadores) y la verdad es que los primeros días discurrieron de la manera que podrían imaginar: buen desayuno y estancia en la piscina por la mañana; copiosa comida y relax para la tarde; y, por la noche, una animada cena tras la que acudíamos al salón Valparaíso, en el que un trío de cantantes atemporales nos deleitaba con toda clase de ritmos y canciones que invitaban al baile. Demasiada tranquilidad, ¿verdad? ¡Ay, el destino! Lo imagino riéndose sádicamente mientras nos observa enfrascados en nuestros modestos quehaceres, ignorantes de lo que está por venir.

  No suelo precipitarme con las relaciones de causa y efecto. Considero ello como un vano intento de nuestro cerebro racional por entender el universo infinitamente azaroso en el que transcurre nuestra existencia. Pero ahora,  mientras permanezco tumbado en esta playa contemplando las estrellas y escuchando las olas, no puedo quitarme de la cabeza que tal vez la culpa de lo que nos sucedió fuera que me animara a bailar la yenka. Que un servidor baile ya es algo anómalo para nuestra Realidad, pero que me decidiera a contorsionarme con los pasos de esta canción, fue algo que no sé si llegó a desgarrar el tejido del espacio-tiempo, pero seguro que sí fue el detonante de la terrorífica tormenta que se formó sobre nuestro barco.

  Para quienes no conozcan ni la canción ni el baile al que me refiero les dejo este vídeo, con la advertencia de que no asumo ninguna responsabilidad sobre lo que les pueda suceder después si su cuerpo tiene la tentación de entregarse a sus movimientos. Aunque, en ese caso, no duden en relatarlo en sus comentarios.

  

    Al principio, ni apenas nos dimos cuenta. Consideramos que el balanceo del barco era la inevitable consecuencia de los chupitos y cócteles que habían amenizado nuestro paladar. Solo comenzamos a preocuparnos cuando el trio de cantantes atemporales dejó de cantar y las luces discotequeras se extinguieron. De inmediato, el silencio y la oscuridad nos rodearon. Al menos, durante cinco segundos. Después comenzaron los gritos, los empujones y la búsqueda de una salida de la estancia.

  A trompicones, fuimos arrastrados por la corriente de personas que seguían las señales fosforescentes que indicaban la salida en un intento de alcanzar la cubierta del barco, como si ello nos fuera a proteger de lo que fuera que estuviera pasando. ¡Ay, el instinto de supervivencia que a veces nos hace comportarnos como polillas atraídas por el fuego! Llegados a la cubierta, el horror se apoderó de nosotros. Decir que la tormenta descargaba toda su furia sobre el barco sería correcto; pero no del todo exacto. Mencionar que asistíamos a la reedición del Diluvio Universal no sería correcto; pero sí mucho más exacto.
 


   Intentamos no perder la calma, por supuesto. Alguien llegó a hacernos notar que lo que le pasó al Titanic no sucedió en el mundo de la Literatura, sino en el real. Que si el crucero era un barco considerable como para pensar que aquello provocara algo más que un terrible vaciado de estómago; o que Shakira jamás nos mentiría con aquello de “Benvenuti a la felicità!”.
   
   Todos esos argumentos resultaron convincentes, pero sucumbieron cuando una de aquellas colosales olas se tragó el barco y, lo que era peor, a nosotros con él. La agonía que en esos momentos nos embargó es algo que dejo a su imaginación o a la pluma de Daniel Defoe:



   De lo que siguió cuando logramos pisar la orilla apenas puedo darles detalle, dado que el infinito agotamiento con el que nos derrumbamos sobre la arena nos hizo desvanecer. Desvanecimiento que terminó cuando, en el caso de quien les habla, comenzó a sentir unas punzadas en la nariz y abrí los ojos.

   El aspecto terrorífico de un monstruo depende de la cercanía con la que se lo observa. La distancia respecto a nosotros es lo que diferencia a una simpática tortuguita de Godzilla, créanme si les digo que un cangrejo ermitaño paseándose sobre nuestras mejillas es algo que nunca olvidaran, y puede que incluso les haga dudar de la Teoría de la Evolución de Darwin. Me levanté como un resorte y pasado el susto observé a mi alrededor. 

   A ese maravilloso alrededor iluminado por un sol capaz de sacar la gama de colores más fascinante que uno pudiera haber alcanzado a contemplar en su vida. Tal era la belleza del mar esmeralda acariciando la arena blanca de la playa; tal era el verde que se mostraba en los palmerales o la colorida flora que los cubría que casi me olvidé de lo fundamental. 

   Estaba vivo.



   ¡Todos lo estábamos! Al menos, todos los que nos interesa para el propósito que nos ha reunido. Tras los abrazos y parabienes lógicos ante tamaño milagro no tardamos en planear las tareas que debíamos llevar a cabo antes de que anocheciera. Afortunadamente, además de a nosotros, el mar había dejado en la costa numerosos restos del barco. Y al propio barco, aunque este en un estado ruinoso. Aún así, conseguimos una buena provisión de alimentos enlatados, mantas y, ¡otro milagro! Conseguimos recuperar nuestros relatos. Algo mojados, pero legibles, pese a que la tinta se haya corrido un tanto.

   Escucho a los autores participantes que reclaman nuestra presencia junto a la hoguera. Los veo alterados, así que acelero el paso. Están como petrificados observando los arbustos, apenas iluminados por la llama de nuestra hoguera. Al acercarme me indican que han visto algo tras ellos.

    ¡Ni habíamos reparado en la posibilidad de que la isla estuviera habitada por algún otro ser bípedo! ¿¡Podrían ser caníbales?! Decidimos acercarnos y para ello recojo el mazo de roqué que conseguimos en el hotel Overlock y que también hemos recuperado del mar. Las ramas se mueven, hasta que finalmente aparece una figura humana, pese a la barba, la melena, la extrema delgadez de sus articulaciones y la desconcertada expresión de sus ojos.

  —¿Quién es usted? —le preguntamos. Aunque enseguida caímos en la cuenta de que lo más probable es que no supiera castellano, así que añadimos—: ¿En-tien-de nues-tro i-dio-ma?

    El tipo se echó a reír. 

  —No desconozco el idioma de Cervantes, pues lo aprendí durante mi estancia en las islas afortunadas. En lo que tengo más dificultad es en entender la dicción de un tartamudo. Me llamo Robinson Kreutznaer, aunque la costumbre inglesa de deformar todas las palabras que no pertenecen a su idioma transformara mi apellido al Crusoe por el que se me conoce. ¿Y ustedes son?

   No pudimos articular palabra. ¡Estábamos ante Robinson Crusoe!

RELATOS PARTICIPANTES XIV EDICIÓN


1. EL RECUERDO DE LO QUE NO PUDO SER por Patxi Hinojosa en su blog MIS COSAS, ¡COSAS MÍAS!

2. LA PERSONISTA por Beatriz Vélez en su blog CAFÉ LITERATO

3. LOS SUEÑOS DE MARGARITA por Beba Pihen en su blog AHORAYODIGO

4. PLENILUNIO por Paco López Castelao en su blog CASTROARGUL

5. SPACE COWGIRL por Bruno Aguilar en su blog MENSAJE DE ARECIBO

6. EL RELOJ DE LA ESTACIÓN por María Pilar en su blog RETAZOS DE VIDA

7. LA CHICA SIN NOMBRE por David Serrano en su blog BAJO MI EMBARCADERO

8. MARÍA Y ARMANDO por Josep María Panadès en su blog RETALES DE UNA VIDA

9. HIJOS DE DAVID por Marta Navarro en su blog CUENTOS VAGABUNDOS

10. LAS VERDADES DEL ESPEJO por Julia C. Cambil en su blog DIMITIENDO DE MÍ

11. LA YAYA SAURA por Yessy Kan en su blog MANIFESTKAN

12. SÍNDROME DE COLORES por Francisco Moroz en su blog ABRAZO DEL LIBRO

13. LOS INHALANTES DEL CALENDARIO por Emerencia Joseme en su blog VIAJE Y FOTOS

14. TE LO VOY A EXPLICAR por Paola Panzieri en su blog DE AQUÍ Y DE ALLÍ

15. COMO EN EL RITZ por Miry Calabrese en su blog MIS LETRAS Y LA LUNA

16. LA SEÑORA RAMONA Y SU HIJA RAMONETA por Conrad Crad en su blog RELATOS FANTASMA

17. SIMETRÍA ROTA por Luigi Callieri en su blog RELATOS EXCLUSIVOS

18. LA DESPEDIDA por Araceli Rodríguez en su blog LA ESCRIBIDORA

19. UNA SOCIEDAD MUY ORIGINAL por Puri Otero en su blog DULCINEA DEL ATLÁNTICO

20. VUELO por Alma Baires en su blog FRAGMENTOS DE ALMA

21. ¡TE ACUERDAS, MAMÁ! por Mª Carmen Piriz en su blog ALGUIEN CON QUIEN HABLAR

22. NO OLVIDAR por Jorge Valín en su blog ENTRE LAS BRUMAS DE GALLAECIA


     Recuerdo a los autores que tenéis hasta el día 10 de mayo de 2019 para emitir vuestros votos. Deberéis elegir los diez relatos que más os hayan gustado y otorgar diez puntos al primero; nueve, al segundo; ocho, al tercero... hasta dar un punto al décimo

AVISO: si no enviáis los votos, el relato no contará en la clasificación. Podéis consultar AQUÍ las bases. También está a vuestra disposición  la comunidad de Facebook, a la que podéis acceder AQUÍ o, si lo preferís, la comunidad de MeWe AQUÍ.

   El próximo día 15 de mayo se celebrará la gala de premios, y seguro que pasaremos una velada de lo más agradable conversando con el gran Robinson Crusoe.

  ¡Ah! ¿Recordáis aquello de qué libro te llevarías a una isla desierta? Pues no os compliquéis la vida, os invito a leer AHORA QUE NADIE NOS OYE, el primer hijo literario del concurso, que podéis adquirir ya en Amazon.





  Y antes de despedirnos vamos con nuestra pieza musical. ¿Acaso pensaban que sería la Yenka? En esta ocasión les recomiendo escuchar el segundo movimiento de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak. Ni qué decir que los transportará a un edén.



¡Saludos Tinteros!


Nota: El texto es una versión libre de la novela original de Daniel Defoe, Robinson Crusoe, que este mes cumple 300 años desde su primera publicación.

Comentarios

  1. Una introducción a la gala magistral, David, y una ambientación perfecta para esta deliveración y votaciones que ahora nos esperan a los participantes. Habrá que oir todos los relatos sentados junto al fuego, con concentración extrema, y luego decidir. Espero que el Sr. Crusoe nos acompañe y disfrute :)

    Por otro lado, qué suerte haber podido salvar del naufragio todo lo que necesitábamos, ¿verdad? ¡Incluso el mazo de roqué! No todo ha sido mala suerte :D

    ¡¡Un abrazo enorme y gracias por tu fantástico trabajo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Julia. Je, je, je... Pues si que es una suerte que hayamos encontrado lo necesario y que además todos alcanzáramos la orilla. ¡Es el poder omnipotente del narrador! Un fuerte abrazo y espero que disfrutes de la estancia.

      Eliminar
  2. Curiosamente releí hace un par de meses Robinson Crusoe, o sea que he entrado pronto en materia.
    Mucha suerte a los participantes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macondo. Pues ahora estoy releyéndolo yo para encontrar cosillas con las que alimentar la gala. Te agradezco el apoyo al concurso. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  3. Como siempre, buena suerte a tod@s los participantes,... y espero que Robinson Crusoe y Viernes sean buenos anfitriones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Norte. Seguro que serán inmejorables y esa noche de cuentos alrededor de una hoguera, mágica. Un abrazo!

      Eliminar
  4. Empecé a leer con cierta envidia nada sana pensando que me había perdido esta vez un crucero con vosotros... ¡cachi en ...!, pero no, que resulta que os habéis ido a pique... pobrecitos!!!!!!!!!

    Ya os iré leyendo compañeros, y tranquis... naufragar en una isla no es tan malo como lo pintan, y además, Robinson Crusoe os ayudará fijo.

    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Bueno, tú tienes la enorme fortuna de vivir en esas islas afortunadas, me parece que no estamos demasiado lejos así que cualquier día coges un bote y nos recoges. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  5. Ay David, cómo me he reído hoy!!! Entre Shakira, el SEO, el photoshop y la yenka, jajajajajaja
    ¡Mira que eres antiguo! ¿La yenka? Jajajajaja eso ya no se lleva por esos mundos de Dios. La verdad es que yo nunca he viajado en crucero, aunque si supiera que iba a terminar en una isla desierta, seguro que lo haría, pero ¿La yenka? jajajajajaja Si viajo en un crucero y me ponen la yenka, me tiro por la borda!!!
    Por otra parte, porque sé que esta es la parte del relato en la que la realidad se mezcla con la ficción, intuyo que el mar y tú os lleváis a matar. A mí también me pasa, así que lo mejor es echar mano de la biodramina.
    Y como siempre... mucha suerte a todos los participantes. Asistiré a la Gala. Y muchas gracias, David, por estos buenos ratos que me haces pasar.
    Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macarena. ¡Es que soy ya viejuno, je, je, je! Y sobre todo en música, creo que no he escuchado a ningún grupo o cantante posterior al año 2000. Pues la verdad es que el mar me marea bastante con biodramina o sin ella, aunque por supuesto que me embarcaría con todos vosotros en un crucero sin dudarlo.
      Y ahora dime, a que has bailado la yenka alguna vez?
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  6. jajaja tus introducciones son siempre espectaculares! No he leído el libro, sé que es uno de los clásicos de lectura obligatoria, pero me da pereza. Muy buena mezcla la novela de Dafoe con el crucero de Shakira jajaj
    Felicidades a los participantes, y mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. Bueno, es un intento de darle un poco de salero al listado de relatos participantes. Creo que siempre hay que intentar ser ameno y, además, es una oportunidad estupenda para homenajear a los clásicos de la Literatura de una manera fresca. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Maare mía, con lo bien que había empezado el viaje, yo tan contenta con el ojo de buey, la sauna y esos baños de algas marinas y ¡vaya baño de salmuera que no hemos dado, casi me ahogo! Después de la yenka, ahora esta consu-misión gratis en una isla, la Shakira per-formas esa es la que tiene la culpa, nos ha traído engañados. Menos mal que estamos todos tan agustito: fuego, arena, cangrejos, mosquitos (ah de estos no hay todavía, espero que no vengan) en esta playa paradisíaca. Cuánto por descubrir y conocer, y Robinson, además. ..Vaya gala estupenda que nos espera. Es mi primera isla, qué ilusión. Genial David. Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme. Y eso que nos recibió con ese Bienvenidos a la felicidad al cuadrado. Pero es que la Yenka ya fue demasiado para los cielos y decidieron darnos un buen meneo. Aunque la verdad es que tampoco hemos salido tan mal parados. Estrellas, hoguera, Robinson Crusoe y muchos relatos. Así que la Shakira acertó en cierta manera. Un fuerte abrazo y ¡a disfrutar de la estancia!

      Eliminar
  8. Ja, ja, ja, ja, qué bueno David!!
    Un poco de humor, unas gotitas de Seo, música para la historia, y un estupendo homenaje a Robinson Crusoe, y a Shakira claro :-). Casualmente el leído ya los relatos 8, 9, y 10 así que como sean todos de ese nivel la competición va a ser muy disputada. Suerte para todos, y a ti muchas gracias por tu enorme, y buen trabajo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. Cuando vi esa foto de Shakira, en la que la cabeza y las piernas parecen haberse comido el talle no pude resistirme. Me alegra que hayas pasado un rato entretenido y muchas gracias por tu apoyo al concurso. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
    2. Espero que lo pasen maravillosamente bien Interesante la imaginación de los que escriben y lo escriben con tantas ganas.. Se puede llevar en el viaje animales aparte de humanos Abrazos infinitos desde esta Tierra infinita

      Eliminar
  9. Me encanta cómo has introducido a los relatos participantes con esta historia. Ya sé que es costumbre, pero esta vez me he reído de lo lindo con el Photoshop de skahira y lo de la yenka. Mucha suerte a los participantes. A ver si me animo para la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cyn. Me alegra que te haya resultado divertida, en estas introducciones sé por dónde empiezo, pero no por dónde va a seguir. Sería fantástico si te animaras a participar. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  10. Ay qué presentación tan buena.
    Adoro a Rpbinson Crusoe, lo leía en modo bucle los sábados por la mañana.
    Y adoro los cruceros, recuerdo que en uno, para hacernos la foto con el capitán nos psieron detrás un escenario(lo que ahora llaman un photocall) con las escaleras del Titanic y a mí me daba muy mal rollo, jejejejej,.
    Muchísima suerte a los participantes y estoy deseando ver esa gala, que promete.
    Por cierto, el Photoshop de Shakira es terrible, madre mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gemma. Jo, los del crucero eran unos cachondos, je, je, je... La verdad es que no imagino que en un viaje en avión les de por un especial Aterriza como puedas.
      Cuando vi esa imagen no pude evitarlo, lo que no me entra en la cabeza cómo se gastan tanta pasta en publicidad y no hay nadie que revise el resultado final. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  11. Una introducción maravillosa.
    Mucha suerte a todos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lebasi.
      Me alegra que hayas disfrutado de esta presentación, aunque te aseguro que los relatos son mucho mejores. Saludos!

      Eliminar
  12. Mucha suerte a todos los participantes.
    Ja! había acertado la aventura a la que nos llevarías en esta edición, David. Me quedo esperando lo que nos depara la isla y el bueno de Robinson Kr... como quiera que se llame.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Este mes se cumplen los 300 años de la publicación de este clásico y pensé que se merecía una edición. Te agradezco el apoyo que le brindas a esta iniciativa. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  13. Soy pésimo nadando!! Espero que alguien me eche una mano...
    Un abrazo tocayo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, David. Je, je, je... tranquilo que más que llegar nadando fuimos arrastrados a la costa. Espero que hayas entrado en calor con la estupenda hoguera que hemos preparado. Un abrazo!

      Eliminar
  14. ¡El 2º movimiento de la 9ª de Dvořák! La triste melodía del corno inglés... siempre me atrapa y emociona. Es bellísima esta música. Mira, David, esta vez metí los auriculares en el bolso y estoy escuchándola desde que llegamos a esta isla desierta. Si ella nos trajo hasta aquí, ella nos mostrará el camino de vuelta a casa. Es impresionante ver el mundo desde la magia y la belleza de esta sinfonía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Pilar. Siempre intento que el aporte musical tenga relación con la novela homenajeada. En otros casos, las bandas sonoras de las adaptaciones cinematográficas resuelven la papeleta. Pero en esta ocasión, ninguna película de Robinson Crusoe cuenta con una banda sonora demasiado brillante. Así que pensé en este movimiento de la Sinfonía del Nuevo Mundo que inspira naturaleza, descubrimiento... Me alegra haber acertado. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  15. Repuesto del agotamiento por el naufragio que siguió al mareo por la navegación ―soy más de tierra firme―, voy volviendo poco a poco a la normalidad y me integro en el grupo de compañeros que ya rodean a un sorprendido Robinson Crusoe, esperando oír de su boca aventuras y anécdotas varias. Y así, entre miradas de reojo a cierto cartel pasado por Photoshop, yenkas bailadas de aquella manera y otras ocupaciones entre las que no faltará la lectura de algún que otro recopilatorio de relatos, pasaremos los días que faltan hasta nuestra esperada Gala del día 15...
    David, amigo, ¡cómo te lo curras! Pero no sufras, hoy no añadiré nada más, pues todo te lo hemos dicho y agradecido ya en anteriores ocasiones, y no quiero parecer un pesado...
    Y, bueno, ya acabé de leer, releer y comentar todos y cada uno de los relatos participantes del mes de abril; así es que el día de hoy, sábado, me lo tomaré como jornada de reflexión y mañana domingo intentaré enviar mi votación, que será una labor difícil como nunca, cosa que pasa siempre; es decir, siempre es una labor difícil como nunca, aunque esta vez puede que sea más difícil que nunca, valga el lío de palabras...
    Un abrazo bien fuerte y mucha suerte a todos en EL TINTERO DE ORO, compañeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Patxi. Puedes comentar largo y tranquilo, piensa que eso es lo bueno de una isla desierta. Tenemos tiempo para todo. Te agradezco tus palabras y seguro que el bueno de Crusoe nos depara una noche fascinante. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  16. La yenka jeje, es que David ya nos vamos haciendo mayorcitos y hay ciertos bailes que como que no, jejee, eso si buenos recuerdos si que me has traído con la canción .
    Y con respecto al Crucero. Mis padres, quisieron vivir la experiencia allá por el año 2005 y la verdad como mi padre consiguió convencer a mi madre que le tiene miedo al barco, pero lo consiguió y allá que se fueron. Según ellos fue la primera y última experiencia en Crucero, no les gusto, y mira que mi padre era pescador y adoraba el mar, pero aún así no les resulto grata la experiencia., eso si la entrada a Estambul con el crucero, según ellos de las cosas mas maravillosas que habían visto en su vida, algo mereció la pena, según mi padre.
    Con respecto a la publicidad estoy de acuerdo contigo, alguien debería de revisar el resultado de los anuncios, porque luego pasa lo que pasa, que la protagonista del mismo, como que muy favorecida no sale, la verdad.
    Espero con emoción esa gala, que seguro que nos dejara momentos inolvidables y bonitos.
    Un abrazo y como siempre magnifico trabajo y gran homenaje a Robinson Crusoe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tere. Pues sí, estuve dudando entre la Yenka, los pajaritos, la Macarena o Paquito el chocolatero... Ay, qué tiempos. Bueno, todo hay que recordarlo con cariño, pero no con melancolía. La verdad es que intentando sofisticar y estilizar a la Shakira casi le unen la cabeza a las piernas.
      Me alegra que hayas disfrutado de este naufragio y te agradezco esa experiencia que nos has compartido en cuanto al crucero de tus padres. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  17. Y con el rollo s eme ha olvidado, mil disculpas, desearles mucha suerte a todos/as los participantes en esta Edición.

    ResponderEliminar
  18. Pero que entrada mas subliminal, nada menos que un crucero, David!
    Claro que sí, que disfruté muchísimo ese vals de las olas contra la playa.
    Que maravilla, con lo que me encantan. La canción fue muy entretenida, que me atraparon esos pasos, y como en todo estoy menos en misa, no pude resistirme a la tentación de dar saltitos por doquier. Vaya madre mia, pero que susto, pues ya tenemos un tipo de experiencia para cuando llegue un diluvio. !Es una suerte haber sobrevivido! Menos mal que la tortuga no te mordio. Pues si, conseguimos alimento y todo lo demás, pero yo no pude encontrar mi celular y mi Ipad!!
    Yay, canibales, no por favor! Que suerte, era Robinson Crusoe, que no lo podía creer! Que preciosa sinfonía, para recobrar la calma. !Te felicito David, eres fuente inagotable de imaginación!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Gracias a tu imaginación y creatividad, David, seguimos viajando y viviendo extraordinarias aventuras. Primero nos haces disfrutar de ese fantástico crucero con el que más de uno soñábamos cada vez que la simpática Shakira nos daba la bienvenida a la felicidad al cuadrado. Imposible no acordarse del Titanic, retrocediendo más de un siglo en el tiempo, cuando el naufragio trunca la fiesta celebrada a bordo. Afortunadamente, acabamos mejor que sus protagonistas arribando a esa isla desierta perdida en el Océano Atlántico y convirtiéndonos en Supervivientes, pero de los auténticos, no en plan Tele 5.
    Parece ser que Daniel Defoe se inspiró en las aventuras de un marino español llamado Juan Fernández que dio nombre al archipiélago en una de cuyas islas, hoy llamada Robinson Crusoe, transcurre su clásico inmortal. Si Holmes es el paradigma de detective, bien secundado por Poirot, entre otros, Robinson es, sin duda, el náufrago por excelencia. Recuerdo una serie que veía de niño, allá por los años 70, protagonizada por una familia de 4 miembros, que sobrevivían a un naufragio y vivían mil y una aventuras en una isla desierta. La serie llevaba por título "Los robinsones suizos".
    Enhorabuena, David, por regalarnos otra memorable peripecia literaria.
    Henos aquí en esta isla inhóspita con un par de semanas por delante para conocer el desenlace de nuestra fantástica odisea. Así que, ojo avizor para defendernos de los peligros acechantes y todos a cooperar para que la aventura tenga un feliz desenlace. Esta noche me ha tocado vigilar el fuego y ejercer de centinela. Espero no dormirme antes de que llegue el relevo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Que recuerdos cuando se bailaba la yenka, que bueno, genial David este viaje con naufragio incluido, es como el Titanic pero en lugar de un iceberg, la causa del hundimiento es el baile,repito tu imaginación no tiene limites.
    Una vez instalados en la isla desierta toca leer con calma todos los relatos .
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
  21. Qué bonito homenaje a un clásico de la novela de aventuras, Robinson Crusoe, has hecho con esta entrada.
    Me dan mucha envidia los participantes de esta edición pues podrán contar sus historias alrededor de una fogata en una isla desierta, el escenario ideal para contar esas historias. Mejor imposible.
    Mucha suerte a todos los concursantes y enhorabuena a ti, David, por tan buen post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué buenos recuerdos me ha traído Robinson Crusoe! 300 años de esta novela, buen homenaje y también buena gala para los participantes aunque el crucero no haya sido del todo exitoso pero seguro que sí lo será para los participantes en la gala. Mucha suerte a todos.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Nunca me han gustado los viajes en barco, ni siquiera los cruceros de lujo, pues me mareo y temo que una tormenta inesperada nos haga naufragar. No obstante, echando mano de la imaginación, las misma que tu utilizas con tanto esmero y fortuna, no está nada mal acabar en una isla desierta y en tan grata compañía. ¿Qué me llevaría a una isla desierta? Pues a un puñado de buenos compañeros de letras con los que compartir experiencias y relatos, jeje.
    Estoy seguro que esta experiencia habrá valido la pena. Ahora toca leer y sacar conclusiones.
    Un fuerte abrazo, David.

    ResponderEliminar
  24. Buena presentación David, felicidades y mucha suerte a los participantes. Un saludo y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vicenta. Te agradezco tu apoyo constante a esta iniciativa. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  25. ¡Hola David!
    Cierto que la travesía prometía resultarnos fascinante con semejante "azafata" anunciando este crucero... Además el nombre del salón (Valparaíso) me evocaba instantes paradisíacos, con lo que bajé de tres en cuatro o más rápido aún las escaleras animadísima a probar suerte con el dichoso baile de la yenka. Pasito para la derecha y otro pasito más... Luego a la izquierda y a la izquierda... Un, dos, tres... Para volver a empezar. ¡Qué fatiga! Hasta que se fundieron los plomos y llegó el espanto (no la Panto).
    Pasamos de la gloria al infierno en cuestión de segundos, de las risas y cogorzas al más absoluto silencio... Recordando además las célebres palabras de Robinson Crusoe... Y como le ocurrió a él, lo mimo nos sucedió a todos los "locos" que nos subimos al crucero. ¡Qué pesadilla para contársela a nuestros nietos...!

    Quiero también desearles a todos los concursantes y compañeros de esta genial "travesía" mucha suerte con sus historias para el concurso.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Estrella. Ja, ja, ja... ¿estás segura de que no te encontrabas en el crucero? ¡Has clavado lo que vivimos allí. Así que siéntate junto al fuego que seguro que Robinson Crusoe nos va a relatar muchas historias... y nosotros a él también, claro. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  26. Hola, David: Como siempre, maravillada de tu ingenio y habilidad narrativa: un relato ágil, ocurrente y pleno de fantasía.
    Muchas gracias por tu trabajo; y mucha suerte para todos los que participamos (que no es poca suerte poder hacerlo).
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beba. Espero que estés disfrutando de la estancia en la isla y abrígate que refresca y vamos a pasarnos la noche leyendo relatos junto al fuego. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  27. Los que vivimos en puerto de mar sabemos y sufrimos las consecuencias del turismo de crucero tan de moda. En fin no les deseo ningún mal a los habitantes de tal medio de transporte, tampoco a sus pachangas un pelín horteras y si es para encontrarse como mi amigo Robinson, con el que tengo una deuda eterna ya que fue la primera novela que leí, mejor que mejor que den con un canto en los dientes.
    Suerte a los participantes.
    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doctor. Pues ya sabes, alquila un bote y en un plis plas te vienes a esa isla en la que compartiremos relatos y hoguera con Robinson Crusoe. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  28. De vuelta de mi viaje a París a vuelta a la normalidad. Que viaje estupendo nos preparas para esta gala entre un crucero que no llega a buen puerto. Nos acompañas con la Yenka , cuanto lo hemos bailado en tiempos pasados. Esta vez sabía que no podía sentarme en la gala con la tranquilidad que da leer junto al fuego. Yo me anticipé y fui leyendo los relatos y puntuando según mi forma de hacer. Eso si todos son estupendos y como siempre me va a costar elegir con acierto. Estar en una isla desierta leyendo los relatos me ha traído unos recuerdos de antaño cuando comencé a escribir. En este caso nos fuimos a leer relatos frente al fuego en la montaña de Amboto al lado de la cueva de Mari de la mitología vasca. En ese caso cada una leímos unos cuantos durante la noche. Sabes de antemano me gustan los cruceros, pero me da miedo pensar que algo así pueda pasar. Centrarme en que si nos encontraría de vecino en la isla a Robinson Crusoe es un acierto. Seguro que lo estáis pasando muy bien. Así que por falta de más tiempo yo ya tengo mis puntuaciones que te la voy a enviar inmediatamente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Pues quedan dos días para la gala y ya estamos mordiéndonos las uñas. Magnífica introducción, vamos a ver que nos cuenta el señor Robinson Crusoe, que después de tantos años en una isla desierta tendrá ganadas de hablar. Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
  30. Mañana estaré en la gala en primera fila.¡Suerte a todos chicos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario