CONCURSO DE RELATOS, XXVI EDICIÓN: LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE de SHIRLEY JACKSON


    El tren detuvo su marcha al llegar a la estación de la calle 125. Esa parada sacó a Shirley de la historia que estaba formando en su cabeza y la devolvió a la realidad. A su derecha, su marido permanecía impasible con la vista clavada en la novela que la semana siguiente reseñaría elegantemente en el The New Yorker.
    Se sintió tentada de preguntarle qué quería para la cena, pero ya sabía la respuesta: es tu problema. Como los niños, como las mascotas y como el resto de tareas domésticas que ya había asumido como sus obligaciones, mientras él se dedicaba a controlar lo que ella ganaba con sus relatos y, por supuesto, a flirtear con sus alumnas en el Bennington College.
    Observó con desgana por la ventana. El crepúsculo era especialmente tenebroso, horrible, tanto como el edificio alto y negro que atrajo su mirada. Se sintió estremecer. Estaba hueco como una concha, pero permanecía erguido como si se resistiera al olvido de la ruina. Como si esperara que la vida volviera a él para alimentarse de ella. Solo la puesta en marcha del tren logró separarla de aquella perturbadora visión, pero ya era tarde: el edificio se había metido en su cabeza y lo llevó con ella a casa. A sus pesadillas.
    La mañana siguiente, mientras preparaba el desayuno para su familia y para las mascotas que poblaban su casa, se decidió por escribir una carta a un amigo de la Universidad de Columbia pidiéndole que investigara sobre ese edificio. A los pocos días, el cartero llamó a la puerta con una carta. Shirley la abrió con una mano, con la otra llevaba la fregona y una nota con una idea que se le había ocurrido mientras lavaba los platos. Era la respuesta de su amigo. Al parecer le costó ubicarlo, dado que solo era visible desde un punto concreto de la estación de tren, pero finalmente logró averiguar que ese edificio se había quemado unos siete meses antes y habían muerto nueve personas. Añadía que algunos niños de la zona le dijeron que estaba embrujado.
    Shirley dejó la carta en una mesa y se encendió un cigarrillo. Decidió acompañarlo con una copa de whisky. Al poco buscó el bloc de notas y escribió: «casa encantada».

XXVI EDICIÓN: LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE de SHIRLEY JACKSON

    Esa visión despertó en Shirley el interés por las casas encantadas como personajes recurrentes en sus novelas, pero el mundo paranormal ya la había atrapado hacía años, no porque creyera en fantasmas o hubiera tenido alguna experiencia con el Más Allá, sino como una válvula de escape de una realidad en la que siempre se sintió fuera de lugar.
    Quizá por ello la mayoría de sus personajes son chicas jóvenes o de mediana edad, inseguras y acomplejadas, para quienes el mundo intangible de la magia resultaba menos perturbador que su vida cotidiana.
    Y es que, lamentablemente, Shirley Jackson nunca lo tuvo fácil en su corta vida.

LA HIJA NO DESEADA

Los años junto a su madre se habían cimentado lealmente alrededor de pequeñas culpas y pequeños reproches, un agotamiento constante y una desesperanza sin fin.
La maldición de Hill House, Shirley Jackson

    Aunque Shirley Jackson siempre afirmaría que nació en 1919 para evitar las habladurías en torno a que estaba casada con un hombre más joven que ella, la realidad es que fue en 1916. En concreto, once días antes de Navidad. Sin embargo, sus padres no percibieron el nacimiento de su primer hijo como un regalo navideño, sino todo lo contrario.
    Shirley llegó demasiado pronto para el joven matrimonio de clase media formado por Leslie y Geraldine Jackson, una pareja atractiva, estilosa, extrovertida y con unos planes de vida mucho más interesantes que cambiar los pañales a un bebé.
    Para más inri, la pequeña Shirley no heredó de sus padres ni la belleza física, ni el carácter extrovertido y fiestero. Fue una niña reservada e introvertida que prefería la soledad de su habitación donde podía leer y escribir a sus anchas, algo que su madre detestaba especialmente hasta el punto de calificar sus redacciones como basura. Imaginar a la pobre Shirley regresando a su habitación tras ese comentario desde luego que parte el corazón.
    ¿Qué podía hacer una niña como ella ante el desapego y el desprecio de sus padres? Tenía dos opciones: o intentar ser la hija modelo que ellos querían o rebelarse. Ninguna de las dos le daría la felicidad, pero Shirley optó por la rebeldía, una rebeldía diría hasta cierto punto autodestructiva. Como si avergonzar a su madre fuera más importante que ella misma. Así, sabiendo la importancia que Geraldine Jackson le daba al aspecto físico, decidió comer compulsivamente para engordar, a vestir de manera desarrapada y a recluirse aún más en sí misma.
    El traslado de la familia a Rochester no cambió nada. Tras diplomarse en la Brighton High School, Shirley ingresó con dieciocho años en la Universidad de la ciudad. No he encontrado la carrera en la que se matriculó, aunque parece ser que estaba relacionada con la escritura. El caso es que no lo pasó nada bien, los profesores criticaban sus escritos con la misma dureza que lo hiciera su madre y Shirley decidió dejar los estudios al terminar el primer año.
    Durante todo 1936 volvió al refugio de su habitación, donde se impuso la norma de escribir al menos 1.000 palabras al día. Ese año sabático pareció darle un nuevo impulso para probar fortuna en la Universidad de Siracusa donde, seguramente, pasaría la época más feliz de su vida.
    Allí encontraría no solo el primer reconocimiento a sus letras, sino que conocería el amor.
    O al menos algo parecido.

ME CASARÉ CON LA AUTORA DE ESE RELATO

Ojalá Luke me valore por lo que soy, o por lo menos que yo no me dé cuenta de que no lo hace; que él sea sabio o que yo sea ciega
La maldición de Hill House, Shirley Jackson
    Bien fuera por haber cumplido los veinte, bien por la distancia que la separaba de su tóxico hogar, Shirley pareció obligarse a ser más sociable cuando ingresó en la Universidad de Siracusa. También ayudó a su autoestima que los profesores vieran sus escritos con mejores ojos o que se involucrara en la revista literaria del campus donde publicaría su primer relato, Janice. A ese le seguirían otros que fueron muy bien acogidos, tanto que la nombraron editora de ficción de la revista de humor del campus.
    Espera, espera… ¿he escrito humor? No, no es una errata. Que Shirley fuera retraída y poco sociable no significaba que no tuviera un sentido de humor muy desarrollado. En este sentido, ¿recordáis a William Peter Blatty? Como en el caso del autor de El exorcista, el terror fue la última etapa de su carrera literaria. Antes de ella, compaginaba sus relatos fantásticos con los cuentos infantiles, el humor o incluso la poesía, género con el que consiguió su primer premio literario.
    Leyendo sobre el carácter de Shirley me vino a la cabeza la figura de Daphne du Maurier, que también fue muy suya y que, a su forma, también se rebeló contra el papel que la sociedad le tenía reservado como mujer.
    Y no queda ahí el paralelismo.
    Si recordáis la edición dedicada a Rebeca nos sorprendimos con aquel cuento de hadas en el que un apuesto caballero, al leer una de las novelas de Daphne du Maurier, cruzó toda Inglaterra para postrarse ante ella. Bueno, pues a Shirley le sucedió lo mismo, aunque en este caso el que se convertiría en su marido solo tuvo que cruzar el campus. Stanley Edgar Hyman era un joven estudiante judío que cuando leyó un relato se dijo que se casaría con la autora. El tipo en cuestión parece que era bastante apuesto y me imagino a nuestra Shirley cuando vio llegar a un desconocido con una propuesta de matrimonio bajo el brazo. Quizá, lo que de verdad la sedujo fue la sincera admiración que Hyman mostraba por su obra; o tal vez fuera que lo viera como la venganza perfecta contra su madre, algo así como echarle en cara que no solo era considerada una buena escritora, sino que la gorda y fea de su hija había conseguido conquistar a un apuesto y atractivo hombre, que, además, era judío.
    Sea como fuere, Shirley y Hyman se casaron el mismo año en el que se graduaron, 1940, y se fueron a vivir a Greenwich Village de Nueva York. Allí iniciaron ambos su carrera en el mundo de las letras. Hyman se enfocaría en el mundo de la crítica literaria y la enseñanza, mientras que Shirley intercalaba la publicación de sus relatos en periódicos como The New Republic y The New Yorker, con artículos para revistas de mujeres. Revistas que, paradójicamente, serían las que leería su madre y que trataban temas como «las tareas del hogar, la alimentación, la nutrición, el estado físico, el atractivo físico y la moda» como sería el caso de Woman’s Day, u otras para mujeres inteligentes como Mademoiselle, una revista principalmente de moda, pero que también publicaba relatos de escritores punteros como Truman Capote, Joyce Carol Oates, William Faulkner o Tennessee Williams.
    En esta época nació su primer hijo y en 1944 se añadió otro premio a su palmarés literario al ser galardonado su relato Ven a bailar conmigo a Irlanda como mejor cuento americano del año.
    Sí, la vida parecía sonreír a Shirley y ella no dudaba en restregárselo por cartas a su madre.
     Aunque fuera una mentira.

UN PUEBLO AGRADABLE Y TRANQUILO

 En 1945, su ejemplar esposo obtuvo plaza de profesor en una escuela de North Bennington, una localidad que se encuentra a unas cuatro horas en coche de Nueva York. Así que, para evitarse esas horas, la familia dejó Nueva York para afincarse en esa villa de la América profunda. Una población en la que todos eran forasteros salvo que sus abuelos hubieran nacido allí.
    La nueva, y última, casa de Shirley Jackson desde luego no era pequeña. Nada menos que contaba con ¡dieciocho habitaciones!, así que podemos imaginar cómo debió ser la mudanza y la decoración o la propia limpieza de la misma. Tareas que entraban dentro de sus responsabilidades como ama de casa, además del cuidado de sus cuatro hijos y las numerosas mascotas.


    Porque ese era el papel de Shirley en aquella relación, mientras que su amado esposo trabajaba en el colegio, controlaba las finanzas domésticas —incluidas las propias ganancias de Shirley a quien le pasaba una asignación para la casa y sus gastos— y, como no, mantenía un buen repertorio de relaciones extramaritales porque el tipo, además, no creía en la monogamia.
    ¿Cómo podría sacar tiempo para escribir? Esa bien podría ser la pregunta que se hiciera la primera noche en su nuevo hogar. Afortunadamente, lo sacó. Y ello sin descuidar ni una sola de «las tareas propias de su sexo» que se decía entonces. No solo eso, incluso supo aprovechar esa experiencia para escribir una serie de artículos humorísticos en los que relataba su día a día como ama de casa, madre, esposa, escritora y mujer de ciudad venida a una comunidad pequeña, cerrada, católica y conservadora. La acogida de esos artículos fue realmente buena en las revistas femeninas donde se granjeó un buen número de lectoras de clase media, hasta el punto que se recopilarían en 1952 bajo el título Life Among The Savages.
    Sin embargo, ese humor que trasladaba a sus artículos no se correspondía con el día a día. Por un lado, se sentía extraña en ese pueblo de apariencia perfecta, por otro se negaba a aceptar su papel en el matrimonio, pero tampoco tenía valor para mandar a Hyman a freír espárragos. Así que Shirley, optó por la táctica que ya hiciera con su madre: autodestruirse. Encontró en el alcohol la manera de controlar su ira; y en la comida y el tabaco, la manera de controlar su ansiedad. Y por si eso no fuera bastante, añadió barbitúricos y anfetaminas a ese peligroso cóctel.
    Toda una bomba de relojería para cualquier corazón.

LA MALVADA BRUJA DEL ESTE

    Para Shirley, 1948 fue un año que significó una especie de punto de no retorno a nivel narrativo, el año en el que el terror se convertiría en el único género por el que transitarían sus historias. Quizá, su mente se había cansado de camuflajes y necesitaba mirara a sus demonios directamente a los ojos.
    Prueba de ello fue su primera novela, El camino a través del muro, que publicaría ese año. Tiempo después, Shirley diría que «la primera novela de un escritor debía ser una novela en la que se vengara de sus padres». Y desde luego que lo hizo desnudando su estilo de vida basado en la superficialidad y el egoísmo, el propio de una sociedad cuya fea verdad se encontraba escondida bajo la alfombra de la perfección. En esta novela ya aparecen sus dos ingredientes principales: una protagonista joven y acomplejada y una casa embrujada.
   Para promocionarla, los editores aprovecharon el interés de Shirley por el mundo paranormal y tejieron una leyenda que la vinculaba con prácticas esotéricas como el vudú, la ouija e incluso que era experta en hechizos y encantamientos. «La señora Jackson no escribe con lápiz, sino con una escoba». Incluso Stanley Hyman, su cínico esposo, afirmaba jocosamente que se había casado con una bruja que tenía la casa llena de grimorios (libros de conjuros).
    Sin duda, ese libro debió ser impactante para todas aquellas lectoras de clase media que la conocían por sus artículos cómicos e inocentes en revistas femeninas. Por si fuera poco, ese mismo año publicaría su relato más célebre en el periódico The New Yorker, La lotería.

    Seguro que muchos lo conocéis, si no, os dejó que os ausentéis un momento de esta entrada y lo leáis AQUÍ.

    Venga, os espero.

    ¿Ya?

    Desde luego el relato fue toda una bofetada para sus acomodados lectores habituales que llenarían la redacción del periódico con cartas en las que expresaban su horror ante ese relato que sin duda estaba escrito por una simpatizante comunista que buscaba destruir el estilo de vida americano. Incluso, aprovechando la campaña de promoción de su novela, la llegaron a tildar de la malvada bruja del este.
    Shirley perdió buena parte de su público de revistas femeninas para lectores de clase media, pero ganaría a todo un regimiento de aficionados al género del terror.



LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE

O tal vez vaya simplemente a Hill House, donde me esperan y donde me darán refugio y una habitación y pensión completa y un pequeño salario simbólico por haber abandonado mis compromisos y obligaciones en la ciudad y haberme marchado a ver mundo.
La maldición de Hill House, Shirley Jackson
    En los años que siguieron, Shirley continuó siendo la ama de casa, madre, esposa resignada y escritora. También continuó escribiendo y publicando novelas, además de documentarse sobre todo lo relacionado con lo paranormal para buscar ideas que trasladar al género de terror en el que ahora escribía.
    Una lectura la interesó especialmente, Personas encantadas: la historia del Poltergeist a lo largo de los siglos, escrito por un psiquiatra e investigador paranormal llamado Nandor Fodor. En ese ensayo, Fodor sugirió que muchos de los fenómenos fantasmales que se producían en según qué casas, no tenían su origen en el Más Allá o en presencias del inframundo, sino que eran originados a partir de la propia psique de sus habitantes, como si fueran la manifestación física del subconsciente de aquellas personas que sufren algún tipo de estrés o tensión emocional desmedido.
    Desde luego, Shirley sabía mucho de estrés, tensión y ansiedad, así que esa lectura le interesó sobre manera. ¿Y si la protagonista de su siguiente novela fuera alguien capaz de eso? Por supuesto, esa historia transcurriría en una casa encantada, pero en esta ocasión la casa tenía que ser algo único y realmente especial.
    Por esa época había leído un libro An Adventure de Charlotte Anne Moberly en el que dos turistas inglesas sufrían unas apariciones fantasmales en un lugar tan espectacular como el Palacio de Versalles. A Shirley ya no le bastaba un castillo en las afueras o una mansión en ruinas. La casa de su novela tenía que ser algo realmente vivo, un personaje más. Perturbadora, capaz de sacar el verdadero horror de cualquiera: sus propios miedos y culpas.
    Así que se puso a investigar a fondo sobre casas encantadas contactando con la Society for Psichical Research. Eso la llevó al castillo Neuschwanstein en Alemania, pero, sobre todo, a una mansión ubicada en San José, California.
    La mansión Winchester.
    De nuevo, os dejo que abandonéis la entrada para conocer la fascinante historia de la casa de la heredera del creador del famoso rifle.


    Alucinante, ¿eh?
    En la novela, Shirley no dudó en mencionar estos referentes arquitectónicos. El edificio alto y negro que solo se veía en un determinado punto de la estación de tren aparece convertido en una torre que no se ve desde la ventana de su dormitorio pese a dar a la parte trasera. Hill House construida a la medida del cerebro de su creador era todo lo contrario a una casa sensata y proporcionada, una casa donde uno podría perderse como en la mansión Winchester.
    Bueno, lo que debió estremecer a Shirley, además de la locura arquitectónica que suponía esa mansión, es que fue uno de sus antepasados quien la construyó. Al menos la primera construcción de ocho habitaciones.
    Ya tenía la inspiración para su Hill House y al personaje protagonista, la joven Eleanor. La ingenua, poco agraciada, sumisa e introvertida Eleanor; la treintañera que no había podido disfrutar de una vida propia al dedicar su juventud al cuidado de su madre. Su egoísta madre. Un personaje encadenado a sus obligaciones de nacimiento que ansía su libertad, aunque ello le lleve al mismo infierno. ¿Os suena?

    La novela se publicó en 1959.

    Eleanor, la protagonista de La maldición de Hill House, lo logró en cierta medida. Pero Shirley, no. En 1965, y tras un año en el que su estado mental empeoró haciéndola incapaz de salir de casa, falleció de un ataque al corazón mientras dormía la siesta.
    El reloj de la bomba de tiempo que era su corazón terminó su cuenta atrás. El tipo que se enamoró de ella al leer su relato se volvería a casar ese mismo año con una de sus alumnas.



XXVI EDICIÓN DEL CONCURSO LITERARIO

   Los que hayáis leído Hill House habréis comprobado que no es una novela de fantasmas al estilo clásico. Es la atmósfera que logra Shirley la que poco a poco nos va consumiendo, al tiempo que la casa lo hace con su alter ego, Eleanor Vance, la protagonista y muy posiblemente la responsable de los fenómenos poltergeist que nos dejan con los pelos de punta.
    Para esta edición no vamos a pedir algo tan sutil, así que para participar bastará con una historia de fantasmas terrorífica. Almas vagabundas condenadas por la eternidad, espectros buscando justicia desde el Más Allá, o tal vez la redención... ¡Todo vale para erizarnos la piel!

Podéis usar esta imagen para acompañar al relato, si queréis

BASES DE PARTICIPACIÓN: 

Tema: Un terrorífico relato de fantasmas. 

Extensión: Máximo 900 palabras

Plazo: Del 1 al 15 de abril de 2021.

Participación: Deberéis publicarlo en vuestro blog y añadir el enlace en los comentarios de esta entrada.

Votación: Los autores participantes deberán votar siete relatos otorgando siete puntos al que más os guste; seis, al segundo; y así sucesivamente. Se enviarán por correo electrónico a eltinterodeoro@hotmail.com del 16 al 25 de abril. No enviar los votos supondrá la descalificación del relato.

Premios: El 28 de abril de 2021 se celebrará la Gala de Premios anunciando los ganadores. Los tres primeros relatos recibirán un diploma digital acreditativo del mismo. El relato ganador será dramatizado por Ramón Márquez en nuestro canal de YouTube EL TINTERO DE ORO RADIOFICCIÓN y los diez primeros relatos se incluirán en la antología anual, edición en papel, de El Tintero de Oro del año 2021.

    Todos los relatos participantes se incluirán en la revista digital EL TINTERO DE ORO MAGAZINE.

    También podéis participar de este homenaje a Shirley Jackson con una reseña de La maldición de Hill House o cualquier otro artículo relacionado con la autora. Dichos textos serán incluidos en la revista digital. Bastará con que lo publiquéis en vuestro blog entre el 1 al 15 de abril y dejéis el enlace en los comentarios de esta entrada.

    Más información AQUÍ.

RELATOS PARTICIPANTES

1. EL SECRETO DE LA CASA AL PIE DE LA COLINA, de Marta Navarro, en su blog CUENTOS VAGABUNDOS

2. CUARTO DE HOTEL, de José Casagrande, en su blog MUSEO DE LA CONFUSIÓN

3. LA CASA DEL POZO, de Ana Piera, en su blog PÍLDORAS PARA SOÑAR

4. EL BESO DE LA MUERTE de Alfredo Luqueño, en su blog MONOMANÍAS

5. EL RESPLANDOR de Mª Pilar Moreno, en su blog DEVANEOS

6. SOBRE PALMIRA de Isabel Caballero, en su blog TARA

7. VACÍOS de Carmen Ferro, en su blog CUENTOS EN EL ANDÉN

8. LE MANOIR de Yessy Kan, en su blog MANIFEST KAN

9. EL RETO de Emerencia Alabarce, en su blog VIAJE Y FOTOS

10. EL ABISMO DE LA NOCHE de Berta Font, en su blog LA HABITACIÓN DE MIMA

11. FURTA de RR Misterio, en su blog EL RINCÓN DEL MISTERIO

12. FANTASMAS DE UNA VIDA SIN MIEDO de Octavio, en su blog CUENTOS DE FOGATA

13. EL CASTILLO de Juana Medina, en su blog FICCIÓN

14. LA MANSIÓN MONROR de Ulises Castellano, en su blog BOOK TO LAND

15. ONCE de Beba Pihen, en su blog AHORA YO DIGO

16. EL PASAJERO de Paco López Castelao, en su blog CASTROARGUL

17. CASERÓN RÚSTICO DE DOS PLANTAS CON DESVÁN Y SOTANO de JM Vanjav, en su blog JM VANJAV HASTA EN 500 PALABRAS +

18. EL PANTEÓN DE LOS MONFORT de Isan Bairu, en su blog UNA CAPA DE BARNIZ

19. LA CASA DE LA SIDRA de Matilde Bello, en su blog EN VOZ BAJA

20. DE VUELTA AL PASADO de Estrella Amaranto, en su blog AMARANTO

21. EXCELSIOR de Jorge Valín, en su blog ENTRE LAS BRUMAS DE GALLAECIA

22. EL JARDÍN DE LA MUERTE de Raquel Peña, en su blog PERLAS NARRATIVAS

23. LA MEMORIA DEL NIÑO de Francisco Moroz, en su blog ABRAZO DE LIBRO

24. LA LIMPIADORA Y EL FANTASMA de Puri Otero, en su blog DULCINEA DEL ATLÁNTICO

25. MUÑECAS de Pepe de la Torre, en su blog ENTRE UNAS CUATRO ESQUINAS

26. LA PRESENCIA de Javier Rodríguez-Morán, en su blog ATV JAVIER AUTOR

27. NI OLVIDAN NI PERDONAN de Carles Leo, en su blog EL PÁRAMO DE CARLES LEO

28. LA SANGRE IMPORTA de MJRu1z, en su blog ELEEABOOKS

29. COLONIA MAYER de Mik Way. T, en su blog CUENTOS DEL CALAMAR LUNAR

OTRAS PARTICIPACIONES

1. LA LUZ REFULGENTE, relato fuera de concurso escrito por Mirna Gennaro en su blog LA ISLA DE LOS VIENTOS

2. AUDIOLIBRO de La maldición de Hill House, dramatizado por el canal TERROR Y NADA MÁS. El primer capítulo a continuación:



3. BIOGRAFÍA DE SHIRLEY JACKSON, por MJ Ru1z, en su blog ELEEABOOKS

4. RESEÑA DE LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE, por Marta Navarro, en su blog CUENTOS VAGABUNDOS

5. LA JAURÍA, relato fuera de concurso de Bruno Aguilar, en su blog MENSAJE DE ARECIBO

6. RESEÑA DE LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE, por Rosa Berros, en su blog CUÉNTAME UNA HISTORIA

7. RESEÑA DE LA MALDICIÓN DE HILL HOUSE, por MJ Ru1z, en su blog ELEEABOOKS



¡Saludos tinteros!


TE PUEDE INTERESAR:
 Si te has quedado con ganas de más solo tienes que clicar sobre las siguientes pantallas:

    

Comentarios

  1. Hola David
    No veas cómo he disfrutado con esta entrada. Primero por la historia en sí de Shirley Jackson cuya vida narras de esa forma tan bien novelada que te engancha desde el primer segundo, y luego con todas las aportaciones extras que haces.
    El texto de la Lotería me ha parecido más que ingenioso, brillante. Me he quedado muerta con el final. Alucinante. Y la dichosa caja negra me ha llevado por la calle de la amargura; he estado fantaseando con mil desenlaces, desde luego, ninguno a la altura del que escribió Jackson. Prodigioso. Fantástico relato.
    Y luego con la casa encantada de Winchester me he divertido mucho viendo el video.
    Debo reconocer que no soy muy dada a estas lecturas sobre embrujos y fantasmas, tal vez por mi escepticismo, pero reconozco que he aprendido con tu post, como con todos los que publicas, y he pasado un rato fantástico.
    Muchas gracias David por ser siempre tan creativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Matilde. La verdad es que la vida de Shirley Jackson es de esas que encogen el corazón. Hija no deseada, esposa resignada... creo que representa todas aquellas dificultades y discriminaciones de género que uno puede imaginar. Y aun así encontró su refugio en la literatura y pudo sacar una decente carrera literaria con seis novelas y cien relatos.
      Entre ellos ese La lotería que es totalmente perturbador, imagina a sus lectoras de clase media al leerlo, acostumbradas a las simpáticas crónicas de mujer multitarea. Sin duda debió ser como una bofetada a juzgar por las reacciones.
      Y la historia de la mansión Winchester no me pude resistir a incluir el vídeo, no solo porque es una inspiración para Hill House y luego porque explica de manera amena la historia de su dueña obsesionada con la muerte hasta el punto de construir "esoE. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Bueno David, pues ya tenemos curro para el mes de abril. La entrada genial, como siempre, y después de leer La lotería me han entrado unas ganas terribles de leer La maldición de Hill House (el inculto que llevo dentro desconocía a la autora).
    Pienso algo terrorífico y participo sin dudas.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bruno. Te aseguro que yo tampoco tenía mucha idea de Shirley Jackson hasta que me puse a indagar en su vida. La lotería si lo leí hace años y al releerlo me ha provocado la misma sensación perturbadora de entonces. Será un lujo contar con tu relato, aunque recuerda que en esta edición participas en modo fuera de concurso. Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  3. ¡Espectacular, David! Confieso que no soy nada aficionada a buscar la sensación del miedo en la lectura ni en las películas, pero me has provocado la curiosidad al leer esta fabulosa entrada. Y sí, "La lotería" me inspira a participar en el reto. Voy a intentarlo a ver qué consigo esta vez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen. Me alegra comprobar que La lotería os esté gustando tanto. En lo personal, reconozco que jamás he sentido miedo al leer, bueno, ni siquiera en el cine, salvo cuando vi de adolescente El exorcista y por la noche dormí con la cabeza tapada. La maldición de Hill House no es una novela que pretenda forzar esa emoción, diría que genera más desasosiego y opresión por el drama personal de Eleanor. Será genial contar con tu relato de fantasmas. Un abrazo!

      Eliminar
  4. Hola David, excelente toda la información sobre Shirley y confieso que no había leído "La Lotería" que me gustó mucho. Vamos a ponernos a pensar en un buen relato para el concurso. Disfruté muchísimo esta entrada. Gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ana. Seguro que nos traes un fantástico relato de fantasmas. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Una excelente entrada, David, para iniciarse en la narrativa de S. Jackson. Además, añades uno de los relatos que forman parte ya de la literatura de Estados Unidos como todo un clásico. Hay escritores que con su buena técnica y creatividad casi nunca se atreven a navegar sobre temas arriesgados, y son muy leídos. Sin embargo, Shirley se sumerge en el tema tabú sin excusas, y lo hace con total éxito como en su relato "La Lotería".
    Algo tendrá esta escritora cuando hasta S.King la tiene como un referente de su escritura.

    Espero poder participar con otro granito de arena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carles. Sin duda que La lotería no puede dejar indiferente. Lo más perturbador es la manera tan natural con la que Shirley es capaz de mostrar esa atrocidad, con la misma naturalidad que una sociedad sería capaz de admitir esa práctica por simple costumbre. Uno de los mejores relatos del pasado siglo.
      La verdad es que es raro encontrar un autor al que Stephen King no haya piropeado, ja, ja, ja... Aunque en este caso es de justicia. Shirley tenía voz propia y eso es un tesoro. Seguro que tu "granito de arena" será una fantástica historia. Un abrazo!

      Eliminar
  6. ¡Hola, David! Me encantó la presentación del concurso. No conocía a la autora (mi desconocimiento es alarmante), pero me ha gustado mucho el cuento "La lotería", en cierta forma me hizo recordar a Kafka cuando da vueltas sobre algo sin que no resuelva o suceda nada. No imagino la reacción de los contemporáneos de Jackson cuando se vieron reflejados en esa historia. Lo cruel que puede ser un grupo de personas cuando no se tienen otras formas de entretenerse.
    No estoy segura de querer leer la novela de terror. Si bien he escrito algo sobre el género, reconozco que soy un poco miedosa y me impresiona jaja Y Shirley parece que escribía muy bien. Ya me da cosita.
    Como habías anunciado la temática hace un par de meses, ya preparé mi relato para esta convocatoria. Entiendo que no concurso, pero igual les comparto. Espero que les guste.
    Un abrazo
    https://isladelosvientos.wordpress.com/2021/04/02/muertes-curiosas-la-luz-refulgente/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mirna. ¡Eso es ser precavida y llevar los deberes al día! Ja, ja, ja... Te agradezco muchísimo ese estupendo relato aunque no pueda participar en la modalidad de concurso en esta edición.
      En cuanto a La maldición de Hill House no es una novela de fantasmas al uso, de hecho el terror explícito apenas aparece hasta el final y de una manera muy sutil. Desde luego, la narración de Shirley está bastante alejada de las versiones cinematográficas. Así que por eso no sufras si te animas a leerla. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Otra nueva cita para la historia de este Tintero de Oro que tanto nos está dando y tan importante se está haciendo. Muy interesante el nuevo reto, como seguro lo serán sus participaciones.
    Una vez más, felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macondo. No sé si se está haciendo importante o no, en todo caso es gracias a todos los que le dais vida de lo contrario sería una página vacía. ¡A ver qué relatos nos trae esta edición! Un abrazo!

      Eliminar
  8. Si bien el libro de "La maldición de Hill House" lo dejé a medias porque no pude con él, esta entrada tuya, David, no solo me ha enganchado sino que ha conseguido inspirarme. No tenía pensado escribir nada para esta convocatoria (normalmente, con bastante antelación suelo tener escrito al menos un borrador). Si Shirley Jackson pudo hacerlo, a pesar del poco tiempo disponible, su enorme casa, su gran familia, perros, gatos, y hasta un pez de colores... puede que se me ocurra algo que no sea del todo infumable ;) pues el género de terror se me resiste.
    Un abrazo, compañeros, escriba o no, haré todo lo posible por pasar a leeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. No pude resistirme a incluir esa cita. Aunque Shirley lo cuenta con gracia y humor, desde luego que entre líneas se puede ver una realidad mucho más amarga, como en realidad fue la vida de la autora que, en cierto modo, trasladó a Hill House mediante su alter ego, Eleanor.
      Me parece que pocos géneros se te pueden resistir a ti, ja, ja, ja... Seguro que nos sorprendes. Un abrazo!

      Eliminar
  9. Ufff, creí que había más tiempo. Lo intentaré, pero no sé si llegaré al 15 de abril con la novela leída y la reseña hecha. No prometo nada, aunque empezaré... mañana. Hoy viernes santo tengo mucho rollo familiar. Espero que no me pase como a Tara y lo tenga que dejar a la mitad. No es un género que me atraiga mucho en principio.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. ¿Cómo? ¿A estas alturas sin los deberes hechos? Hum, trae la agenda que pongo una nota, ja, ja, ja... Tranquila, por supuesto que sería un lujo contar con tu visión de la novela, pero sin estrés y siempre que puedas. Aquí se viene a pasar un buen rato, sin agobios.
      Es una novela que se aparta bastante de la historia de fantasmas que podemos tener en mente. De hecho, diría, como apunto en la bio de Shirley, que en ella hay mucho de la vida personal de la autora. Las citas que acompaño adquieren un nuevo significado si las aplicamos a lo que Shirley vivió. Un abrazo!

      Eliminar
    2. Te dejo el enlace a la reseña que, definitivamente, me dio tiempo.
      http://elblogdelafabula.blogspot.com/2021/04/la-maldicion-de-hill-house-shirley.html
      Un beso.

      Eliminar
  10. Hola, David. Estupendo y completísimo recorrido por la vida de Shirley Jackson. Unas circunstancias muy duras y muy tristes que ella supo convertir en literatura. Yo no la conocía ni había leído la novela hasta ahora y me ha sorprendido mucho. No utiliza realmente ninguno de los "trucos" habituales del género de terror pero crea una atmósfera tremenda solo con algún apunte psicológico y el ritmo que consigue dar a la historia. Me ha encantado todo lo que cuentas, muy, muy interesante.

    Te dejo ya también el enlace a mi relato. Besos.

    https://cuentosvagabundos.blogspot.com/2021/04/el-secreto-de-la-casa-al-pie-de-la.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. Primero leí la novela y luego me puse a indagar sobre la vida de Shirley. Fue entonces que mucho de lo que recordaba de la lectura adquiría un nuevo significado, al punto que no pude evitar identificar a Eleanor con Shirley. Como bien has visto, se aparta totalmente de la idea de lo que podríamos pensar que es una novela de fantasmas o terror. Es esa atmósfera la que al final te termina atrapando, es el uso de la casa como un personaje más, como algo vivo y claustrofóbico. Al punto de que cuando llega la señora Montague, parece como un soplo de aire fresco.
      ¡Y la primera participante del concurso! Un abrazo

      Eliminar
  11. Excelente entrada, David, como siempre muy enriquecedora pues gracias a ellas aprendemos. No conocía a Shirley Jackson ni tampoco la novela, confieso que mis lecturas en el género de terror han sido algo más clásicas, Stephen King, Dean R. Koontz, Edgar Allan Poe... Resulta curioso observar como en muchas ocasiones, escritores con una vida desgraciada son capaces de alumbrar grandes obras literarias, quizás la sensibilidad que tienen para escribir les haga ser demasiado sensibles también a los vaivenes de la vida. Veremos si se nos ocurre algo para participar en esta edición. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge. En la entrada hay una cita que me pareció terrible por todo lo que debía significar para ella. Es cuando afirma que la primera novela de cualquier escritor debe ser una venganza contra sus padres. Algo tremendo. Tu comentario nos llevaría a otro debate clásico: ¿necesitas haberlas pasado canutas para ser un buen escritor? Desde luego hay muchos y muy buenos, pero desde que comenzamos la nueva etapa con Bram Stoker, todas las vidas de los escritores homenajeados han tenido un plus de dificultades y carestías creo que por encima de la media. Seguro que nos traes un relatazo. Un abrazo!

      Eliminar
  12. Hola David, esta nueva entrada es para leerla con calma uff cuanta información. No conocía a esta escritora y por lo que cuentas su vida no fue precisamente un camino de rosas.
    El reto es interesante, aunque no sea ese ,un tipo de literatura que me apasione, veré si me documento para poder escribir algo acorde con las reglas, la verdad es que hay poco tiempo, pero lo intentaré.
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puri. En efecto, Shirley no lo tuvo nada fácil. Parecía primero con unos padres que la hacían de menos, luego con un marido que desde luego era un prenda. Y ella teniendo que apechugar con todo, con sus obligaciones y sus problemas, sin ayuda ninguna. Aún así, en su corta vida dejó una producción muy notable. Seguro que si ves el vídeo de la mansión Winchester te viene alguna idea, ¡es una locura de mansión! Un abrazo!

      Eliminar
  13. Estimado David gracias por crear este espacio en donde muchos compartimos nuestros escritos

    Les presento mi relato

    Cuarto de Hotel.

    https://www.museodelaconfusion.com/2021/04/cuarto-de-hotel.html

    Espero les guste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, José, por participar. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
    2. Estimados, tenia bloquado los comentarios en mi blog, asi que ahora he habilitado la seccion para esta ocasion tan especial.

      Eliminar
  14. Hola, David. Fue una escritora maravillosa donde las haya, que sacaba ideas de su enorme familia y por desgracia, de su dura juventud.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rocío. Uno de sus hijos comentó que la casa estaba llena de notas por todas partes. En la nevera, en las mesas, en las sillas, en los estantes, en el espejo del lavabo... Siempre andaba con su bloc a cuestas por si en algún momento le venía la idea mientras hacía todas esas tareas mecánicas. Una escritora con todas las letras, sin duda. Un abrazo!

      Eliminar
  15. Genial, David. Como el que no quiere la cosa has realizado una estupenda bio de una escritora, que como casi todas las mujeres de su época, tuvo que saber hilar muy, muy fino para como decimos ahora conciliar su vida personal y familiar. Por otro lado, no pocos escritores afamados o no, utilizaron las drogas o el alcohol para aumentar su creatividad. Creo que esto daría para una entrada sobre escritores embriagados o colocados je, je. Respecto a la novela no dudo en que debe acercarse a la obra maestra del género pero la verdad pienso que no ha tenido demasiada fortuna en las diversas adaptaciones audiovisuales. En cualquier caso y en lineas generales me parece que el género funciona mejor con la imaginación que generan las novelas que cuando es llevado al cine. Al menos en la época actual.

    Un gran abrazo y suerte a todos los participantes en esta edición.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. Sin duda, Shirley es un ejemplo de lo que nos queda para conseguir que la igualdad legal entre hombres y mujeres se convierta en una igualdad real. Ella siempre estuvo fuera de lugar, permanentemente rechazada o apartada, como una figura decorativa horrenda que uno esconde en el comedor. Solo tuvo dos vías de escape, la literatura y las adicciones. Lamentablemente, estas se la llevaron demasiado pronto.
      En cuanto a películas, puff... no vi la primera adaptación en blanco y negro que parece la mejor. Pero es una novela complicada de llevar al cine, es más psicológica que de sustos y en pantalla el género de terror precisa de escenitas que esta novela, por ejemplo no incluye.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  16. Hola David, te dejo mi participación, saludos... https://tigrillasblog.wordpress.com/2021/04/02/la-casa-del-pozo/

    ResponderEliminar
  17. Wow, David, pedazo de entrada. Se ve que no se puede escribir sin estar condenado a una mala vida. Aunque, la verdad, la vida de Shirley se puede llevar la palma. La pobre sufrió casi todo, y aun así, no cejó en su empeño. Un ejemplo a seguir en esa faceta, aunque al final de dejó llevar por sus demonios y nos trajo lo que trajo. Me ha impactado cómo has enfocado esta entrada, desde el punto de vista de la propia autora. El resto ha sido empatía pura.
    En cuanto al relato, me pondré manos al teclado, aunque soy muy miedoso; a
    ver qué sale y a ver cuántos relatos no nos dejan dormir... XD
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe. Normalmente intento recopilar mucha información antes de redactar, no sé, creo que de esa forma me hago una idea de lo que fue esa vida y de lo que la marcó personalmente para enfocar la narración en función de ello. En este caso, sin duda que es muy difícil no empatizar con Shirley y en como intentó rebelarse contra su permanente estado de fuera de lugar. Lamentablemente, no lo consiguió. A ver cuántas pesadillas nos provoca esta edición, ja, ja, ja... Un abrazo!

      Eliminar
  18. Interesante Historia, David, de la que me ha llamado poderosamente la atención el hecho de que las mujeres somos como superhéroes, haciendo malabares a diario, para lidiar con nuestro trabajo, nuestras aficiones y las "labores propias que se nos han adjudicado a lo largo de los siglos". Difícil lo tenemos, la verdad. Supongo que de ahí derivan las múltiples adicciones de las que hablas. Mucho tiene que cambiar aún la sociedad.
    ¡Un abrazo! ¡Suerte a todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Macarena. Sin duda, Shirley es un ejemplo de ese papel que de hecho la sociedad parece reservar a la mujer en tiempos donde la desigualdad no es legal, sino social o por simple costumbre. Descubriendo su vida, me llama la atención que no sea una figura más relevante en el movimiento feminista. Ella fue muy autodestructiva siempre, sin embargo, parece que la razón de que el último año se desmadrara, fue descubrir que el capullo de su marido mantenía una relación más seria con esa alumna con la que terminó casándose. Un abrazo!

      Eliminar
  19. ¡Hola, David!

    Veo que no coges pausa, ja, ja. La lectura de esta entrada, sí que te la debo, pero quería al menos plasmar mis huellas y desearles una muy buena inspiración y producción a todos los que se atrevan a participar.

    Te dejo un fuerte abrazo David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Harolina. Ja, ja, ja... Es lo que tiene este blog, las fechas hay que cumplirlas. Aquí queda este acercamiento a Shirley Jackson para cuando tengas tiempo de acercarte a ella. Un abrazo!

      Eliminar
  20. Un abrazo fraterno David. Son tan descriptivas y amenas tus entradas que dan ganas de leer a esta escritora que desconocía, me quedé H. P. Lovecraft, Edgar Allan Poe y Maupassant para el terror. Gracias por estos espacios David, te dejo mi aportación.

    https://www.blogger.com/blog/post/edit/245011535559199644/7983187739630603017?hl=en

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alfredo. Me alegra que te haya gustado este acercamiento a una de las figuras del género de terror del s. XX. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  21. Guau, mira por donde acabo de publicar hace unas semanas un relato paranormal, que leíste David. No se si andaré muy inspirada para otro, pero lo intentaré. Te cuento, que tu presentación me ha encantado. Cuántos matices. Tu relato presentando a esta autora. Ese viaje en tren. Me agarró. Pero la cosa ha ido creciendo con la vida de esta autora y ya para remate su excentrica mansión con escaleras que no dan a ninguna parte, habitaciones en armarios, ventanas en el suelo. Es una Dalí escritora y con una cabeza para nada bien urbanizada. He flipado con lo de ir aumentando su casa para "despistar" sus fantasmas, sus miedos. Evidentemente sus narcóticos y el alcohol le hacian navegar por un mundo psicótico de lo más variopinto. Me atrapó tu trabajo hubiera seguido leyendo, viendo, es super inspirador. Graaaaaciassss. Un abrazo y también para los compañeros y compañeras. Esta edición promete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme. Desde luego que la mansión Whinchester es como para pasar la noche, ja, ja, ja... No me extraña que esa intención de despistar a los espíritus le resultara inspiradora a Shirley. Una autora que al vislumbrar un poco sobre su vida es imposible que no te toque la fibra. Eternamente desplazada, sin un lugar al que llamar hogar, para ella escribir no solo cubría una necesidad creativa, sino una necesidad vital y emocional. Su imaginación era el único lugar en el que ella era reina y señora.
      Seguro que eres capaz de invocar a otros espíritus e incluso volver a ese pueblo con otros personajes. Un abrazo!!

      Eliminar
  22. ¡Hola, David! una entrada para disfrutar leyéndola por el estilo tan fluido que empleas a pesar de la cantidad de información que nos das. El truco de las paradas me ha picado la curiosidad, pero te juro que lo que más me apetecía era seguir leyendo. ¡Vaya vida la de Shirley Jackson! Y sacó tiempo para dejarnos obras tan atrapantes con las que ha pasado a la posteridad. Solo conocía de ella el cuento de La lotería. Lo leí hace años, y me dejó tan tocada que nunca lo voy a olvidar.
    La mansión Winchester para alucinar.
    La que de verdad me ha tenido atrapada hasta el final ha sido: La maldición de Hill House. Por lo que oculta, por ese sentimiento que te sobrecoge nada más poner los pies en ella con ese ambiente tan tétrico ¡Qué sensación de angustia saber que algo terrorífico está a punto de pasar! La incertidumbre que me crean los criados por lo que callan, ellos que conocen todos los misterios que encierra la casa. Te tiene en vilo esperando, en cualquier momento, un estallido de terror. Creo que Shirley es conocedora del poder de la mente que, en según qué situaciones, nos va jugando malas pasadas y el horror de lo que esperas es más terrible que el hecho en sí.

    Te dejo mi aporte al reto:
    https://mpmoreno.blogspot.com/2021/04/el-resplandor.html

    Un abrazo.


    ResponderEliminar
  23. Gracias, Mª Pilar. Ostras, un relato titulado El resplandor en una edición dedicada a La maldición de Hill House.... Jo, no sé si me atrevo a leerlo, ja, ja, ja... Pero, como me parece que también lo opinas, que son dos novelas con muchas cosas en común. Quizá en la novela de King hay más escenas sobrenaturales, pero creo que el terror psicológico de ambas es similar.
    Bueno, los criados son la leche. Sobre todo la señora Dudley, que en todas sus intervenciones repite como una cotorra cuáles son y no son las obligaciones a las que se ha comprometido. Incluso aunque no la escuchen.
    Creo que hay mucho de Shirley en Eleanor, no sé qué te pareció. La necesidad de escapar aunque fuera al infierno, la sensación de que no ha podido vivir su propia vida, esa madre... incluso Luke, con esa confesión que recojo como cita, parece un personaje que necesitara para echarle en cara lo que no le soltó a su marido, Hyman. Una novela que te atrapa a fuego lento, como la casa, y a la que te descuidas no puedes salir de ella.
    Me alegra que la hayas disfrutado. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  24. Aunque no tenía pensado escribir esta vez, finalmente se me ocurrió algo a raíz de leer tu magnífica entrada, David. Me inspiró más la vida de la autora que la novela. No sé si es género de terror, hice lo que pude en una noche de insomnio.
    Abrazos.

    https://alzapalabra.blogspot.com/2021/04/sobre-palmira.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Ja, ja, ja... Lo importante es que te haya llegado la inspiración. Un abrazo y suerte!!

      Eliminar
  25. Genial David. Gracias por el descubrimiento. No había leído nada de la "pobre" autora y ese cuento que nos has enlazado es una pasada, te quedas con la boca abierta porque a lo largo del relato vas imaginando cualquier cosa menos ese final. Voy a buscar "la maldición..." para leerlo porque aunque ni las novelas ni las películas de terror me gustan mucho (me asustan jaja) después de tu entrada, me apetece leerla. La vida de la autora me ha parecido de lo más triste, el desapego de sus padres, su dependencia emocional con ese marido que parece bastante caradura por decirlo suavemente.
    Desde luego queda claro que cuando se quiere y se tiene ganas, se consigue el tiempo para escribir. (A ver si consigo aplicarlo ;)))
    Mucha suerte a todos los participantes y felicidades por la fantástica entada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Conxita. Conforme iba "viendo" como fue la vida de esta autora reconozco que no pude evitar empatizar con ella. Solo la imagen de que su madre menospreciara los escritos que ella le enseñara de niña me pareció una crueldad, por no hablar del papel al que se vio obligada por su "estupendísimo" esposo. Sin duda, verla en casa con su blog de notas mientras realizaba los quehaceres domésticos es algo motivador. Para ella, escribir era su única válvula de escape, al menos la menos dañina, lástima que el resto de adicciones se la llevaran tan pronto. Un abrazo!

      Eliminar
  26. Aquí dejo enlace a mi participación:
    https://cuentosenelanden.blogspot.com/2021/04/vacios.html
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola, David!
    Me parece fascinante, terrorífica y muy completa la lectura en tu entrada. Le has dado un buen repaso a todos los aspectos más relevantes de la obra, desde la ambientación a los diálogos. Me ha gustado que remarques que ante todo el terror es algo subjetivo. Siempre sere una ferviente admiradora de Shirley Jackson, es una maestra para crear mentes torturadas. 🤯 Creo que en este reto van a ver muchísimos relatos espeluznantes! Gracias a ti de nuevo, por tan frikimente creativo!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yessy. Sin duda lo fue, y creo que escribir además de una pasión le resultó una terapia. Leer la novela conforme leía sobre su vida, sin duda me hizo imposible no ver reflejada en Eleanor muchos de los tormentos psicológicos de Shirley. Una novela diferente que te va atrapando poco a poco.
      Ja, ja, ja... Creo que a estas alturas ya me conoces lo suficiente para saber que soy un friki perdido. Un abrazo!

      Eliminar
  28. Olvide dejarte mi participación: 😄https://yessykan.blogspot.com/2021/04/blog-post.html
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yessy. Ja, ja, ja... es como invitar a alguien a cenar y olvidarte de la comida. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  29. Hola David y compañeros!!! Aquí que le damos con el horror. Participo con "El reto"😱😱😱
    https://viajeyfotos.blogspot.com/2021/04/el-reto.html
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme. ¡Qué rapidez! En menos de un día te salió este El reto. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  30. Sin duda me he sentido atrapada por tu excelente compilación de notas biográficas y otras relativas a la propia obra de esta gran novelista americana especializada en el género de terror y con una vida llena de sinsabores, donde su rebeldía un tanto destructiva la permitió sobrevivir, pese al desprecio familiar y del propio marido. Como también les ha sucedido a otros artistas, dicho ostracismo social fue el mejor caldo de cultivo que inspiró al genio creador que llevaban dentro.
    El vídeo también me ha resultado muy interesante como parte de la influencia creadora de la novela que consagró a Shirley Jackson.
    Por supuesto participaré también en esta ocasión que seguro no nos permitirá dormir tranquilos con tantos sobresaltos y pesadillas...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Estrella. Sin duda que Shirley jamás lo tuvo fácil. Antes de redactar las biografías intento leer bastante documentación sobre el autor para hacerme una idea de cómo enfocarlas. En el caso de Shirley reconozco que produjo bastante tristeza. Una mujer que pareció estar siempre fuera de lugar, que siempre luchó por ser aceptada y valorada, y que pese a todo ello al final se sintió derrotada. Una escritora de pies a cabeza, ¿quién sabe cómo habría sido su obra de haber tenido una vida más amable? Me alegra que te haya gustado la entrada y, seguro, que nos ofreces una estupenda historia de fantasmas. Un abrazo!!

      Eliminar
  31. Leí dos relatos están muy buenos te mando un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, J.P. Me alegra que te gustaran esos dos relatos y te invito a leer el resto que se van sumando. Un abrazo!

      Eliminar
  32. ¡Hola!
    Como siempre una entrada increíble y curradísima. Me fascina la vida de Shirley Jackson, esa rebeldía y esa creatividad.
    Seguro que los relatos participantes son estupendos. Mucha suerte a todos y muy feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gemma. Me alegra que te haya gustado este acercamiento a la figura de Shirley Jackson. Un abrazo!

      Eliminar
  33. Fascinante y atormentada reaultó la vida de Shirley Jackson y así lo reflejó en su obra utilizada como válvula de escape de las frustraciones cotidianas.
    Muy completa e interesante como siempre, David, esta presentación.
    La escritora y su obra son ciertamente inspiradoras.
    Enhorabuena por esta nueva Edición.
    Espero estar a la altura de lasa circunstancias o, al menos, no desentonar en exceso.
    Un abrazo, David, y ánimo y suerte a todos los participantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco. Sin duda que Shirley solo tuvo a la escritura como verdadera amante fiel. Conociendo cómo fue su vida, creo que podemos conocer mejor su obra.
      Seguro que nos regalas un relatazo para esta edición. Un abrazo!

      Eliminar
  34. Hola David, dejo aquí mi relato
    https://lahabitaciondem.blogspot.com/2021/04/relato-de-fantasmas-el-abismo-de-la.html
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  35. Me gustan los fenómenos paranormales, además de este artículo que me ha descubierto una escritora de la que no tenía ni idea. Pero para fenómeno paranormal el que me ha supuesto leerte y darme cuenta de que yo, que tanto me gusta escribir humor, me acabo de "despendolar" en el blog con una historia de terror, mira tú por dónde. Algunos comentaristas al creer que participaba en el concurso me hicieron venir aquí a ver "qué pasaba".
    Mi relato no encaja en el formato porque en él no hay fantasmas y se pasa de extensión, pero sigue sorprendiéndome el paralelismo, y que conste que ni por asomo me quiero comparar con Shirley (ni de coña, vamos). Cosas veredes...
    Genial artículo, David.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paloma. ¡Y qué relato! Una gozada de historia que perfectamente podría haberse publicado en aquellas maravillosas revistas pulp de género que ojalá regresen a nuestras vidas.
      Yo también disfruto con estos fenómenos paranormales, soy muy fan de Cuarto Milenio, en TV y de programas de radio como Espacio en blanco o La rosa de los vientos. Creer no creo en ellos, pero me fascinan. Un abrazo!

      Eliminar
  36. Hola David, que gran y elocuente entrada, me deja fascinado la biografía de esta autora, no he leído nada, pero trataré de hacerlo. La loteria, que si me he parado a echarle una ojeada, me ha parecido espectacular y siniestro, Shirley Jackson una escritora de extraordinario talento, y con una vida trágica. La imagino escribiendo compulsivamente para sacar toda la amargura que debió acumular durante su vida. Será de lectura obligatoria, y creo que disfrutaré mucho con la novela. También me ha parecido genial toda la información que aportas sobre ella, el video de la casa Winchester, estremece solo con verla, y veré si llego a tiempo de escribir un relato de terror, me parece un reto complicado, pero no será por intentarlo. Un gran abrazo y felicitarte por tu extraordinario trabajo, que tanto ayuda a la hora de sacar lo mejor de uno para ponerle frente a retos de esta índole. Un abrazo y todo un lujo disfrutar de tu gran aportación. Saludos David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mik. Que la entrada te inspire para un relato es sin duda el mejor regalo para la misma. La lotería es un relato magistral y que, precisamente, se le ocurrió a Shirley mientras salía de compras con sus hijos y caminaba por las calles de ese pueblo en el que pasó los últimos años de su vida. Todos con una sonrisa, pero muy suyos. Ella siempre fue muy aficionada a los ritos antiguos y se imaginó a esos respetables vecinos realizando de la forma más natural del mundo un rito como ese. Un abrazo!

      Eliminar
  37. Bravo! Que suerte haber encontrado tu blog. Excelente nota. Todos esos detalles de esta autora. Leerte me hace pensar que no todo esta perdido en internet. Como cambian los tiempos. Ahora como papa de tres niños. Tampoco tengo tiempo para sentarme ni a leer con la tareas domesticas y el trabajo, ja. Amo esa frase "Me cuento historias todo el día". Todavía podre participar? Gracias por tremendo trabajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fernando. Me alegra que te haya gustado este acercamiento a la figura de Shirley Jackson, que desde luego es un ejemplo de que cuando se quiere no hay impedimentos que valgan. La convocatoria para participar con un relato de fantasmas está abierta hasta el día 15 de abril, ese día incluido. Saludos!

      Eliminar
  38. Lo único que conocía de esta escritora es su nombre y el título de su famosa obra, te agradezco la información que nos has proporcionado y la forma en lo que lo has hecho.
    El cuento de la lotería es inquietante y provocador. Observo rasgos que luego he encontrado en novelas de Stephen King o en películas de David Lynch, por ejemplo. Lugares apacibles y risueños en los que habita la maldad desde un fondo mítico.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doctor. Shirley fue una pionera del terror psicológico. Antes de ella, el género de terror era más explícito, ella lo llevó a otra dimensión cargando el miedo de una manera más sutil. La maldición de Hill House apenas cuenta con escenas de "terror" es la atmósfera que transmita lo que termina perturbando al lector. Quizá sea por ello que las adaptaciones cinematográficas no hayan sido demasiado fieles a la novela.
      El resplandor fue la novela que me vino a la cabeza cuando terminé La maldición de Hill House, creo que bebe mucho de esta. Un abrazo!

      Eliminar
  39. ¡Hola, David! Tan solo conocía de esta autora su famosa obra, aunque no la he leído. Así que todo lo que has contado sobre ella y los extras que has incluido me han parecido muy interesantes.
    Un extraordinario trabajo. Creo que tienes un don para esto, pues realizas artículos muy amenos de los que salgo con algo más de conocimiento.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lebasi. Bueno, no creo que tenga ningún don, lo que sí intento es empaparme de la vida del autor homenajeado para intentar vislumbrar qué fue lo importante en ella y de esa forma intentar enfocar la redacción en ese aspecto concreto, y que al escribir no sea algo demasiado impersonal al estilo wikipedia. Me alegra que te haya gustado. Un abrazo!

      Eliminar
  40. ¡Hola! Me ha parecido una entrada muy muy interesante, desde la labor de documentación para contarnos los datos biográficos de Shirley Jackson hasta el origen de La Maldición de Hill House. Por cierto, al ver el vídeo de la mansión Winchester he recordado una película de terror con ese título (creo que de 2018) y algunas escenas donde se veía la construcción constante de las nuevas habitaciones de la casa. No me extraña que una historia como esta sirviera de inspiración a la autora. También me ha gustado mucho esa reflexión de ella que has puesto sobre que, en realidad, estás escribiendo todo el día, ya que cuando te levantas del escritorio la mente sigue dando vueltas y vueltas. Una entrada muy completa. ¡Qué gran trabajo!
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, M.A. Me alegra que te haya gustado este acercamiento a la figura de Shirley Jackson. Lo que comentas de esa frase no puede ser más acertado. Ojalá tuviéramos diez horas al día para escribir. Pero uno tiene que vivir, trabajar... En mi caso, me pasa algo parecido. Mientras voy en el metro o paseo siempre ando con la historia en la cabeza, "viendo" a los personajes moviéndose en ella para que cuando al fin disponga de tiempo pueda sentarme a escribir la historia ya madurada. Un abrazo!

      Eliminar
  41. ¡Este partido lo juego en casa! Ja, ja, ja. Voy a intentarlo: https://www.elrincondelmisterio.com/2021/04/la-historia-del-furta.html

    ResponderEliminar
  42. Hola.. siempre me han gustado estas historias de casas embrujadas y fantasmas. Vi las versiones televisivas de "the haunting" y la maldicion de Hill House asi como aquellas que siguieron su linea (red rose de Stephen king p.e.) pero, para ser sincero, no sabia nada de Shirley Jackson. Comprenderán que fue sumamente instructiva esta entrada.
    No se si se adapte mucho al espiritu del concurso, pero escribí para él un relato en el que de repente no se encuentre mucho el terror fantasmal que debiera inspirar una historia de estas características. Tenía el espíritu alineado con algo un poco menos terrorifico y esto fue lo que salió.. espero que me disculpen si no asusta, pero ahi se los dejo..

    Fantasmas de una vida sin miedos.
    https://cuentosdefogata.blogspot.com/2021/04/fantasmas.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Octavio. Lo importante es que haya un fantasma en tu relato. El terror es una de esas emociones tan personales que es imposible definir que un relato sea o no sea de terror. Lo que a unos asusta a otros emociona. Me alegra que hayas descubierto a la autora de esta novela referente del género. Un abrazo y suerte!!

      Eliminar
  43. Gracias siempre por tu trabajo. Excelente entrada. Con miedo(pues de eso se trata) aquí va mi primer intento en historias de terror: https://juanamedinaficcion.blogspot.com/2021/04/el-castillo.html
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  44. Hola David, de vuelta en la entrada ya leída.

    Me pareció una increíble escritora, lidiar con tantos frentes y traumas, al mismo tiempo que escribía, es una proeza admirable, aún no hubiera sido tan talentosa. Y pensar en que además lo fue, como para que se ericen los pelos... Me pregunto si será un requisito el sufrimiento para alcanzar el éxito y la fama y llegar al clímax en cualquier tipo de arte.

    Sin dudas esta es una novela que me hubiera gustado leer en mis años mozos, donde tanto disfrutaba el terror y el suspenso, pero eso no quita que me resulte un deleite leerla ahora.

    Gracias por presentarnos a Shirley, me impresionó la manera de lidiar con sus conflictos y que teniendo coraje para mezclar tantas cosas aparentemente incompatibles, le faltara amor propio y autoestima para mandar al carajo al aprovechado marido, pero bueno, si algo le faltaba al parecer, era amor propio y autoestima, por mucho que brillaran sus obras, para ella era solo un mero desahogo, muy en el fondo de seguro creía que no merecía una vida mejor, como una mea culpa por nacer inoportunamente, se impuso un autocastigo.

    Interesante todo lo que nos cuentas. Que pases bien el fin de semana David.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Harolina. Interesante pregunta que nos lleva a algo que resulta paradójico según mi opinión. Ansiamos la Felicidad, pero ese estado de plenitud tiene la consecuencia curiosa de que no saca lo mejor de nosotros ni nos impulsa como civilización. Es el ansia perpetua de algo mejor, que diría Bécquer lo que nos hace llenar ese vacío y avanzar en las artes o las ciencias desde el inicio de nuestra especie. Sin en su momento no hubiera habido una desertización en África nuestros ancestros no hubieran tenido la necesidad de abandonar su cómoda vida en los árboles comiendo fruta.
      En la última adaptación de La máquina del Tiempo, el viajero creó una máquina del Tiempo para volver al pasado y evitar el asesinato de su prometida. Sin embargo, ni aún así lo puede evitar y él se pregunta por qué. La respuesta le vendría milenios después, cuando le mostraran que si ella no hubiera muerto, él habría guardado los planos de la misma en un cajón y jamás la habría construido. ¿Para qué si con ella ya era feliz?
      Escribimos por placer, por diversión, pero también para llenar vacíos y buscar consuelos. Y, quizá, cuantos más huecos haya más nos esmeramos en llenarlos en la ficción. Un abrazo!

      Eliminar
  45. me hace feliz saber lo bien que te va y cuanto te quieren
    saludos

    ResponderEliminar
  46. ¡Hola, David! Interesantísima escritora la de este mes. Además, el contraste entre este reto y el anterior, uno de humor y otro de terror, creo que nos puede ayudar mucho a crecer narrativamente, practicando el arte de la escritura en sus diferentes versiones. Aquí te dejo mi relato:

    https://booktoland.blogspot.com/2021/04/la-mansion-monror.html

    Un saludo y espero que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ulises. Esa es la idea, intentar "obligarnos" a tocar todos los palos narrativos para enriquecernos como creadores de historias. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  47. Hola, David. Hola, Tinteros. Va el link para mi cuento:"Once". Saludos y muchas gracias.
    https://ahorayodigo.blogspot.com/2021/04/once.html

    ResponderEliminar
  48. Hola, David.

    Aquí te mando mi relato para esta Edición.

    https://castroargul3.blogspot.com/2021/04/el-pasajero.html

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Este mes toca miedo en una tétrica casa con fantasmas, pues venga. Me he puesto las pilas de la improvisación porque la imaginación y la Musa se me fueron juntas el mes pasado de vacas y siguen sin volver; seguro que me ponen la excusa del confinamiento y tal...
    Bueno, como siempre, tu introducción es la participación cero y no por el valor, sino por ser la que nos abre la puerta al resto. Con ella he fijado los parámetros de mi relato, así que tus palabras han sido mi fuente, para estas 900 palabras que intentan destilar si no miedo si algo de inquietud:

    https://jmvanjav.wordpress.com/2021/04/11/concurso-de-relatos-xxvi-edicion-la-maldicion-de-hill-house-de-shirley-jackson/

    Saludos, David. Y como siempre buen trabajo 🥂👍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, JM. Jo, no hay mejor premio para las cosas que escribo sirvan a alguien para un relato. Así que me llevo tu comentario como un tesoro. ¡Ah! Confírmame si este es el título de tu relato. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  50. ¡Hola David! Por aquí te dejo una mini biografía —comparada con la tuya que me ha encantado— de Shirley Jackson. Estoy intentando hacerlas para todos los autores que comento aunque este año me he metido en tantos 'fregaos' que empieza a acumulárseme el chollo a tal nivel que no sé cómo voy a salir de ello. En fin, aquí queda:

    https://eleeabooks.blogspot.com/2021/04/jackson-shirley.html

    Lo cierto es que la vida de esta mujer me ha dejado bastante chocada. No me extraña que acabara escribiendo lo que escribió. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, MJ. Te agradezco muchísimo este estupendo aporte que leí el lunes y que entre esta tarde y mañana te comento como se debe. Desde luego que uno empatiza de inmediato con ella al conocer su vida y como apuntas mucha de ella se puede leer entre líneas en su obra. Un abrazo y gracias mil por el aporte!

      Eliminar
  51. Hola, David. Por los análisis que vas haciendo de las vidas y vicisitudes de los escritores, parece que todos tienen una buena pedrada que les ha hecho destacar con nota. Yo he tenido mis cosillas, pero no como para pasarlas canutas, ni estoy enganchado a ninguna droga, ni he sido hijo indeseado, ni me quiero vengar de mis padres ni de nadie, así que he llegado a la conclusión que no tengo nada que hacer en este mundo (en el de destacar en las letras). Entre tanto te envío mi enlace. Tengo que advertir que aquel cliffhander de noviembre lo he continuado ahora porque me quedé con las ganas.
    https://unacapadebarniz.blogspot.com/2021/04/el-panteon-de-los-montfort.html
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isan. Desde luego que parece que a la vista de los perfiles que vamos viendo, todos tuvieron unas circunstancias vitales un tanto extremas. Quizá Bradbury o Stoker fueron más normalitos. Esa frase de Shirley que destaco es increíble y nos puede dar una muy buena idea de cómo fue la relación con sus padres.
      ¡Qué bueno que aquella semilla te haya servido para el relato! La verdad es que de los microrretos están saliendo bastantes historias interesantes. Mirna Gennaro llegó a una historia de 16 capítulos, Matilde Bello continúa su micro de A ciegas con una historia que va camino de convertise en una novela. Sin duda esos son los premios que se lleva este blog.
      Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  52. Buenas David,
    Allá va mi aportación
    https://matildebello.com/la-casa-de-la-sidra/

    ResponderEliminar
  53. ¡Hola, David!
    Regreso con mi aporte para el concurso de este mes de acuerdo a las normas establecidas.
    Gracias a ti y a todos los compañeros por hacer posible esta nueva convocatoria. ¡Suerte a todos!
    Un abrazo.

    https://seraseras.blogspot.com/2021/04/de-vuelta-al-pasado.html

    ResponderEliminar
  54. Hola, David. Te dejo enlace a la reseña:

    https://cuentosvagabundos.blogspot.com/2021/04/la-maldicion-de-hill-house-shirley.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. Fantástica reseña que leí y que entre esta tarde y mañana te comento como se debe. Un abrazo y enésimas gracias por tus reseñas fantásticas para el concurso.

      Eliminar
  55. Hola David. Un poquito de terror en el espacio para esta nueva convocatoria.

    https://mensajedearecibo-relatos.blogspot.com/2021/04/la-jauria.html

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bruno. Te agradezco muchísimo este relato de exhibición que desde luego promete y que entre esta tarde y mañana comento como se debe. Un abrazo!!

      Eliminar
  56. Hola a todos. Os dejo el enlace de mi participación en el concurso. Abrazos.

    https://brumasdegallaecia.blogspot.com/2021/04/excelsior.html

    ResponderEliminar
  57. https://perlasnarrativas.wordpress.com/2021/04/13/el-jardin-de-la-muerte/ Saludos cordiales aquí mi participación, espero les guste.

    ResponderEliminar
  58. Buenos días a todos. Aquí os dejo mi aportación para el concurso.

    https://abrazodelibro.blogspot.com/2021/04/la-memoria-del-nino.html

    ResponderEliminar
  59. Hola David aquí te dejo mi relato para esta nueva convocatoria.

    https://puri-dulcinea.blogspot.com/2021/04/la-limpiadora-y-el-fantasma.html

    Un abrazo y gracias

    Puri

    ResponderEliminar
  60. Hola, David, ahí va mi participación para la convocatoria esta tan aterradora

    https://entreunascuatroesquinas.blogspot.com/2021/04/munecas.html

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  61. Buenas noches, David. Mi participación https://www.javierautor.com/la-presencia/

    ResponderEliminar
  62. Aquí va mi pequeña aportación en esta convocatoria de fantasmas.

    https://5f7cbeac6c84d.site123.me/blog/ni-olvidan-ni-perdonan

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  63. Aquí te dejo mi participación de esta edición:

    https://eleeabooks.blogspot.com/2021/04/la-sangre-importa-xxvi-concurso-tintero-oro.html

    Quisiera presentar también la reseña del libro pero no sé si me dará tiempo. Ya veremos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mj. ¡Ostras harías un Hat Trick! Tranquila, será fantástico leer tu reseña cuando puedas publicarla. Por otro lado, un abrazo y suerte con ese relato.

      Eliminar
    2. Oye he tenido que averiguar qué era eso del Hat Trick —el fútbol no es uno de mis hobbies ¿se nota?— y me ha encantado la explicación que he encontrado de un gol con la derecha, otro con la izquierda y el tercero con la cabeza... me ha gustado la comparación y la he visualizado y me ha parecido graciosa y de una habilidad sin límites. Al final no conseguí terminarla, cuando lo haga aviso. Un abrazo.

      Eliminar
  64. Hola David, in extremis, porque el tiempo cada vez me es más escaso, y porque decidí leer el libro de Shirley Jackson, algo absolutamente recomendable, por ello el final del relato, un pequeño y por supuesto modesto homenaje, a esta magnifica autora. Reconozco que este estilo, lo he trabajo poco, pero tu propuesta de nuevo ha logrado arrancarme de mi zona de confort, para hacer el esfuerzo de sumergirme en este género. Un gran abrazo, Saludos.

    https://cuentosdelcalamarlunar.com/2021/04/15/colonia-mayer/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mik. Me alegra que hayas disfrutado con la lectura de La maldición de Hill House y sobre todo que haya logrado inspirarte un relato. De eso se trata de obligarnos a transitar nuevos territorios que nos hagan más completos como escritor. Un abrazo y suerte!

      Eliminar
  65. Hola, ya me he leído todos los relatos participantes y estoy con la selección para las votaciones. Siempre le digo a David lo complicado que me resulta escoger solo siete, en esta ocasión la cosa casi la tendré que echar a suertes. Cualquiera, que por poco me conozca, sabe que no es peloteo y aunque suene irónico, que sí lo soy, lo digo en serio.
    Se ve que todos los que escribimos tenemos fantasmas y, simplemente con describirlos aunque el terror no sea nuestro género, sabemos plasmarlos creando inquietud y miedo a quien nos lea. Es la maldición del escritor, a mi nivel yo también me incluyo; y cuando las Musas nos abandonan, esta pesadilla crece alimentándose con nuestra sequía literaria.
    Bueno, necesitaba hacer esta reflexión, que con tantos fantasmas y pesadillas leídas durante estos días me estaba volviendo un poco más desquiciado que de costumbre. Saludos y suerte para todos, hasta la gala compañeros 🖐

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy apenas por la mitad y estoy completamente de acuerdo. Está difícil la cosa. El nivel es estratosférico y eso que algunos dicen que no es su género pero, vive Dios, que no se les ha notado.

      ¡Salud y suerte a todos!

      Eliminar
    2. Gracias, JM y MJ! Sin duda que es una fantástica edición en la que es muy posible que cada uno de los autores haya sacado de su interior algunos de esos fantasmas y miedos que inconscientemente habitan en nosotros. Escribir terror siempre es un ejercicio de exorcismo. Un abrazo!

      Eliminar
  66. Dejo aquí el link de mi reseña Sobre 'La maldición de Hill House' que no pude terminar en plazo:

    https://eleeabooks.blogspot.com/2021/03/la-maldicion-de-hill-house-shirley-jackson.html

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, MJ. Una magnífica reseña y un aporte de lujo para la edición. Un abrazo!!

      Eliminar

Publicar un comentario